criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > HeteroSociedad anónima

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Noviembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 2,972 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 19 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Hetero
  Titulo:

Me debo en la obligación de aclarar, que me pasó recientemente. Una mañana salgo temprano a buscar empleo, rumbo a las zonas urbanas, las actividades de improvisación industrial, como el reciclaje de papeles se inicia con la recolección, de papeles y cartones usados, para transformarlos en nuevos productos. El material recolectado es destinado a la transformación, donde pasa por todo un proceso, las jornadas de trabajo constata de 11 a 12 hrs. Solo espero a que acabe el día, la dueña de la recicladora me ha designado a otra área. Mis compañeras son mujeres bellas, también hay feas, gordas flacas, altas, bajitas, divertidas, serias, extrovertidas, introvertidas, son viejas, jóvenes, de edad indefinida. Son casadas descasadas, solteras viudas. Ahora estoy a cargo de Janette, una chica de rostro hermoso, Carla es la supervisora de la seccion, tampoco está tan mal si no fuera tan mandona. Apenas son las 16:36 y ya estoy agotado... agarro una caja de plástico que contenía 750 Dólares en billetes de 50 y 100 (oculto 300), le informé a Jeanette porque me pareció buena gente, aparte si nos llegan a descubrir, ella sabe qué se debe hacer. En todo caso el propietario de la fábrica se quedará con todo y como empleados, sólo podríamos percibir entre un 5 o un 20% de recompensa de la suma descubierta. Si logramos sacar el dinero sé que debería negociarse. Al acabar la jornada, Edy el encargado me inspeccionaría por ser nuevo, mi encubridora aparece y le paso el fajo de billetes; quedamos en vernos afuera, no sabía si volvería a verla... El encargado me pide regresar mañana temprano; luego de firmar, corro hacia la salida donde mira extrañamente. Atrás Carla la había descubierto, esto nos obligábamos a discutirlo a los tres. Ingresamos a un bar, tomamos unas cervezas. Me doy cuenta de que Carla va a poner sus condiciones, Jane sólo quiere repartirlo a partes iguales, pero está molesta porque nos tocará menos, la discusión sube de tono. Luego de unas tres rondas resuelven que como yo fui quien encontró el dinero yo decida. Les pedí que se relajaran, que no deberíamos pelear, más bien había que celebrarlo. A pesar de que estaban poco alborotadas accedieron. Les repartí 50 a cada una y 150 para mí. Después tomamos, bailamos, luego nos fuimos a otro local más privado. Compré unos bacardis, quería disfrutar... Al bailar, Carla me pregunta si puedo darle más dinero; a modo de broma le digo que debe acostarse conmigo, antes de lanzar una carajada, me propone 100. Regateo, ella accede por menos de la mitad, cancelo una pieza en el segundo piso, por si cambia de opinión. En la primera planta continua Jeanette, ella cree que aún bailamos. La cosa es que pensé que era soltera, pero nada mas eso se estaba interponiendo entre ella y yo. Ella debía estar en deseos de un hombre, para acceder por tan poco. Colócate desnuda en la cama, le ordené; se quita la blusa y la falda quedándose con el sujetador y unas finas braguitas, se colocó sobre la cama en una postura provocativa, estaba segura. Le mandé desnudarse completamente para metérsela hasta los testículos. No estaba segura de que su coñito pudiera tragársela entera, creo que no tardaría mucho tiempo en comprobarlo; se inclinó, desabrochó el sujetador, dejé las preciosas y firmes tetas al aire y cuando acabó de quitarle las braguitas, empecé a mamarle y ella empezó a gemir. Creo que se estaba excitando, empecé a acariciarla más y más, ella cerró los ojos sin decir nada, me coloqué encima de ella, le levanté las piernas y se la metí hasta el fondo. Ella gimió y empecé a moverme, primero lentamente, luego más rápido. Aquello sí era una abertura devorando mi pene, nunca había tenido orgasmos dentro de una mujer, la cogí y ella gemía más y más hasta que sentía que me venia y me corrí totalmente llenándola de leche y mojando también sus vellos. Ella me apretó fuerte contra sus piernas, estuvimos así algunos minutos; luego yo reaccioné, la dejé con las piernas abiertas llena de semen. Toma, le di 50 dólares más, me salí antes de que reaccionara. Bajé para irme a casa, sin antes pasar por el baño y luego comprar unas botellas. Afuera encuentro a las chicas dentro de un taxi, Jeanette al verme sale del auto, despachándola a Carla; viene muy borracha, antes de que diga una palabra me dice que quiere más dinero, yo atrevido le digo ya sabes lo que tienes que hacer. Me pregunta si en mi casa o en la suya. Llamo un radio taxi, con copas demás partimos rumbo a la acción. Las folladas primeras fuertes, brutales con pasión, la verga entró dilatándole la vulva de manera que sus labios mayores se distendieron al máximo, mamándole los pezones y las tetas furiosamente mientras eyaculaba violentamente; tuvo ella un prolongado orgasmo, que duró tanto tiempo que aún se corría cuando él ya había dejado de expulsar su leche. La besé suavemente, al chuparse la lengua con dulzura gratificante. Agradecido, le prometo darle 70 dólares, ella feliz contrayendo la vagina sobre el rígido miembro. Claro que es dinero, y me vuelven las ganas de correrle otra vez, se la encajo en la modalidad de piernas al hombro, suelta flujos mordiéndole los labios. Ante el placer que sentía el vehemente golpetazo de semen, batiendo ferozmente contra su útero en el fondo de su palpitante vagina. Con las bocas unidas, consumiéndose anhelantes mientras los sexos estallaban de placer. Ya al amanecer, me dice tengo que irme, sácamela. Le saco despacio la congestionada y húmeda verga. Al verla aún curvada a causa de la rigidez, ella comentó ¿pero aún tienes más ganas de hacerlo? Sin responderle, se la clavo una y otra vez. Lo bueno es que estaré unos meses sin trabajar (gracias a no mostrar todo el dinero). Lo malo es que descubrí que toda mujer tiene precio...


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.