criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    MI AUDITOIRIA PERVERS..
    Resident Evil 3
    SMS
    La Jubilacion
    Aún tengo esperanza.
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Voyerismoel objeto de mi puta cuñada

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 06 de Agosto del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 24,359 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 78 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Voyerismo
  Titulo:

- Te parecerá estúpido pero me gustaria preguntarte si a los tios os gusta lo mismo que le gustaba a mi novio a la hora de follar. No me creía que me hablase con palabras tan explícitas, la que parecia una mojigata. Yo me dejé llevar por la intriga que tenía. - a ver dime. - Pues mira yo a mi novio al final de la relación lo que le gustaba era que primero lo pusiese a cien, ya me entiendes, con unos besos en ciertos sitos... palabras subidas de tono.. - Si claro eso nos sigue gustando. - Tambien hacerle un pequeño striptease. Yo con ropa justada, faldita pequeña. Bailando al son de una música sensual me iva tocando mi cuerpo, me ponia encima de él que estaba sentado, me iva mobiendo contorneándome y mi quitaba la camiseta que llevaba puesta poco a poco hasta quedarme con las tetas al aire. - Si eso te aseguro que nos sigue gustando. Yo no sabia como cruzar las piernas para que nose notase el bulto que estaba provocando en mi entrepierna. - Después-siguió ella- me ponia de pié, seguia bailando y me desabrochaba la falta poco a poco tocándome los muslos por fuera y por dentro, llegando hasta donde tu ya sabes. Y al final me la quitaba y quedaba con un tanga solamente. Finalmente que era lo más le gustaba según él me ponia muy cerca de él bailando, me daba la vuelta poniéndole el culo en pompa con las piernas juntas y bien rectas, me cogia el tanga por los lados y justo en el momento preciso las abria de golpe para bajar poco a poco el tanga dejándole a la vista todo el culote y lo que se podia ver de mi chocho. Así se ponia a dos mil. Que te parece, se sincero por favor. Yo estaba flipando y por un momento no sabia que decir, mi propia cuñada me estaba explicando el sueño erótico de cualquier tio que estaba en la terraza deseaba, que semejante hembra le hiciera un striptis de esas características.Pero intenté mantener la compostura. - Pues eso mismo se puedes hacer a cualquiera y te aseguro que lo pondrás a cien, te lo aseguro. Quizás a algunos nos, perdon, les guste mas otras cosas, pero en fin. - Bueno pues mira me quitas un peso de encima. Y que es eso que os gusta que sea diferente. - No es nada diferente, es lo tipico. Un vestido ajustado y muy corto, o una falta corta y un top muy ajustado, sin sujetador por supuesto que se note los pechos, que eso nos pone a mil, ya que se nota cuando os estais poniendo cachondillas, ya me entiendes. - Ah, ya veo ya, sigue sigue. - Después unas medias negras y unos zapato de tacon bien alto de esos de aguja que estilizan las piernas y todavía se os ven mas bonitas. Eso es lo que nos pone a mil o almenos a mi es como me ponen las tias, si me cruzo con alguna así por la calle no paro de mirarla. - Jeje, ya entiendo. Te puedo pedir un favor. - A ver, pues claro. - Yo no suelo vestirme así como tu dices y no se si me quedaria bien o que. Así que te importaria darme tu opinión de cómo me quedaria si me probara algo así contigo? - Pero si tu no tienes ropa de esa. - Algo tengo, espera. Yo estaba flipando. No se le ocurriría a mi cuñada aparecer con semejante vestimenta que le acabo de describir delante mio?.Esperé, debo reconocer con ansia. Después de un rato apareció en la habitación, me quedé sin habla. - donde has encontrado esa ropa y esos zapatos. - La falta y la