criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Asesinos en serieShirley killer se va de caza

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 11 de Octubre del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 1,280 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 12 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Asesinos en serie
  Titulo:

Shirley pidió un café regalándole una amplia sonrisa al camarero, que no dudó en guiñarle el ojo. Tras echar un vistazo a las noticias nacionales se fue directamente a la página de sucesos. Estaba pletórica, incluso nerviosa por ver el resultado de su obra. Tras ver varias noticias sin interés sobre un robo a una anciana y varias agresiones se paró en el marco central, dónde una noticia de tamaño reducido parecia querer esconderse. Un rayo de furia inundo la mente de Shirley que sin querer tiró el café al suelo. Volvió a leer la noticia sin apenas darse cuenta de que el camarero de antes recogía la taza rota intentando un gesto de complicidad con ella que por supuesto no tuvo. Hubo varias cosas que indignaron a Shirley, además del escaso tamaño de la noticia y la falta de negrita en el titular, pero sin duda lo que sacó la furia más salvaje de su estómago fue la siguiente frase tomada de la declaración del detective Chalmers: " Sin duda, un asesino accidental y chapucero que después de un robo frustrado la tomó a cuchilladas con su victima. No creo que tardemos mucho en dar con él." Sabía que era pura psicología, querian ponerla nerviosa y que cometiera un error. Nadie en su sano juicio y con un poco de gusto llamaría chapucero a lo que le había hecho a aquel pobre desgraciado. Se había pasado más de dos horas sangrando a aquel tipo y manteniendolo con vida. ( Había quedado un par de veces con él, y aparte de mal sexo y conversaciones triviales ese día Shirley estaba más agresiva de lo habitual) Tras leer dos veces más la noticia, Shirley pagó el café y se fue como alma que lleva el diablo. Cogió un taxi y se encaminó hacia la comisaria de la calle Hill. El taxista, un tipo dominicano entrado en carnes se pasó todo el viaje flirteando con una Shirley instalada en otro mundo, mientras se camuflaba bajo un maquillaje bastante grueso, mirandose a un diminuto espejo de bolsillo. Deshizo el recogido que llevaba dejando su larga melena al aire se puso las gafas modelo "Audrey" que le cubrian parte del rostro. Shirley se percató al acabar el ritual de que el taxista le intentaba mirar las bragas por el retrovisor sin dejar de hablar. Al momento, Shirley se abrió de piernas echando para atrás la falda del vestido rozándolo con las manos. El taxista sin poder creérselo maldecía por haber llegado a destino. _Hemos llegado señorita_ dijo el taxista dándose la vuelta. Shirley que continuaba mostrando sus atributos se acercó a él. _¿Podrias entrar en ese callejón ?_ le susurro mostrandole el lugar- _Quiero darte algo._ Con una sonrisa de oreja a oreja y sin perder un segundo el taxista se dirigió hacia el lugar señalado. Al llegar apagó el motor, pero antes de poder darse la vuelta Shirley que había sacado el cuchillo de su bota comenzó a acuchillarlo en el cara , desde detrás del asiento para no mancharse de sangre, sin que el hombre tuviera tiempo de saber que demonio había cambiado a la mujer de ensueño que segundos antes había estado ahí. Tras darle varias puñaladas en el externón , le rajó el cuello aunque Shirley no estaba segura de si el tipo estaría todavía con vida. Tras comprobar que no se había manchado, se pintó los labios, se arregló el pelo y salió del coche. Sacó dos billetes de diez y se los tiró encima al taxista por el hueco de la ventanilla. _Quédate el cambio_ dijo antes de dirigirse hacia la salida del callejón. Aunque se había relajado con esto, la furia no habia desparecido y no dejaba de pensar en la cara que pondría el Detective Milles cuando le amputara su miembro y se lo metiera en la boca. Entre estos pensamientos llegó a la puerta de la comisaria, y tras echarse un vistazo en el cristal se dirigió al mostrador de información regido por un policia de mediana edad encantado con la aparición de las sinuosas curvas de Shirley. _¿La puedo ayudar en algo?_preguntó sin poder apartar la vista del generoso escote. Ella le sonrió y con un rostro angelical y una voz sedosa contestó: _Sí, quisiera ver al detective Mills.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.