criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Analespoko a poko

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 21 de Octubre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 9,220 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 58 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Anales
  Titulo:

Hola, cómo me llamo yo y mi entonces novia no tiene importancia. Lo que importa es el relato en sí. Mi ex y yo solíamos pues eso, hacer el amor como toda pareja. El misionero, ella encima mío, de lado. Luego probamos el 69 que, por cierto, nos gustaba bastante. Tras unos meses de estar juntos, le comenté lo del sexo anal. Como me supuse, me puso cara de "estás loco?". No obstante, y después de tanto insistir, se decidió y me dijo que sí. Tras embadurnarle el culo con vaselina, la penetré, tras lo cual dio un grito de dolor. Paramos. No quiso saber más nada del sexo anal. Le había dolido mucho y no estaba dispuesta a pasar por lo mismo otra vez. La cosa hubiera quedado ahí de no ser que, un par de años más tarde, los dos nos aficcionamos a ver pelis X. En una de las primeras que vimos, se veía un tio penetrando a una tia por detrás. Mi novia casi no daba crédito a lo que veia. -Uaau!!! Cómo le tiene que doler!, exclamaba. -Bueno, le dije, untando bien el agujero con lubricante y dilatandolo, se puede hacer. Lo que más bien intrigaba a mi ex no era el dolor que la actriz estuviera pasando, sino el placer cuando era penetrada. Después de ver unas cuantas pelis, en las cuales se veían cada vez más enculadas, le sugerí el volverlo a intentar, pero ella siempre me respondía que no. Aún no había olvidado la primera vez que lo hicimos. Fue tras ver una peli de casting, donde una chica era, por primera vez, petada por el culo. Al principio, la chica gritaba de dolor pero, tras trabajársela, el tio la enculaba y la chica como si nada. Eso fue lo que convenció a mi ex. Le solía decir "convierte el dolor en placer". A partir de ahí, se convirtió en nuestro mantra en lo que concernía al sexo anal. Así pues, se decidió y me dejó encularla. Al empezar, lo hacíamos con sumo cuidado. Muy pronto dejamos de utilizar la vaselina para recurrir a otros medios de lubricación. Pan comido. Ya las sesiones sexuales no se limitaban al sexo vaginal, oral. Ahora incluíamos el anal también. Qué bien nos lo pasábamos. A veces me la estaba cogiendo a cuatro patas por la vagina y, haciéndome sacar la polla de su sexo, me pedía que la penetrara por el culo. Yo, con gusto, la complacía. Una noche, estando bien calientes, le comento que podría encularla sin lubricación. - No se puede. Además, me dijo, seguro que duele un montón. -Si te duele, pues paramos, le dije. Se puso a cuatro patas y, con mucho cuidado, le fuí empujando la polla, poko a poko, por el estrecho ano, mientras le iba repitiendo "convierte el dolor en placer". Lo conseguí. Ella estaba sorprendida de que, en lugar de dolerle, le había gustado. -Así siento más cuando me enculas, me dice. Siento las palpitaciones de tu polla. No siempre lo conseguíamos pero, de vez en cuando, le enculaba sin usar ningún tipo de lubricación. Claro que tenía que estar bastante cachonda. Cuando usábamos lubricación, su culo se dilataba tanto que le daba fuerte y como si nada. Como si la estuviera cogiendo por la vagina. Es una pena, me decía, que no pueda ver lo grande que me pones el culo (debo aclarar que aún no había cámaras digitales y, por razones obvias, no sacábamos fotos con las normales). Me encantaba cuando se ponia boca arriba y se sujetaba las piernas, dejando así, su culo y vagina a mi merced. Listos los dos para ser penetrados con fuerza. Para nosotros hacer el amor implicaba sexo oral (yo a ella y ella a mí), sexo vaginal y terminar con el anal. Cuando le venía la regla hacíamos, cómo no, el sexo anal de principio a fín. De eso hace ya tiempo y, a pesar de que cada uno ha cogido diferentes caminos, aún me pongo cachondo en sólo pensar en cómo le petaba el culo a mi ex. Ex que no quería, en un principio, saber nada del sexo anal y que, poko a poko, llegó a disfrutar como una loka del mismo.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.