camiseta son mios y los zapatos de mi madre de salir, medias no he encontrado pero creo que da igual para que des tu opinión. La descripción es la siguiente: camiseta amarilla que le iba pequeña como dos tallas menos, se notaba que era de cuando era mas joven, no llevaba sujetador y se le veian unas tetas de tamaño idela y redonditas, perfectas. La falta era de pana muy corta y en los pies unos zapatos de esos de taconde 12 cms cubiertos de charol, como de recepcionista pero muy altos, las piernas se le veian preciosas. Se empezó a pasear por la habitación caminando no con mucha dificultad encima de esos taconazos. - que guapa estás, si no fueses mi cuñada te tiraba al suelo y hacia una locura contigo. - A si?. Veo que te gusta. Se sento en el borde de la cama con las piernas semiabiertas y apoyada con las manos detrás, podi aver todas sus piernas hasta las nalgas y los pechos bien marcados en la camisetita que me llevaba. Me estaba poniendo cachondo la muy guarra, que pretendia. - así que con esto crees que tendría el cielo ganado con los hombra- decía mientras cruzaba las peirna s y se empezaba a tocar una desde la rocdilla hasta las nalgas. - Te puedo asegurar que si lidia, perdona pero estas buenísima. - Me halagas cuñado, que bueno eres. Bueno a ver si me has arreglado ya el ordenador. Se levanta de la cama y se sienta en la silla de delante del ordenador. Pone recta la espalda y empieza a tocar las teclas y el raton, tenia las tetas salidísimas debido a la camiseta, las piernas las tenia un poco abiertas, le podia ver todo el muslamen por el lateral y por encima. Me estaba provocando, o al menos era lo que a mi me parecía. No pude resistir mas y me lancé. Me puse detrás de ella y empecé a tocarle el cuello y por encima de las tetas - Pero que haces?- replicó ella quitándome la mano de encima. - Hombre mujer me parece que te me estas insinuando un poco no crees. - De eso nada monada. - Venga no me vengas con esas- le contesto yo mientras le empiezo a tocar la nuca y el pelo. - Quita imbécil que te equivocas. - Pero que dices mira como me has puesto con tus movimientos, que te crees que soy de piedra o que?- mientras le decia esto me apreté el paquete enseñando el bulto que provocaba mi polla en el pantalón. - Ay dios mio si estas empalmado del todo - Pues claro que si o que te pensabas. - Pues vas y te haces una paja. - Si a tu salud si te parece - Que guarro eres, eres un cerdo. - Mira me la voy a menear aquí delante de ti a ver si así te animas también. - Venga no seas cerdo. Pero no hice caso a sus palabras y la mantuve sentada en la silla agarada por la nuca obligando a que me mirase mientras me iba desbrochando en pantalón con la otra mano, me los bajé y saqué mi cipote de totalmente empalmado, y empecé a meneármelo poco a poco. - Mira cuñada como la tengo, de verdad no quieres un poco? - No Pepe en serio déjame, no queria provocar esto, en serio solo te queria enseñar lo que sabia hacer para ver si te gusta y así hacérselo a los demás- decia mientras forcejeaba para intentarse escapar. - Pues mira lo que has conseguido estoy tan empalmado que me duele, no lo ves, y ahora que hago yo teniendo delante tal preciosidad como tu y que se mueve de esa manera como lo has hecho. - Perdona Pepe, pero no sigas va, suéltame que me haces daño. - Si solo quiero un poquito de tu cariño mujer que no va a ser nada. - Me haces daño, suéltame. - Venga solo un poquito la levanto y la pongo contra la pared cogiendo los brazos desde atrás, ella esta casi temblando y con los ojos húmedos. Yo estoy sediento de follarme a mi cuñada que ganas tengo con lo buena que está y con esa ropita y esos taconcitos que me ponen cachondísimo. - Vamos Lidia si solo va ser quitarme la hichazon que tengo entre las piernas, solo un