criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Transexualesdeissy y jennifer: las bien dotadas

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 22 de Septiembre del 2006

Desde entonces este relato ha sido leido 7,397 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 58 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Transexuales
  Titulo:

Muchos pensaran que el hecho de acostarse con hombres y disfrutar de los placeres que brinda el ano es cuestión de maricas, pero no, es pura cuestión de placer y de disfrutar explorando cada rincón del cuerpo humano. Les aseguro que la gran mayoría de los hombres no se ha detenido ni siquiera a imaginarse como será un orgasmo teniendo una verga metida entre el culo o ano. Pues yo me atrevo a decirles que se están perdiendo de un placer inigualable, se los digo con conocimiento de causa por que a pesar de gustarme muchísimo las mujeres y ojala de pechos y caderas grandes, no puedo negar mi natural admiración y veneración por las vergas grandes y gruesas. Esa admiración surgió de ver muy a menudo películas porno y observar como las actrices se dedicaban a mamar los enormes toletes de sus compañeros de escena y fue así como aprendí a mamar vergas, viendo, de modo que el día que por fortuna se me presento la oportunidad de practicar lo que había aprendido en teoría no la desaproveche y al parecer, por la cara de satisfacción de mi pareja en ese momento no lo estaba haciendo nada mal, me acuerdo que era un hombre de mediana estatura, trigueño y con un buen tolete. Llegamos a mi apartamento y debo confesar que estaba un poco nervioso por que era la primera vez que iba a estar con hombre y por ende me iba a desvirgar la boca y el ano. Eso si íbamos a lo que íbamos o sea a tener sexo oral y anal, nos desvestimos y comenzamos a tocarnos y a bazuquearnos todo el cuerpo, primero el me recorrió todo el cuerpo a punta de besos y lengüetazos y fue el quien descubrió mi punto G que queda después del ano y antes del escroto, cuando llego a este punto me sentí morir del placer y le pedí que por favor me lamiera un poco mas, debo confesar que ese instante fue uno de los placenteros de toda mi vida. Despues me toco a mi y como yo estaba habido de practicar lo aprendido en teoría me dedique a mamarle la verga tratando de devolverle los placeres recibidos y con creces, lo mas rico de todo fue cuando con mi lengua recorrí toda esa rica larga y gruesa verga, me dedique a masajearla lo mas delicadamente posible en medio de mi excitación, no se imaginan el grado de satisfacción que sentí al haber logrado cumplir con esta anhelo, con este deseo que tenia reprimido desde hacia mucho tiempo y que no estaba dispuesto a seguir con la duda de saber a que sabia una verga. Cuando procedimos a seguir con el festín, me pregunto que donde y como había desarrollado esa habilidad de mamar vergas tan bien y que cuanto tiempo llevaba haciéndolo, cuado le conté que esa era la primera vez que lo hacia, quedo asombrado y me dijo que nuca había visto ni sentido a nadie hacerlo tan bien. Dejamos de hablar y volvimos a la acción, me puse en cuatro y el procedió a clavarme esa dura y gruesa palanca en el ano, al principio fue duro y me dolió mucho pues era la primera vez que me penetraban; esa fue la desvirgada de mi culito. Después del intenso ardor que me produjo la penetración de la cabeza de su pene, tome aire y me relaje distendí mi esfínter anal y el procedió a meterne la totalidad de su vergota, primero suave y lentamente y después de unos minutos lo fue haciendo con mas fuerza y rapidez, lo que desencadeno en mi unos inmensos ríos de placer hasta ese momento desconocidos. Así pasamos unos 45 minutos y fue a la hora de venirme, cuando sentí el placer máximo, el me tenia clavado y yo explote, mi leche subió y corrió a la largo de mi pene, mi cuerpo se contorsionaba y mi culito se agrandaba y se estrechaba mientras duraba mi orgasmo, esto hizo que el se excitara muchísimo y no tardo mucho en acompañarme en ese río de lujuria y sexo. Sentí como su verga se hinchaba y los ríos de leche corrían con fuerza y se depositaban en mi sediento , lujurioso y arrecho culo. Pero la vez que mas placer sentí fue cuando tuve frete a mi la verga larga y gruesa de una travestí llamada Deissy, una travestí negra con una verga bellísima, esa si era una verdadera maravilla, media en reposo unos 25 cm, me acuerdo tanto que cuando se desvistió y dejo al aire semejante vergota se me hizo agua la boca, primero nos dimos un beso en la boca y casi por inercia mi mano tomo la enorme porción de carne flácida y comencé a frotarla suavemente, pues no quería que se endureciera fuera de mi boca cuando la lleve a mi boca, no se como pero logre metermela todita, pero a medida que iba creciendo se me hacia mas difícil tragármela