criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > DominaciónUn encuentro imprevisible 3

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 06 de Febrero del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 2,265 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 18 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Dominación
  Titulo:

Dos años pueden parecer una eternidad…. Sobre todo para este tipo de relaciones, siempre tan efímeras que no se conciben sin una asiduidad y tiempo limitado. La vida y sus circunstancias han querido mantenernos alejados, pero aún así, no han conseguido apagar la sed, y el deseo; ese que sólo se aviva cuando siento tu presencia al otro lado de la pecera, al otro lado de mi pantalla. Buscándome, ofreciéndome, tentándome. _Voy a prestarte Sue, quiero que lo tengas claro. Mi estómago da un vuelco, de nuevo la sensación de salto al vacío me oprime el pecho y me hace respirar con dificultad. _ Será una prueba para ti y para mi. Tú con los ojos vendados, a cuatro patas sobre la cama, y yo tirando de tu cadena sujeta a tu collar. Y te prestaré, alguien te follará delante de mi, e intentaré mantenerte bien ocupada mientras lo hace. _ Dime perrita, ya tienes el tanguita mojado?_ Veo tu sonrisa burlona al otro lado de la pantalla. Me enseñas tu lengua, te tocas la polla. _ No me pongas en este compromiso. Eres un cabrón. _ Hmmmmmm….. ya veremos. Yo tan sólo deseo satisfacer tus deseos. Tu pones los límites. Dime que no te apetece y cambiaremos el rumbo. _Dilo zorra!! Hijo de puta, no puedo creerlo. Otra vez joder. Va a prestarme y encima ni siquiera me va a obligar a hacerlo. Mierda, mierda. El reloj marca la cuenta atrás. El juego no ha hecho más que empezar. 21,30 h. bajo al andén, arrastrando una carga mucho más pesada que la material, y a la vez con los ojos brillantes y semblante feliz por volver a verte. Busco entre la gente tu mirada, mis piernas flaquean. Alzo la vista y ahí estás tú, a tan sólo diez centímetros de mi, tus ojos clavados en los mío, y tu sonrisa…. Que se torna amplia, acogedora…… Me abrazo a ti como una niña, quiero perderme en ti, hacerme pequeñita, me mi corazón parece desbordarse, Las feromonas empiezan a flotar en el ambiente. Nos besamos con pasión, violencia, desesperación, me aprietas contra tu cuerpo. Siento la dureza de tu polla contra mi vientre _ Vamos, se hace tarde, y aún debes cambiarte._ y me llevas de la mano hacia el coche Deseas exhibirme y para ello iremos a algún club. De nuevo en el coche, y de nuevo tu mente retando la mía _ Como te dije días atrás, sabes que hoy voy a hacerte un regalo; Te voy a marcar Sue. Y será una marca que llevarás siempre contigo, para que nunca se te olvide a quien perteneces. Y tranquila, no te comprometerá. Bufff….. que? Marcar? A que se refiere? Es inútil engañarme, me encanta la idea, me gustan las sorpresas, y soy incapaz de no afrontar un reto… y tú lo sabes, no dejando pasar la oportunidad para someterme a esas pequeñas, grandes luchas internas. Paramos semáforo tras semáforo, no sé si por casualidad o porque tú te encargas de no ir demasiado aprisa y poder alimentar mi tensión, incertidumbre, miedo… Mis piernas ligeramente abiertas, tus manos por debajo de mi falda, mi respiración entrecortada, y esa sensación de estar en un sueño demasiado intenso, que embota mis pensamientos y me impide pensar con claridad… Tu lengua en mi boca, mis manos en tu bragueta…. Y sí… está tremenda, dura e hinchada y tu pantalón te delata. No deseas que me desinhiba en exceso por causa del alcohol, sería demasiado fácil, una sola copa que se hace eterna, muchas miradas que intento esquivar, muchas dudas alterando mis nervios, y tú no haces más que mirar el reloj, algo que acaba de inquietarme…. En esos pocos instantes en los que no he de afrontar alguna de tus caricias, barajo la posibilidad de que estemos esperando a alguien, a ese afortunado que me usará con tu consentimiento y en tu presencia… Pero al poco vuelves con mi