poquito te lo prometo. - Que vas a hacer, no intentes nada conmigo pepe que no tengo ganas y ademas estás casado con mi hermana. Entonces le sujeto las manos por las muñecas con una sola mano, ya casi ni forcejea, se da cuenta que es inútil, solo le queda la palabra - No por favor pepe perdona no lo vuelvo a hacer y me quito esta ropa, te lo prometo. - Ya verás si será solo un momento mujer y tu también vas a disfrutar hombre. - No, yo no quiero hacer nada. Mientras me dice eso le subo la minifalda un poquito, a medio culito y le empiezo a bajar las braguitas poco a poco. - No pepe por favor, no- decia ya con los ojos llorosos y medio sollozando, pidiendo con pena que la dejase en paz. - Ahora no te puedo dejar mujer, con lo rica que estás y lo excitado que voy yo no puedo dejar esta oportunidad verás que bien te trato mujer, ya me lo dirás después. bajo las caderas y deslizo mi polla entre sus piernas para rozarme con su coño que está todavía sequito. Empiezo a frotar mi polla entre sus piernas mientras le cojo los antebrazos otra ves con las dos manos. Ella está tiesa, tensa, erguida, con las piernas cerradas. Yo voy deslizando mi miembro entre sus piernas rozándome en su chocho tan rico. - Eres un cerdo, cabrón. No puedo creer lo que me estás haciendo, me estas violando desgraciado. El tono de voz le ha cambiado a una afirmación mas seria, ya no solloza ni tiembla, se ha puesto muy seria, no tiene los brazos tan tensos. Yo continuo frotando por debajo sacando mi punta por delante de sus nalgas. - Ufffff que coñito tan rico tienes lidia, es que está tan buenita que uno no se puede resistir, aaaaaah.- sigo frotando poco a poco disfrutando del roce que produce su coñito bien cuidadito y trasquilado que gasta la linda de mi cuñada. - Venga cabrón correte ya y acaba de una vez- dice mientras mira hacia abajo como se asoma mi cipote entre sus piernas. - Un poquito mas mujer, un poquito de paciencia. - Venga que me duele un poco el roce de la piel tan seca, acaba ya. La voz ya es de tranquilidad y de resignación, espera por que yo acabe así, pero yo no estoy dispuesto a quedarme solo con eso, voy al máximo aunque no tenga todo su consentimiento. - Si te duele deberías separar un poco las piernas para que no roce tanto. - Tu lo que eres es un cerdo y te crees que me voy a dejar aprovechar, venga y acaba ya cabrón. Y sigo frotando poco a poco, entro y salgo varias veces entre las piernas cuando ella de repende como si se lo hubiese pensado empieza a aflojarlas y a separarse un poquito. Ahora mi glande ya puede rozar los labios interiores de su coñito dtan delicioso. - Así lidia, lo ves? Como ahora no te duele tanto. Esta parte del chochito no la tiene tan seca, está un poco húmeda y permiete una mejor fricción es super placentero. - Oooooooh lidia que rico tienes el coñito, ves como así es mas rico. Ella no dice nada pero cada vez respira mas pausado y mas ondo. - Va, ya, ya está, déjalo ya pepe- dice ella con una voz mas suabe y bajita. Se nota que le está empezando a entrar un gustito que está disfrutando poco a poco. Su coñito cada vez lo noto más húmedo. - Que rico cuñadita me encanta que te estés excitando, uuuuf que rico tienes el chochito. Te gustaria que te lo comiese un poquito, eh? - Pero que dices acaba de una puta vez cabrón, me estoy portando bien, no? - Por eso, te mereces lo mejor.Y lo mejor es lo que se que te gusta. Así la cojo de los brazos y la tumbo en la cama. - Ahora estate quietecita Sin soltarla de atrás la siento en el borde y empiezo a arrodillarme delante de ella. - No pepe por favor, no lo hagas- me dice con voz seria pero para mi poco convincente, se que se ha excitado, esto va bien y con la comida de coño va a ser mia. - Ssshhhh, silencio. Deprisa meto mis brazos debajo de sus