criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Desvirgacionesla caperucita de los petalos de rosa

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 02 de Junio del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 8,663 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 52 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Desvirgaciones
  Titulo:

Serian las 6 de la tarde de un martes de carnaval, era típico dia de Febrero en Las Palmas, con una extraña sensacion de frío mientras el sol te dora la piel a medida que caminas por la calle. Me dirigia a una boutique de una zona comercial buscando todo aquello que estimaba necesario para qe la noche saliera como estaba planeado, unas barras de incieso, una bolsa e petalose rosa que ya habia encargado el dia anterior, unos aceites lubricantes que algun compañero me había recomendado y algunas otras cosas que tenía en mente. Mientras caminaba por la zona comercial pensando en todo lo que tenia que comprar no podía evitar estar alterado, habíamos trazado un minucioso plan para poder quedarnos una noche a solas y no podía estropearlo, todo debía ser...perfecto. Esa noche habíamos convencido a sus padres, ella iria a una fiesta particular de disfrazes en casa de unos amigos, y se quedaria a dormir, sin embargo, yo no podría ir, lo que disipaba toda sospecha de sexo, penetracion y lujuria de la retorcida mente de sus padres. Ellos la llevarían a la fiesta sobre las 9 de la noche mientras yo salia a dar una vuelta con mis amigos. A las 11 de la noche pasé a recogerla con un taxi y nos fuimos a casa de mi padre, donde podríamos estar tranquilos ya que esa semana él estaba de viaje de negocios. Antes de pasar a buscarla habia preparado todo para que desde que ella entrase en la casa todo fuese perfecto, cautivador y casi irreal... Estaba espectacular, llevaba un disfraz de caperuzita roja, maquillada como una niña inocente y con la mirada complice clavandose directamente en mis ojos en todo momento, no mediamos palabra, todo lo deciamos con gestos, suaves caricias, delicados besos, miradas depasion. Había encargado una cena a un restaurante cercano, habia preparado la habitacion con petalos de rosa,velas e incienso,una luz tenue y juegos de luzes y sombras que animaban el techo de la habitacion con las caprichosas formas de las lumbres de las velas. No sé si era el ambiente o si ella tambien había pensado mucho en aquella ocasion, pero al entrar en casa y con el sonido de la puerta cerrandose como pistoletazo de salida,lentamente la abraze por detras, pasando mis manos por debajo de las suyas y juntandolas de nuevo justo delante de su ombligo, con la palma de mis manos cubriendo su abdomen y presionando ligeramente para traer sus oidos cerca de mi boca y susurrarle: -He preparado una noche magica, digna de un cuento de hadas, solo deseo que tambien se digna de ti. Ella se dio la vuelta y me beso, sin decir nada dio un paso atras, se hecho las manos a la espalda de forma sugerente, y el sonido de una cremallera abriendose logro excitarme asta el punto de dejarme casi sin respiracion, inmobil, delante de ella mirandola fijamente a los ojos mientras el vestido caía. Se dscubría ante mi una caperucita roja que no creo que fuera la idea que sus creadores tuvieron de ella. Me agarró la mano y juntos subimos las escaleras hasta la habitacion, parecia conocer la casa y eso me excitaba aun mas. Al llegar a la habitacion nos besamos, apasionados besos, besos delincuentes, besos que sabían que estaban haciendo algo prohibido, insolentes besos. Caian como bombas durante un asedio, de forma indiscriminada, tanto mi cuerpo como el suyo cayeron,indefenso frente al ataque de los besos, sobre la cama. Su respiracion, entrecortada, muy cercana,susurrando soplos a mi lado, sobre mi, debajo. Mirandola debajo de mi, lentamente deje que mi lengua recorriese su cuerpo, dibujando el contorno de sus pechos, su silueta, el pezon, que se inchaba endureciendose mas y mas con cada caricia, hasta llegar a su entrepierna, separando ligeramente la ropa interior y fundiendo mi lengua en el humedo calor de sur labios exteriores y penetrando lentamente mientras deshacia el nudo lateral de las braguitas para no tener que separarme de donde estaba. Sus gemidos, timidos y entrecortados, iban cada vez a más y sus manos no dejaban de alborotarme el pelo mientas contraia violentamente en abdomen, de forma incontrolada. Aumentaba el ritmo y se volvia loca. De repente, se aleja rapidamente de mi y en un movimiento rapido me da la vuelta y sin esperar mas que lo que tardo en llegar hasta su objetivo, note ese calor en mi pene, duro como pocas veces antes y casi palpitante recibia el suave masaje de su boca a la vez que lo abrazaba con sus manos y lo acariciaba lentamente arriba y abajo. Cuando llego el momento no habian nervios, no habian dudas, ella me cogio y abriendo las piernas ante mi me guio hacia el lugar en el que tantas veces antes habia soñado estar y por fin habia llegado. Sudor, gemidos, besos, rozes, susurros al oido, un sin fin de sensaciones recorriendome el cuerpo, cansancio, placer, dolor , mas placer, miradas, sonrisas, palabras y por fin descontrol, un abrazo exageradamente fuerte de sus piernas rodeando mi espalda, sus uñas dejando marcas inequivocas de amor, sexo y lujuria en mi espalda, placer, extasis, nirvana y fin.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.