abrigo, y tomándome de la mano, salimos del local dirección al hotel. No comentas nada al respecto. Intento por todos los medios que la conversación fluya, pero pareces absorto en tus pensamientos. Te habrán fallado?? De repente tu voz profunda y firme me hace temblar.. _ Bien pequeña, ha llegado el momento…. Entramos en la habitación, débilmente iluminada, siendo el centro de atención la cama, donde unas cuantas velas arden en ambas mesitas de noche. Sábanas blancas, y un pequeño maletín negro sobre ella… Bufff…. Parece imposible que mi corazón pueda latir aún más deprisa. En unos segundos, de nuevo, todos mis sentidos en alerta. No estamos solos. Siento la presencia de alguien, a mi derecha, en la parte más oscura de la estancia. Preferiría tener los ojos vendados, y no poder mirar a los ojos al desconocido… Su aspecto me impresiona, cabeza tatuada, ojos profundos, dilataciones… Se incorpora, es alto, delgado pero se perciben a través de su ropa negra, sus músculos torneados, tonificados. En cambio hay algo bajo su aspecto siniestro, que me transmite una tranquilidad relativa, dadas las circunstancias.. Será su tono de voz, grave, profundo, pausado, muy parecido al tuyo. _ Hmmm…. Realmente apetecible, te aseguro haré un buen trabajo, y estará aún más bonita . Hola Sue, soy Raiko, por favor, acompáñame__ Intercambio como puedo el saludo, apenas un hilo de voz, mirando ahora, al no tan desconocido a los ojos. Tomo su mano, al tiempo que tú me retiras el abrigo y aprovechas para besar y morder mi cuello. Tiemblo, te miro, me miras , asientes, te deseo, sobran las palabras, deseo seguir adelante, deseo tu juego aunque la angustia me desborde.. Raiko me hace sentar al borde de la cama, mientras improvisa con varios cojines una especie de trono a un lado, Me acomodo en él… _ Estás cómoda? Deseo que te encuentres lo más cómoda posible_ Presiento que hay gato encerrado en sus palabras, pero de nuevo, esa sensación de extraña confianza que inspira su voz. Te acercas a mi por el otro lado, Raiko ha cogido el maletín, se enfunda unos finos guantes de látex y está disponiendo material médico con sumo cuidado en la pequeña bandeja de la mesilla de noche…. Lo conozco, lo he visto en otras ocasiones, pero como siempre, eso no cuenta para que el pánico, la libido y la adrenalina se disparen.. _ Que va a hacer? Estoy asustada_ te suplico, mientras me agito intentando liberarme de tu abrazo… _ Lo sabes perfectamente, pero te lo reiteraré si es lo que necesitas; te va a anillar para mi. Vas a poder lucir aquella cadena que te regalé, sin necesidad de pinzar tus pezones, tan sólo gritarás una vez, hmmm… mejor dicho, dos veces. Y ahora, sé buena y deja que te ponga tu collar… Tus palabras como avispas, provocan un zumbido en mis oídos. Respiro con dificultad mientras liberas mis pechos del corsé. Aprovechas para acariciarlos mientras él marca a rotulador mi piel y prepara unas pinzas para tensar el punto exacto por donde pasará la aguja. Te deshaces de mi falda, y sujetas mis hombros con fuerza… Tu lengua busca en mi boca, intentando apaciguar mi alma y mi mente… Se acerca el momento, me estremezco, todo mi cuerpo en tensión… Mi corazón retumba con fuerza en mis oídos. Inhalo, exhalo con fuerza y de pronto…… la aguja perforando mi carne con precisión, y un grito desgarrador rompiendo el silencio Gotas de sudor frío deslizándose por mi frente… sus manos manipulando mi piel delicadamente, mi mirada febril, perdida, tus caricias, tu voz casi en susurros … mis eternos gemidos y por fin el primer aro de acero atravesando mi piel. La operación ha sido muy rápida, pero tan intensa que los ojos se nublan y hago un amago de caer vencida a un lado. Pero tú estás ahí, sujetándome con firmeza, mientras me besas y paseas una de tus manos por mis muslos, mi vientre, mi pubis. Estiras la goma del pequeño tanga, juegas con ella… buscando el modo de provocarme pequeños espasmos y mucha humedad entre mis piernas… Ya sólo queda uno, mis nervios a flor de piel. De