piernas y amorro mi cabeza por debajo de sus braguitas. Empiezo a lamer el interior de sus muslos, que bien saben, que bien huele mi cuñada. - No sigas, por favor, no sigas. Le paso un lengüetazo por el chocho; ella no dice nada; le paso otro y le miro a los ojos, ella me observa con cara impasible. No intenta moverse aunque la tenga cogida solo por las peirnas y no muy fuerte. Empizo a lamerle el chocho por los labios exteriores y deslizo la punta de la lengua por dentro del coñito tan rico que tiene; que delicia de chochito, está tan rica. Empiezo a comer con delicadeza, disfrutando y esperando de hacerla disfrutar, ella no dice nada, mas empieza a respirar mas fuerte. - Déjame por favor, venga que te hago una paja va, pero déjame por favor, ya está bien, no sigas. - Pero si es lo que te mereces guapísima. Y sigo comiendo el chocho de ella que cada vez está mas mojado y dilatado. Ya deja de apretar con las piernas, se echa para atrás apoyando los codos en la cama y respirando hondo y pausado. - Pero que me haces cabrón, déjame ya- dice mientras medio jadea. Yo imprimo un ritmo mas rápido a mis lenguetazos que quiero que lleguen al clítoris deseado por mi pero no está suficiente mente abierta para llegar, así que voy lamiendo, sorviendo los jugos que va soltando. Ella ya empieza a gemir timidamente y se va soltando de las piernas, se va abriendo mientras gime cada vez mas alto. - Eres un cabrón, como me has puesto, te has salido con la tuya, cabronazo. - Ahora vamos a otra cosa.- digo mientras me separo de su chochito, tengo ganas de follármelo así que hago como para incorporarme. - Que haces cabrón ahora no me dejes así, pepe, comeme el coño que me muero de gusto cabronazo, venga córreme. Me coje de los pelos y me aprieta hacia su entrepierna .Se incorpora y se empieza a bajar las bragas hasta quitarsenas y se abre completamente de piernas dejando su coño totalmente abierto; y yo empiezo a lametear ese clitoris ya hichadito que tanto deseo. - Que rico chocho tienes cuñadita, mmmmm, que rico está. - Vamos comeme, comeme, correme Está totalmente excitada y con ganas de correrse, yo me concentro en su clítoris tan rico y le voy metiendo cada vez lenguetazos mas fuertes, acompaño con un dedito que meto un poquito en su chochete, como está lubricando la cabrona está a1000. - Venga pepe no pares come, come. Arquea su cuerpo levantado las piernas dobladas a la vez dándome todo su chocho para mi - Venga, vamos que ya voy, que voy, sigue, sigueeeeee, aaaaaaaaaaaaah. Me coje la cabeza y me la aprieta fuerte. - Así córreme, aaaaaaaaaaah Como se mueve, como mueve sus caderas a ala vez que aprieta mi cabeza con sus manos apretando mi lengua en su clítoris buscando el máximo placer, meuda corrida se está dando, la que no queria. - Aaaaaaaaaah, aaaaaaaaah. Acaba de correrse y se queda exhausta respirando fuerte totalmente estirada en la cama, jadea mientras su chochito palpita en mi boca dejando caer flujos, empapándome la barbilla y los labios de dulce néctar. - Que maravilla, cabrón, menuda comida de coño que me has hecho cabrón. - Has visto como sabia que te iva a gustar. - Eres un cabronazo, me has hecho correrme sin yo quererlo. - Pues menos mal que no querias. Venga que ahora me toca a mi. - Vale te hago un paja y te corres, y aquí no ha pasado nada, ok? - De eso nada monada, quiero que me la comas enterita. - Que dices, estas loco no te la pienso comer. - Creo que no es justo. Venga- La cojo por la nuca y arrimo mi polla a su boca. Me acabo de quitar los pantalones para estar mas a gusto. - No eso no, tu lo has hecho porque has querido, yo no quiero comerte nada, eres mi cuñado, no puedo. - Ya verás como si que puedes La cojo bien por la nuca. - Vale pero solo un poquito, de acuerdo. - Vale va. Así que empieza