criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Fantasia Generalel fantasma del ventilador

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 23 de Abril del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,278 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 15 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Fantasia General
  Titulo:

CONSTANZA! Se la escuchaba gritar a mamá desde su cuarto, ya no soportaba tener que estar a su disposición. Yo sabía lo que ella necesitaba, que le prendiera el odioso ventilador de su cuarto; que en esos momentos estaba muy alto, inalcanzable para ella. Diariamente, solo en verano tenía que subir a encenderle su ventilador. Hasta que un día, solas con la limpieza de la casa no podíamos, entonces mamá contrato a una señora para que esté encargada de la limpieza y el orden. Como papá vivía en el campo; mensualmente nos mandaba dinero para los gastos de cada día; con una parte de esa plata le pagábamos a esta señora. Por fin alguien hacia ese deber en cuenta mía. Aunque yo que siempre la observaba en lo que estaba haciendo, nunca veía que encendiera el ventilador de mi madre. Hasta que un día la curiosidad me venció y me dirigí hacia ella: - ¿Tú le prendes diariamente el ventilador a mi madre? - No - respondió Marta; que con un abrir y cerrar de ojos, corrió su mirada de mi. - ¿Quien entonces se lo prende, si no eres tú? - No lo sé. Se la notaba un tanto fría con migo, pero sin dar explicaciones me evitaba la mirada. Esta vez me dirigí a mamá y le dije: - Madre, ¿porque ya no me pides que encienda el ventilador? ¿Quién lo hace por mi? - ¿Pero que no eres tú quien lo prende? Estos últimos días sin necesidad de pedírtelo, tú lo hacías antes de que yo te lo ordenara. - No, madre, yo no soy quien te lo prende. - entonces ¿quién lo hace en tu lugar? Ninguna de las tres tenía una explicación; por lo tanto decidí que ese día espiaría a aquella persona u otra cosa que encendiera el ventilador en la habitación de mi madre. Ese día se me hizo muy largo, porque en cada segundo que pasaba no veía nada extraño. Aproximadamente, después de unas cinco horas, la ventana se abrió con un fuerte viento y encendió el ventilador. Corrí rápidamente a avisarle a mamá, aunque al regresar este estaba apagado. Al día siguiente, volví a espiar la habitación de mamá; pero esta vez, se des tendió la cama y con la sábana blanca se formó algo nunca visto. Los típicos fantasmas de cuentos con una sábana que los cubría y ojos agujereados, existían. Yo lo había comprobado con mis propios ojos; algo increíble. Ni Marta ni mamá me creían. Aunque diariamente pasaba lo mismo, un día lograron verlo. Desde ese momento, el “fantasma” nunca volvió a aparecer por casa. Marta cada día era como una integrante más en la familia. Finalmente, yo creía que ella siempre había sido la causante de este hecho increíble, del fantasma; porque desde su llegada a casa esto había empezado a ocurrir. Ella se fue convirtiendo como en mi hermana; cada día la quería más y más. La que prendía desde esos momentos el ventilador de mi madre, era Marta; mientras que yo, echada en el sillón. FIN


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.