noventa a ciento veinte pulsaciones en dos segundos, deslizas mi tanga hasta dejarlo a la altura de los tobillos, y colocas una rosa roja sobre mi pubis _ mi niña…. Es el último, esta vez… disfrútalo… Hincho mis pulmones todo lo que puedo, y a la señal de Raiko, expulso el aire acumulado con fuerza. Hmm… Una explosión de adrenalina y emoción que me produce una sensación tan sólo comparable, al mejor de los orgasmos… Esta vez apenas un gemido y una sonrisa Dos pequeños aritos de acero decoran el contorno de mis pezones. Los miras, me miras, sonríes satisfecho, me besas con pasión, caes sobre mi y oprimes mi sexo con tu cuerpo. Exenta de energía me abandono totalmente a ti, esta vez no ha sido el cansancio, esta vez la tensión emocional, hace que vague en un estado de semi-inconsciencia, que me torna más manejable, más vulnerable aún en tus manos. Marcada…… Pero aún falta algo más. Te incorporas, rebuscas en tu bolso y de él sacas mi correa, que enganchas a mi collar tirando de ella firmemente. Otra vez me has hecho olvidar la presencia de Raiko; no se ha ido, y de repente veo su torso desnudo acercándose con una mirada incisiva que aún no conocía, y esta vez si que impresiona. Todo su cuerpo con esas extrañas culebras negras que ascienden en espiral desde su torso hacia la nuca, su cara, su cabeza, como compitiendo en una absurda carrera. Mi cuerpo tiembla, pero estoy terriblemente excitada, vuelvo a la vida, mi respiración se agita, mi mirada te reta de nuevo…. _ Mi niña…, mi putita valiente hmmmmm…… y bien, ¿verdad que vas a ser una buena perrita? Llegó el momento de pagar tus aros, es el momento de ese préstamo._ mientras sujetas mi cabeza entre tus manos Raiko te mira en silencio mientras se desprende de su pantalón. Espero quieta, muy quieta a cuatro patas, llevas mis manos hacia atrás, y ciñes unas esposas a mis muñecas. Mis hombros caen hacia delante, me jode estar tan expuesta, lo sabes Presionas con dureza mi cabeza contra el colchón, mis aros rozan las sábanas provocando una mueca de dolor…siento una caricia en mis nalgas, sin duda, Raiko está aprovechando la ocasión; y restriega obscenamente su polla por toda mi hendidura, que está completamente mojada. Mis jugos resbalan por mis muslos, me siento sucia… perversa. La barrera cayó. _¿Te gusta la situación, puta?_ tu cara de satisfacción, tus manos en mis mejillas. ¿Quieres polla zorrita?..._ Te diriges a él _ ¿Venga colega, dale polla!!! Sin más preliminares. Despacio, muy despacio haciendo que la sienta en todo su recorrido, miro hacia atrás, su cara y su aspecto me turban, me está follando el jodido diablo y tú me has llevado a ello... Sus manos firmes en mis caderas, tu polla ante mi empujando, intentado hacerse un hueco en mi boca, impidiéndome casi respirar… _ Gira la cara y mírate en el espejo, Sue…. Ya eres mía niña… Bufff…. No puedo quedarme a mirar…. La imagen que me devuelve el espejo es demasiado perversa… Ahora es Raiko quien tira de mi collar hacia atrás, ensartándome lenta pero profundamente. Manos paseándose por mis costados, aumenta el ritmo, empiezo a resoplar, me está dando duro. Rompemos a sudar, tiras de mi pelo. Grito con fuerza a cada embestida, cierro los ojos, y al abrirlos de nuevo, ya no siento tu tacto, ya no estás frente a mí. Ahora sin ti a mi lado, sí me siento extraña, vendida… Te busco desesperadamente con la mirada, y te veo a su lado, sujetas mi cintura con una de tus manos, y tu lengua busca su boca Bufff... El continúa follándome a conciencia y dejándose besar y acariciar por ti… De nuevo flotando en el espacio, y son vuestras manos las que me incorporan, me voltean, me liberan de las esposas, me vendan los ojos…… Siempre se puede dar una vuelta más de tuerca, y siempre olvido que tú estás ahí para hacerlo… Alguien bajo mi, cuatro manos en mi cintura, forzando a subir y bajar mi cuerpo hasta una polla que no cesa en clavarse, dura, violentamente…. Sé que es eres tú, y eso me calienta aún más. Subo, bajo, subo, bajo, deprisa, más