criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > Asi soy yo....orden rutinario... caos

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 31 de Octubre del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 1,100 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 8 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Asi soy yo....
  Titulo:

ORDEN RUTINARIO, ORDEN RUTINARIO... CAOS ¡!! Se trataba de una mañana fría de febrero, la niebla se adentraba por la ventana de la habitación donde había pasado una de las noches mas cortas de mi vida; poco a poco invadía las sábanas llegando al fondo del armario, donde la ropa sufría la sensación de humedad que me contagiaría al vestirme aquellas prendas desgastadas. Se me creaba una situación cada vez mas difícil de controlar, la dificultad de movimientos, un poco mas complicada cada segundo, me ocasionaba un ágil enfado que colaboraba ayudando a las in tempestades que aquella mañana estaban dispuestas a destinarme un día regular. Intente sobreponerme ante lamentable destemple que obtuve al aventurarme abriendo aquella ventana que me había arruinado un momento delicado de mi vida. Así que sin mas dilación, cerré la puerta de la habitación invadida, y casi azarosamente mis pasos dirigían mas mi mente que mi cuerpo a disfrutar de mi tentempié que cada mañana me proporcionaba una milésima parte de la energía que era totalmente necesaria para mi. Era un acto casi reflejo y sobre todo, rutinario hasta tal punto que el hecho de que en aquel momento tan delicado pudiera observar que uno de los componentes de mi especial espacio no se encontrara en el lugar destinado para el, provocó el descuadre de todos mis sentidos y sobre todo, la desesperación mas absoluta y terrible que podía sentir al, casi no poderme creer, que uno de mis momentos mas privados, mas míos, no sería completado. Mi desesperación estaba a punto de convertirse en un terrible odio ante todo, ante la injusticia de verse mis momentos arruinados. Comenzaba a notar la inmensa rabia que atravesaba cada nervio y poro de mi tenso y helado cuerpo que iba adquiriendo una malvada fuerza, que suspiraba por vengar aquel cúmulo de desgracias; desgracias que me obligaban a ansiar por usar toda mi fuerza para luchar contra lo que hiciera falta para recuperar mis momentos y mis rutinarias y necesarias acciones que eran solo mías. Acaso no era justo defender lo que necesitaba, todo aquello que durante años me pertenecía y me acompañaba haciendo sentir sensaciones que bajo ningún motivo hubiera compartido con nadie, ni hubiera cambiado por nada. Esa fidelidad, esa constancia adquirida, ahora me renegaba dándome la espalda y regalándome tan solo el odio y la rabia que lograban convertirme en la persona mas desdichada del mundo. Quise frenar mis impulsos y pensar cautelosamente como enfrentar toda aquello, y a pesar de ser sumamente difícil controlar la ira, logré adquirir un momento de serenidad en el que decidí dar otra oportunidad a las circunstancias. Pensé que lo mejor seria dejar la casa del horror cuanto antes, y huir para no alimentar mas la rabia. Pero no fue tan fácil escapar del lugar maldito, las llaves del terrible hogar tampoco se encontraban en su debido sitio. Como podía ser posible, era extraño todo aquello, todas esas coincidencias malditas que luchaban con empeño por rematar el caos matutino; Yo no entendía por que me ocurría semejante desgracia. Después de mucho tornar en busca de la posible huída, logre traspasar la puerta del túnel del horror y me dirigí apresuradamente en busca de algún ápice de esperanzadora tranquilidad y relajo suficiente para conseguir encauzar el largo día que debería afrontar con un valor forzado y severo. Después de esas largas horas de búsqueda insaciable, hoy sigo permaneciendo con la ausencia del breve cúmulo de imprescindibles momentos que perdí en aquellos segundos caóticos que indudablemente marcaron unas mínimas pero traumáticas señales en mi trayectoria matutina; trayectoria que regían reacciones casi instintivas y rutinarias, las cuales fueron saboteadas por la ausencia del cola-cao esa mañana maldita.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.