criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > Snuffconfesiones de un noctivago.

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 18 de Enero del 2006

Desde entonces este relato ha sido leido 1,694 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 12 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Snuff
  Titulo:

Hace ya bastante tiempo desde la última vez que tuve la chanza de sentarme frente al computador y comenzar a escribir. No se con exactitud la estancia que mis dedos pasaron fuera del compromiso adquirido tras la rutina con este viejo pero útil artilugio de la técnica moderna al que mis contemporáneos llaman teclado, ahora bien si que recuerdo perfectamente acerca de que estaba yo escribiendo por aquel entonces; y aunque mi psicoterapeuta me prohibió tajantemente no volver a producir nada sobre el tema en cuestión ( supuestamente en aras de la estabilidad de mi salud mental ) hoy he decido volver sobre aquellos pasos que antaño me llevaron por los tortuosos senderos mentales responsables de aquel descalabro psico-existencial del cual no tras pocos esfuerzos me pude recuperar. Ustedes dirán o pensaran en las bellacas ganas que tengo de torturarme una vez mas, y tal vez me vean como un masoquista remanido, dado mi ingenio y falencia de extraversión (caracteres demás conocidos por todos) pero esta vuelta atrás no se trata de una tendencia a hipotificar hacia mi el patrón conductual que hizo celebre a masoch, convirtiendo su nombre en la sinécdoque de quienes tras siglo de su desaparición le rinden pleitesía emulando su sentinesca forma de ser. Mas bien esta reciente retroyeccion hacia los confines de mis adentros responde al interés de conocer el telos, o trasfondo de los fenómenos que una vez me atormentaron y que tras estar yo tanto tiempo compartiendo con ellos, bien se no tardaran mucho en volver a reaparecer. Y en aras de que ustedes le vallan tomando pisada al asunto, basta con transcribir aquí un breve recuento de los hechos mas relevantes ( según mi apreciación desde luego ) Cuenta mi madre acerca de mi niñez, desasosegada era esta, hasta el punto de lo imposible que me resulto conciliar el sueño durante gran parte de esta etapa, de forma tal que mientras otros niños soñaban con serafines y cursilerías por el estilo yo solía tener pesadillas en las cuales veía figuras grotescas, y uh¡¡¡!!!!! Cosas desprovistas de forma pues sencillamente eran deformes. Tales fueron los amigos íntimos de mi infancia. Seguía contando mi madre, según afirma esta no fueron una si acaso dos, las noches que salí yo despavorido saltando la ventanita del humilde cuarto en que solía refugiarme del inmenso y profundo velo de la noche. Cada vez que yo despertaba acostumbraba hacer lo mismo, razón por la cual mi madre imbuida por algún compueblano espíritu científico tomo tales noctívagas reacciones como parámetro para contar mi prolífico numero de pesadillas, en resumidas cuentas a mis tan solos diez años era yo un coleccionista de pesadillas del mas alto nivel y jerarquía. Cuantas fueron ¿? No se, Ahora bien, este no es el factor a tomar en cuenta aquí, Sino su naturaleza y trasfondo, solo motivado por descifrar tales, me ha dado las fuerzas suficientes para volver a revolver en ese pestífero fango recreado en mis adentros. No suponen mal ustedes si ya de ante mano han imaginado cual conflictiva y disfuncional han sido mis relaciones personales dada la irregular naturaleza de una infancia como la ya antes descrita. Permítanme decirles que mal no han obrado en su análisis, aun si bien es cierto un resultado no menos previsible. Del fracaso de tales relaciones solo ha quedado cierto resentimiento hacia mis congéneres, pero vale la pena aclarar que dicho sentimiento no se debe al hecho de que estos me hayan hecho daño alguno en sentido general sino mas bien a la no vaga percepción de haber sido incomprendido por algunos de estos. Mari fina por ejemplo nunca pudo perdonarme el defenestramiento de los ojitos de su canario favorito, cirugía llevada a cabo con éxito por un servidor, díganme ustedes un maldito canario que solo vivía para nombrar la soga en casa del ahorcado ya que cada vez que de niño visitaba la choza de la Mari fina, el muy cínico solía serrar dichos ojitos en señal de gozo y jubilo por una somnolencia de la cual yo nunca pude disfrutar, debido a esto decidí despojarlo de tales órganos en el entendido de que ya nunca mas pudiese utilizarlos para recordarme la susodicha falencia……ah¡¡¡!!! y para disfrutar de una venganza dulce y placentera aunque debo confesar mi fracaso pues no logre tal objetivo debido al súbito deceso del pajarraco que desde aquel entonces disfruta de un sueño sempiterno ósea que a fin de cuentas se salio con la suya el maldito. Mari fina nunca perdono aquello de la misma forma que yo no le perdono la exageración de nota en torno al hecho dada la insignificancia del sujeto involucrado. Como verán ustedes yo era y sigo siendo incapaz de acometer daño alguno contra mis compañeros de planeta pertenecientes a mi especie, y aunque yo supongo que si a un canario por el mero hecho de disfrutar de un sueño placentero, yo le saque los ojos, entonces aplicando esa misma línea de razonamiento, tanto lo mismo debí hacer con mis conocidos; pero no fue ni será así. Ahora bien, animales y plantas siempre han sido para mi instrumento a infligir dolor como una forma de catarsis. Tal practica era sustentada en mi por las convicciones de un francés llamado rene descartes, dicho filosofo creía en la ausencia de alma o espíritu en los animales y plantas, de forma tal que el y también yo quedábamos exentos de culpa por el trato aparentemente indolente al cual eran sometido tales seres una vez se encontraban bajo nuestra tutela. También recuerdo el caso del gato de mi amiguito Micaelo, no imaginan ustedes el revuelo suscitado cuando el felino apareció de repente desprovisto de sus grandes ojos, con aquellos coágulos negruzcos en el interior y la acidulada viscosidad haciéndola de putrefacto atavió alrededor de sus orbitales, mas grande aun fue el estropicio cuando encontraron los órganos faltantes en un recipiente de vidrio, de mas esta decir la incidencia de tal hallazgo en la posterior confirmación de mi responsabilidad en la fatalidad ocurrida al mencionado gato. Y ustedes se preguntaran: por que el gato ¿? Conocen ustedes algún animal mas dormilón ¿? les confieso aquí mi responsabilidad en la extraña cadena de hechos ocurridos años atrás, cuando decenas de gatos del vecindario aparecieron ostentando en sus rostros una estética muy similar a la del felino citado mas arriba. Fue un hecho tan insólito que a pesar de estar circunscrito a una simple demarcación de la capital, llamo la atención a nivel nacional y algunos programas de noticias sensacionalistas se hicieron eco del asunto de forma tal que aquello en manos de tales adquirió una magnitud inesperada por el autor de las mismas. No obstante para la próxima no me descubrirán, y por que no ¿? Ah……… Es que la vida es muy corta como para cometer el mismo error dos veces, así pues ya he pensado en una metodología digna de ser pifiada hasta por sherlock holmes, algo así como los crímenes perfectos de hitchcock, solo que aquí el responsable aun no se ha, ni será descubierto. Pues bien siento que me salido un poco, cuando no mucho del asunto central………… CONTINUARA…


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.