criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Heteropara alquilar... o para follar

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 22 de Octubre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 7,210 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 44 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Hetero
  Titulo:

Había quedado con un señor para ver el apartamento que estaba alquilando, así que a la hora pactada me presenté allí a ver el pisito. Me invitó a pasar, era un señor de unos 60 años muy amable, y dentro ya me presentó a su mujer...jooooooooo!!! cómo me puso la señora; de unos 45-50 años, muy bien llevados, pelo caoba, media melena, unos pechos enormes... con la caída natural de los años, que los hace tan deliciosos... un culo respingón, la señora me puso muy cachondo nada más verla. Pero aunque fuera así, yo estaba allí para ver el apartamento, y así fue... Al pasar el rato la señora se retiró y nos dejó solos a los dos machos... allí me preguntó el señor si me gustaba el piso, me negué, no era lo que buscaba, estreché su mano y me despedí con intención de marchar. Pero cuando me disponia a irme, me dijo 'y no te gusta nada más...?' No entendí la pregunta, y me dijo: 'mi mujer está cachonda...muy mojada'. Le gustaste, yo no puedo follarla pero me gusta ver cómo jovenes como tú la hacen disfrutar de un buen polvo... me quedé atónito... no sabía qué hacer. La señora me había puesto burro...pero !!! 'anda machote, véte al dormitorio y decide por tí mismo...' Y así fue, allí estaba ella tirada en la cama, abierta de piernas y sin bragas..., metiéndose los dedos hasta el fondo... la miré y me miró ... me miro sacándose la lengua y lamiéndose entera de gusto... en eso, oí 'fóllatela..., dále duro, campeón y déjame ver cómo te la tiras...'. Me arrojé a su entrepierna, empecé a lamer aquel coño peludito, con unos labios carnosos,... aquella rajita estaba bien mojada y mi lengua no dejaba de lamer en todas las direcciones. Empecé a meter mis dedos, a lamer sus piernas y meter mis dedos en su culo... Al momento ella me volteó, me sacó la ropa y ella hizo lo mismo... y qué visión..., pedazo par de melones,... grandes, más firmes de lo que yo supuse, sus pezones parecían mortadela y estaban duros, durísimos... eso me hizo empalmarme de una manera bestial... Ella que lo notó, bajó su lengua hasta mi polla, empezó a besar y lamerme el capullo... Después se la metió toda en la boca.., al principio la recorría despacio, luego más deprisa...., y más y más.... me quería sacar el jugo a mamadas... yo estaba que me volvía loco... Entre ese placer oí sus palabras 'Quiero que me folles, que me des duro, quiero sentir dentro de mí la polla de un joven que me romperá el coño..., por favor, jódemeeeee' me dijo, y así hice. La coloqué en misionero, abrí bien sus piernas, me coloqué y hundí mi pene erecto en su chochito.... Entré despacio, la sacaba, la metía... la sacaba y dejaba unos segundos fuera hasta que ella me agarraba de mi culo y acercaba su coño abierto, empujándome hacia su sexo... Así, poco a poco, fuí dándole más y más... empecé a moverme frenéticamente 'Dále dále, mi mujer necesita que se la follen, dále duro', oía. Chupaba sus pezones y los mordía suavemente, aunque he de decir que, en medio de aquella excitación, mis dientes dejaron huella en sus pezones... ella no parecía no gustarle el cambio... Decía que le diera más y más, que no dejara sus tetas ni un momento... Sus gemidos iban en aumento, yo estaba empapado en sudor, esperando correrme... Al momento me volteó de nuevo... Empezó a chuparme el pecho, el abdomen, las piernas y de nuevo la polla... entonces se subió encima... (allí estaba el marido mirándonos como locos, sus ojos se le salían de las cuencas...) 'Móntalo, mi amor... que vea lo buena folladora que eres..., lo que te gusta un buen rabo...). Agarró el miembro y se lo clavó, y aquel sonido desgarrador me dio tanto gusto... Se colocó al galope, y se movía... adelante y atrás, con sus manos en mi pecho, se movía saltando y saltando. A veces se salía la polla del coño y gritaba... entonces la volvía a clavar... mis manos agarraban sus tetas..., que se movían como locas en pleno apogeo de la follada... Las agarraba bien fuerte, algo que a las mujeres no les suele gustar, pero que a aquella señora le encantaba... 'Agárralas, niño, fuertes..., quiero sentir lo hombre que eres, lo fuerte que puedes apretarlas son tuyas..., dáme dáme ..., no pares de follarmeeee... Se corrió encima mía, la cabrona. Al correrse se levantó de mi polla y puso su coño en mi boca... Qué salvajada, aquello parecía un grifo abierto, me echó todos sus fluidos vaginales en la boca... Yo nunca habia hecho eso antes..., pero me puso a mil..., cachondo cachondo..., y llevé mi polla a su boca para correrme... llené su boca de toda mi leche..., qué placer..., enseguida empezó a mamarme la polla de una manera espectacular..., durísimo... Yo que empezaba a flojear..., me volvió a poner duro, duro... sus palabras me volvían loco..., y es que lo que me decía no tenía parangón... 'Tú no te vas a ir sin encularme, sin poner a tu perra a cuatro patas y follarme agarrándote de mis tetas y haciéndome gritar, y haciendo que me vuelva a correr, no no no...' Y así fue otra vez, bien duro, la volví de espaldas a mí..., metí mi falo en su vagina, empecé a follarla,... follarla como un animal, me agarré de sus tetas y me volqué sobre ella... para que me sintiera de verdad... Comenzó a gritar..., y a gemir... Yo estaba superexcitado... y empapado en sudor. Oí cómo me dijo 'Jódeme por el culo..., jódeme como una perra, tu perrita cachonda..., saqué mi polla, estaba durísima, enrojecida, las venas iban a estallar mi pene, pero mi calentura y la visión de aquel ano para mí hizo lo siguiente... apunté a su culo... 'Fóllame fóllame', me decía 'dáme por culo', me decía... y así hice. Costó que entrara en aquel agujero, pero la hundí toda..., toda entera... Ya mis movimientos no eran acordes, tan pronto rompía con movimientos explosivos como más lentos. Eso sí, sin sacarlo de su culo... poco a poco, notaba que me iba a ir..., ella que lo notó me dijo 'Quiero saborear de nuevo tu leche..., dáme más...más..., córrete en mi boca...'. Pensé 'quieres leche? tendrás leche....' Ya fue lo último..., me movía a mil x mil..., ella gritaba (allí seguía su marido mirando loco de gusto...) me voy, me voy... saqué la polla y ella vino hasta mi verga... abrió su boca para que me corriese pero yo regué su cara con mi leche..., me corrí en su frente, gritó, en sus ojos, seguía gritando como loca..., mojé su pelo, sus palabras de gusto, sus gritos de placer..., moviendo su cabeza con espasmos de placer, sus mejillas y terminé poniendo mi capullo con los restos de mi lechada en su boca... lamió y lamió hasta dejarme sin una gota... la fue dejando flácida, y aún así, seguía chupando... tuve que retirarla para que me dejara sin un motivo más que irme... Ella parecía querer más, no decía nada..., pero seguía mirándome en aquella cama, con la cara llena de leche, el coño abierto...y los ojos fuera de órbita... Chao, mi futura casera, me ha convencido el piso. Estreché la mano del señor, sus ojos decían que sí..., que su mujer estaría allí para firmar el contrato...


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.