criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Pesadillas¿Y tú, lo sabes?

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Junio del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,410 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 13 votos.

Los visitantes han dejado escritos 3 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Pesadillas
  Titulo:

Hacia días qué me levantaba cansada y malhumorada y no sabía el motivo. Entre en la oficina y cómo cada día abrí el ordenador y después me quité el abrigo lo puse en el respaldo de la silla y me senté. Empecé a teclear cuando empecé a gritar como si me hubiesen poseído. Me sentí zarandeada y cuando volví en si, mi mesa estaba rodeada de gente preguntándome ¿Porqué estaba gritando y diciendo incongruencias? Me dirigí corriendo al lavabo y me eche agua en la cara para... no sabía para qué pero lo hice. Dije qué me encontraba mal y me fui para casa. Me preparé una copa de brandy y me la bebí de un solo trago y me preparé otra. Me estaba tocando el dedo anular, me dolía mucho y no sabía a que era debido. Mis manos sé pusieron a temblar cómo las hojas movidas por el viento al pensar en lo que había visto, tomé otro sorbo. Un hombre vestido con un abrigo de piel de color negro iba persiguiendo a una mujer la golpeaba y ella caía al suelo como si fuera un saco. El resto de brandy me lo tomé de golpe. ¡Había visto como agredían a una mujer! Mi sueño era cada vez más inquieto y por la mañana era incapaz de despertarme. Cuando lo conseguí, llamé a la oficina y les dije qué me encontraba indispuesta. Dejé que corriera el agua por mi cuerpo, primero caliente y después fría. Me enfundé dentro del albornoz y me estiré en el sofá. Entre en un sopor y fue cuando volví a ver a aquel hombre que volvía agredir a otra mujer, ésta vez me recreé en la escena, vi claramente la cara del hombre, pero por más esfuerzos que hacía no conseguía ver la cara de la mujer y de repente me entró un dolor que era insoportable en el dedo anular de la otra mano. La cara del hombre me era conocida pero no recordaba donde la había visto. Cogí a pepsis que era mi perrita y salí a dar una vuelta a ver si conseguía despejarme. Llevaba un buen rato andando por el parque, cuando vi a aquel hombre ya sabía de donde lo conocía, del bar a donde iba a almorzar cada día. Se acerco y me dijo, ¿Ésta mañana no te he visto en el bar? Salí corriendo, no sé cómo ni cuanto tiempo tarde en llegar a casa, pero estaba allí sentada en el sofá temblando con la perrita en brazos. Cerré las puertas, las ventanas y para más seguridad puse una silla en el pomo de la puerta por si intentaba entrar, así oiría la silla cuando cayera al suelo. Dejé todas las luces de la casa encendidas y me fui a dormir. Al despertar sentí que me dolía la cabeza, me toqué detrás de la oreja y tenía un fuerte golpe. Me asusté y al mirarme las manos en los dos dedos anulares me faltaban las dos uñas y empecé a gritar. Estaban aporreando la puerta y como sólo oían gritar la echaron a bajo, era la policía, tuvieron que llamar al médico para que me administrara un somnífero para que dejara de gritar y para que me relajara. Cuando me hubieron calmado me dijeron qué les explicara lo que había sucedido. Les conté, qué entraba cómo en una especie de trance y qué había visto y sabía quién era el agresor. La policía me dijo qué al tipo lo habían detenido por la mañana y había confesado qué había agredido a muchas mujeres, pero qué no las había violado, sino que les sacaba las uñas de los dedos anulares, pregunté ¿Para qué? Me contestaron para hacerse un vestido con ellas. Les enseñé el fuerte golpe qué tenía en la cabeza y también las manos en ellas faltaban las uñas de mis dedos anulares. Pasaron los días y la policía no supo lo que verdaderamente había sucedido, puesto que la puerta estaba fuertemente atrancada y las ventanas no habían sido forzadas y no había ninguna huella que permitiera saber que allí había estado otra persona que no hubiese sido yo. No sé explicaban cómo el criminal había entrado y me había agredido. ¿Y tú, lo sabes?


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.