toda, fue tanto el placer que sintió Deissy, que hubo un momento que tomo mi cabeza con fuerza y empujo su vergota dentro de mi boca, casi me ahogo y con todo y eso no logro metermela toda , es que era verdaderamente larga y gruesa, yo le calculo que media en completa erección unos 30 a 32 cm. Le mame la verga por cerca de unos 20 minutos, aquello era una delicia, un manjar de dioses, estábamos en esas cuando de repente llego JENNIFER, otra travestí negra, amiga de Deissy, una travestí de cerca de 1.90 m de estatura, nos presento y al vernos desnudos no tardo en comprender lo que estaba pasando y acto seguido y sin decir mayor cosa se desvistió y cuan agradable sorpresa me lleve, al ver que al retirarse el panty de encaje que llevaba puesto dejo al aire una tremenda polla de unos 30 cm en reposo a la cual me le pegue a mamar como ternero huérfano, con las habilidades y destrezas desarrolladas por mi boca y mi lengua esta no tardo en ponerse a tono con la situación, una vez excitada aquella masa flácida se transformo en una dura y gruesa verga que yo lamía como si fuera helado de chocolate y hay si que comenzó el festín. Mientras yo en cuatro patas, lamía la vergota de Jennifer, Deissy se había colocado detrás de mi, me tomo por la cintura, de un golpe suave pero firme introdujo su verga en mis entrañas y empezó a menearse con movimientos rítmicos de un lado a otro y de adelante hacia atrás y hay si no tuvo excusa para no meterme toda esa larga y gruesa vergota entre el culo, mientras yo le mamaba la vergota a Jennifer, esta en un gesto de agradecimiento por todo el placer que yo le estaba brindando, se deslizo boca arriba y con su cabeza en dirección a mi verga que estaba un poco excitada, y comenzamos a hacer un espectacular 69, mientras Deissy se deleitaba dándome clavo venteado, cambiamos varias veces de posición, pero yo siempre era el que quedaba con una verga en el culo, hasta que Jennifer me dijo que a ella le gustaría sentir mi verga en su culo a lo que yo no me opuse, se puso en cuatro y yo de pie y con las piernas abiertas procedí a clavarla por el culo, Deissy que estaba un poco retirada haciéndose la paja para que no se relajara mucho el pene, me vio en esa posición y se paro detrás mío y tomándome por la cintura me volvió nuevamente a clavar esa dura y larga estaca, dándonos clavo en esta posición duramos un buen rato y al cabo de unos 20 minutos yo estaba a punto de venirme, Deissy muy atenta a todos mis movimientos, detrás mío me susurro, espérame y nos venimos los dos, baje el ritmo de mis movimientos mientras ella acelero los suyos, y yo sentía como su vergota entraba y salía constante y velozmente de mi culo cuado estuvo a punto de venirse me aviso y yo reanude mis movimientos, me acuerdo que a la hora de venirnos ella y yo, todo fue un mar de leche y placer, mi cuerpo se contorsionaba y mi culo apretaba con fuerza la verga de Deissy y ella a su vez me apretó contra su pelvis sintiendo todo el placer de mi culo, Jennifer por su parte también me hizo sentir el placer de su culo apretando a volunta el moreno anillo de su culo en mi verga. La leche que emanada de la vergota de Deissy corrió culo afuera termino coreándome las piernas, lo mismo paso en el caso de Jennifer, pero como ella todavía no estaba satisfecha, se paro delante mío y tomándome la cabeza me hizo que le mamara de nuevo la verga, hasta que se puso nuevamente firme y dura, acto seguido, me puso en cuatro y me clavo sin compasión alguna, cuando estuvo a punto de venirse yo le dije que me gustaría mucho que lo hiciera en mi boca, ya que Deissy lo había hecho en mi culo, a lo que accedió sin protestar, ella se acostó y yo me dedique a chupar, lamer y saborear aquel delicioso manjar, lo mas rico fue cuando teniendo la mitad de la verga en la boca ( que por lo larga no me cabía mas ), sentí como el río de leche iba subiendo por el largo y grueso pene, retire un poco la cabeza y deje en mi boca solo la cabeza del pene, sentí como se hinchaba y explotaba de placer y la leche calientita invadía todos los espacios de mi boca. Cuando termino de venirse comencé a saborear la cremosa y saladita leche emanada de las entrañas de Jennifer, por que les cuento que ese es otro placer y otra aberración que tengo, la de poder saborear y tragar semen, se los aseguro es sencillamente delicioso. Lastima no poder mandarles una foto de las magnificas y espectaculares vergas que me estoy comiendo pero les aseguro que muy pronto se las envío. Y eso que yo soy bisexual y me gustan las mujeres. En estos días pienso llevar a cabo una orgía en donde me pienso dar el gusto de comerme estas y muchas otras vergas. Después les describo con lujo de detalles esta nueva historia del placer de sentir las vergas en el culo


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.