a comerse un poquito la punta de mi miembro. Yo suelto la nuca y empiezo a difrutar dela mamadita que me esta haciendo mientras sigue cojiendo con lamano mi polla y la menea poco a poco. Me pasa la lengua por los laterales y se mete la puntita. Está con la falda subida, con el chocho bien abierto y las piernas estirada, cosa que aprovecho yo para empezar a masajear de nuevo ese chochico que me quiere follar. - Un poquito más y vale, deacuerdo? - Lo que tu digas lidia. Su voz se ha adulzado y se va animando con la comida, seguro que es porque al tocarle el coñito se va excitando más, se va perdiendo. Cada vez mueve mas rapido la mano y come un poquito mas que la puntita de mi miembro que se va poniendo cada vez mas duro. - Que boca mas rica tienes cuñadita, que bien lo haces. - Mmmmmm, no esta mal tu pollita cuñado.- que cabrona como se va excitando con la sobada de coño que le estoy propinando. Sí vamos unos cinco minutos mas cuando ya noto que se va abriendo mas de piernas, está poniéndose a tono otra vez y yo lo noto en mi polla - Vamos lidia cómemela entera. - Si, la quieres entera. - Oh si venga. - Que mala me pones pepe, como me tienes cabrón. Para la mano de menear y empieza a introducirse la polla poco a poco en la boca, se la mete hasta la mitad. - Venga cuñada enterita a ver si puedes. - Vaya si me la voy a comer entera cabrón, que cachonda me pones, no me lo puedo resistir - Vamos- la cojo por la nuca y la aprieto hasta que noto su garganta en mi punta, ella se la saca derpisa escupiendo y tosiendo - Cabrón que me ahogas. - Jeje que bien comes pollas no lo sabia yo esto - Vaya, yo tampoco, pero es que me tienes mojadita- dice ella mientras coje la polla otra vez y se la va introduciendo en la boca esta vez sin mi ayuda casi llega al final. - Joder pepe que polla tan rica tienes cabron, me la voy a comer enterita. - Oh si cuñada cómemela entera va, si es toda para ti. - Mmmmmm, que rica que sabe cuñadiro mio, que buena está - Oh si lidia come, come hasta que me corra. Me va comiendo el cipote ensalivándola enterita, relamiéndose mientras con una mano me la sigue meneando, que rico, me quiero correr, y lo quiero hacer en su boquita tan dulce que me está haciendo gozar. - sigue lidia no pares, no pares.- veo que me voy a correr y me cojo mi miembro y empiezo a meneármela en frente de su boca, cojo a mi cuñada por los pelos de la nuca para que no se mueva. - Oh , me viene, abre esa boquita bonita.- digo mientras suspiro. - No en la boca no que me da asco. - Venga abrela de una vez cabrona que quiero ver como te la comes - No no. - Venga ábrela, aaaaaaaaaaaah-empiezo a correrme con una intensidad y gusto increíbles pero ella no abre la boca y le cae la leche en la cara, labios y pechos. - Que guarra eres lidia porque no has abierto la boca - Que cerdo eres cabrón me has puesto perdida, que creias que me iba a comer tu semen o que. - Yo creo que lo estabas deseando. - Pues te equivocas de todas todas, cabrón mirame. - Y estas preciosa con esa leche en tu carita, que morbo me das cabrona. Se levanta y coge unos pañuelos de papel que tiene en su habitación y se va limpiando la cara y los pechos. Estaba de espaldas y tenia una vision increíble de su traseso con esas piernas tan largas, controneadas y estilizadas por esos zapatos de tacon alto tan bonitos, que maravilla, habia encontrado la putita que queria para mi y no estaba dispuesto a dejarla escapar. - creo que lo has hecho a propósito esto, lo que no sabias como pedirlo. - Te has aprovechado que hace mucho que no estoy con nadie, soy una presa facil. - Eso,eso, veo que me lo has puesto no muy difícil. - Cuando quieras ya sabes donde estoy y lo que opino de tu cuerpo. Me miró y no dijo nada.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.