deprisa, grito, aúllo, gimes, tiras con fuerza de mi collar…, mis pequeños aros se mueven, y castigan una herida aún abierta. _ Así, salta perrita! Y ahora sin dejar de saltar, vas a comer un poco para que yo te vea,,,, Con todos mis rincones ocupados, dejo de tener en cuenta la forma y los modales, intentando abarcaros, exprimiros; venceros… aunque me resulta tan difícil, sobre todo cuando los estímulos son tantos y sin poder evitarlo acabo estallando en un orgasmo profundo, violento… del cual estoy segura me costará recuperarme… Pero de nuevo mi cuerpo alzado, manipulado, y ensartado en otra polla… Cansada, agotada y obligada a continuar cabalgando a un ritmo frenético.. Quieres llevarme al límite, deseas verme desfallecer y hoy dispones de buena ayuda… _Lo estas haciendo muy bien pequeña… pero aún puedes hacerlo mejor… Como está tu culito?? Como? Joder… la situación empieza a superarme, pero incapaz de revelarme, siquiera de pensamiento, me abandono, y todo transcurre como un profundo sueño, oscuro, turbio, alcohólico…. _ Asi mi niña abandónate y goza, que esto es para ti De nuevo lo has conseguido y me entrego de tu mano, a mis fantasías sin barreras físicas, ni morales…. Me volteas, me tumbas boca abajo en la cama. Unas manos acarician mis nalgas, abriéndolas obscenamente… una lengua lamiendo toda mi hendidura, mordiendo, y lubricando el estrecho agujero. No opongo resistencia y pese a temer el desenlace, me dejo hacer confiando en los límites que tú has pactado con anterioridad. Vuestros cuerpos me envuelven, me siento arropada, cálida, toda mi piel cubierta por la vuestra, vuestro calor adormeciendo mis sentidos… Mi cuerpo alzado en vilo… Mi venda cae. Veo tus ojos fijos en los míos, siento su cuerpo pegado a mi espalda, vuestros brazos tensos sujetando mis muslos… _ Así niña, hmmm… lo deseas??_ y penetras de nuevo en mí arañando mis entrañas y arrancándome un débil quejido… Empiezas a follarme lentamente, mientras siento la polla de Raiko buscando paso por detrás… No estoy segura de poder hacerlo… Sollozo, lo deseo, pero tengo miedo; lo ves en mis ojos. _ Tranquila estoy contigo. _ Me hablas al oído_ Quieres que entre Raiko, zorrita?? Venga… hmmmmm… lo estás deseando…. Apenas tiempo para contestar, y tu sudor, el mío el suyo, nuestros fluidos; fundidos en un solo torrente… Vuestras pollas haciéndose hueco en mi carne, empujando, rozando, a ritmo continuo, llenando todos mis huecos de ansia… Tu lengua de nuevo en mi boca, tu pelo enredado en mis dedos… un estallido de furia, lujuria expresado en jadeos… _ Abre los ojos y mírame!_gritas mientras me sujetas del pelo con una mano Nada más hace falta, llego a al punto de no retorno, y me desbordo gritando, convulsionándome entre violentos espasmos de éxtasis… y a lo lejos vuestros gemidos, cada vez más intensos y tus mirada, cada vez más lejana… Mis párpados caen vencidos bajo el cansancio, un sueño…… me derrumbo, pero no puedo caer, aún suspendida entre vosotros… Diez de la mañana. Me despierta el servicio de habitaciones… Apenas me da tiempo de restregarme los ojos y un chico muy amable deja delante de mi una bandeja con un apetitoso desayuno y una pequeña rosa roja… Mi cabeza aún no ha podido recolocar en orden los hechos. Imágenes borrosas, recuerdos turbios... Y… aigghh!!! Un roce y un quejido me hace abrir bien los ojos. Bajo la mirada, estoy desnuda apenas cubierta por una sábana blanca ... Y dos aritos de acero brillante emiten pequeños destellos a causa de la luz que se cuela por la ventana… Mi móvil da señal de mensaje recibido. Eres tú…. Mi niña linda …Come, descansa y recupera fuerzas. Raiko te dejó unas pautas de higiene para que las heridas cicatricen lo antes posible. Un beso Sue. Espero tu llamada. Sigo el contorno de los aros con la punta de mis dedos, examinándolos. Mi cuerpo dolorido, la piel aún está muy sensible… Pero son preciosos! Sonrío, me incorporo y me sirvo un gran tazón de leche con cereales…..


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.