criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    yo... su princesa
    Como escapados de un ..
    Sin ti no soy nada
    Otra vez, la dulzura ..
    Celos De Verdad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > EspiritismoTuvimos suerte

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 27 de Octubre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,696 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 18 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Espiritismo
  Titulo:

Todo empezó una tarde como cualquiera en la escuela junto a mis amigos... Teníamos horario extra ese día, por lo que estábamos todos juntos en la parte de atrás del salón reunidos en ronda, riéndonos como hacíamos cada vez que nos juntábamos... Siempre salía este tema y mis amigos se reían cada vez que yo contaba mis historias... Desde chiquita había tenido experiencia con lo paranormal... Siempre supe que tenía un sentido un poco más desarrollado... Podía ver seres de luz por donde sea... Eran formas humanas de luz, que de una manera u otra, no causaban miedo, sino una sensación de tranquilidad inmensa! Hasta muchas veces me sentía protegida por esa luz, por lo que jamás me quejé de la luz que veía,... aunque la mayoría de las personas estaban al tanto de que podría ver esa "luz" en cualquier momento... Todo era normal hasta que cumplí los 14 años, (ahora tengo 17) estando sola en mi casa, empecé a ver sombras negras.... entre en pánico, la luz que alguna vez veía no las encontraba, y el sentimiento de paz que antes sentía, no lo sentía más... Una vez recuerdo estar en el piso de arriba de mi casa.. (es un entrepiso) miré hacia la parte de abajo y pude ver a una señora mayor tirada en el piso como llorando, eso fue lo que más me aterró... Más adelante, empecé a sentir cómo me tocaban los pies y cómo un señor se apoyaba en la puerta de mi pieza... Una señora de edad vino a mi casa y apenas entró, me tocó y me dijo que me alejara mientras hacía las cosas que tenía que hacer dentro de mi casa... Salió de mi habitación agitada, me contaba mi mamá. Le había costado sacar el espíritu, y desde ese día ya no veo ni sombras ni luces... Como había empezado desde un principio... Mis amigos y yo habíamos empezado a reirnos al contar todas las anécdotas... - Qué tal si jugamos al juego de la copa? - dijo Aldana, una de mis mejores amigas. - No sé - le dije, aun queriendo saber qué era. - Dále solamente para ver - dijo daiana .. por lo que todos accedieron a jugar al juego de la copa al día siguiente... Siendo las 2 de la tarde, nos encontrábamos en la puerta de la escuela y nos fuimos a la casa de Daiana... Buscamos un ambiente no tan tenebroso para no asustarnos, éramos 7 personas.... Nos sentamos en una gran mesa y empezamos a hacer la tabla... Las letras de de la A a la Z, los números del 1 al 9 y el SI y el NO... pusimos todos los dedos en la copa y en cuestión de segundos se movió hasta la palabra SI al ser invocado el espíritu... Empezamos a hablar con el espíritu mientras pedíamos una señal que jamás nos dio... le pedimos su nombre y nos dijo que se llamaba GUBS y que tenía 3 años h