criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  criticas > Deportivashoyo 2

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 26 de Octubre del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 1,695 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 11 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: criticas > Deportivas
  Titulo:

HOYO 2 Todo estaba minuciosamente preparado para llevar a cabo uno de los torneos de golf mas esperado por los jugadores aficionados de nuestro club; se trataba de un campeonato oficial patrocinado por una empresa local encargada de la elaboración de productos para limpieza de juntas de bañeras y baldosas; La fecha del evento se trasladaba al domingo 13 de abril en el que se iban a disputar unos viajes al divertido parque de atracciones Tivolí en Marbella. Los torneos de nuestro club se caracterizaban por la excentricidad de sus anécdotas protagonizadas por nuestros peculiares y distinguidos socios; personajes que en cada competición nos deleitaban con su gran comportamiento, dándonos muestras de su refinada educación y sobre todo, de su delicada prudencia. Por lo tanto, sus discusiones de rivalidad acompañadas por comportamientos tramposos y vengativos colaboraban ambientando los polémicos campeonatos de nuestro humilde campo de golf. Ante posibles enfrentamientos, los trabajadores y organizadores de eventos, protegían su persona evadiendo toda posible responsabilidad en cuanto a resultados y problemas. También se respaldaban llevando siempre encima, mientras durara el recorrido, armas de tipo navaja, agujas... Nunca se sabía que pondría fin al día de competición; Era mejor ser precavido. Llegado el deseado trece de abril, todos los equipos estaban preparados ante el tee de salida, esperando con su prudente impaciencia a que algún encargado diera aviso del comienzo del juego. Y justo a la hora acordada, la primera bola hacía su primer recorrido protagonizando un abucheo generalizado por su fallida trayectoria ridícula, (cuestión de metros). Todo parecía ir a la perfección, los cinco primeros grupos formados por cuatro personas cumplían su tiempo estimado sin retrasar los horarios, los golpes se anotaban sin problemas en cada una de las tarjetas de recorrido... El sexto grupo calentaba movimientos con swing de prueba agresivos y dispuestos a arrasar convirtiéndose en vencedores. Cuando este sexto grupo caminaba para abandonar el hoyo 2, una bola se atrevió a rozar el tobillo de uno de los jugadores del concienciado equipo, provocando el giró violento de los cuatro rostros rabiosos dirigidos a buscar al posible culpable de semejante osadía. Dejando caer las bolsas de palos, agilizaron sus pasos para dirigirse al séptimo equipo que había comenzado el hoyo dos por detrás del grupo sexto. Pero en ese momento de rabia no fueron capaces de divisar a nadie que estuviese en el citado hoyo dos; no obstante siguieron caminando para asegurarse de quien se trataba el que había saboteado su particular disputa por la victoria. Tras haber recorrido el camino hasta el comienzo del campeonato, no lograron ver a nadie que lograra aclarar quién había ocasionado el trágico accidente. Así que no quedaba otro remedio que retomar el recorrido; volviendo al lugar del crimen descubrieron que el hoyo dos había desaparecido del campo, no existía nada que dejara la posibilidad de sospechar que allí había habido un campo de golf. El desconcierto de los cuatro jugadores era total; todo había desaparecido, todo, menos una de las puertas de la casa club que conducía al cuarto de palos donde se situaban las taquillas. Así que no quedó otra opción mas que atravesar esa única entrada en busca de “algo”. La puerta no daba lugar el mismo almacén de siempre, en su puesto habían crecido unas plantas salvajes que no dejaban ver lo que detrás de ellas podía haber. Buscando entre semejante selva, iban apareciendo las armas de defensa de los trabajadores del campo de golf; Armas que no tardaron en apropiarse los jugadores; Gracias a estos utensilios luchaban con la maleza logrando arrancar las ramas suficientes para ir abriéndose camino hacia alguna salida. Por el eterno camino iban apareciendo un montón de bolas de golf casi destrozadas, tees partidos y desgastados, hierros y maderas si cabeza y con greep descoloridos por el sol... señales de que la maleza solo tapaba la soledad del lugar, donde por arte de magia, había tragado a toda la gente que solía encontrarse en el club de golf. Nuestros protagonistas, a pesar de luchar por sobrevivir, seguían pensando en encontrar a los rivales de juego que habían interrumpido su victoria; la rabia les cegaba hasta el punto de no darse cuenta que llevaban caminando casi 6 horas, 6 largas horas en busca de algo que no existía, por que todo lo que querían ver se había esfumado.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.