criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > SadomasoSandra, mi compañera de trabajo

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 22 de Diciembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 11,677 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 51 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Sadomaso
  Titulo:

Hola, les voy acontar una historia que no sé si les va a interesar o no pero lo que sí sé es que ese día lo disfruté tanto que ni mis compañeros y jefes saben. Todo empesó ese día era, si no me equivoco, lunes. Yo tenía rato que la veía pasar de aquí para allá, veía su pantalón negro asustado al cuerpo que te invitaba a tocarlo, ella te metía unos pellizco en la nalga que x un dios como dolían pero yo le devolvía el favor pero le agaraba la nalga de una sola vez y ella saltaba para que yo no llegara ese día me dijo mi niño a acompáñeme a la casa cuando salgamos yo le dije ok. salimos a las dos de la tarde y en el camino compramos un refresco, al llegar a la casa estaba la prima que iba saliendo para el trabajo al cabo de cinco minutos ya ella se había ido y quedamos solos. Ella era pequeñita de un metro sesenta y nueve, de ojos color miel, unos labios rojos y su largo cabello negro lacio que le llegaba a la cintura, sus pechos grandes, una cadera que te volvía loco cuando la movía y un trasero bien paradito y duro, una piel color canela claro. Nos acostamos en un colchoneta que tenía en el suelo. Al cabo de un rato yo estaba desesperado por hacerle el amor y no dejarla ir como estaba dormida le desabroché la blusa pero ella tenía otra debajo, se despertó y no me dijo nada. Entonces la besé en la boca y me dijo que no con la cabeza. Al rato se sentó y me miró fijamente a los ojos y me dijo que se iba a cambiar la ropa, entró al cuarto y cerró la puerta. Al momentito yo me senté en un banco del comedor y ella salió. Cuál fue mi sorpresa... para aburrirme salió con una blusa color fucsia y una pantalonera floja. Entonces me puso sus manos en mi cara y me beso tan rico que yo no la quería soltar al ratito me sirvió del refresco y me dijo. Usted sabe que si no estuviera casado hubiéramos hecho al mas. A lo cual yo le contesté que tenía razón. Al rato tocaron la puerta y era la vecina y ella contesto que al momentito llegamos. Yo me paré detrás de ella cuando cerró la puerta y la besé yo, pero en esta ocasión le recorrí todo el cuerpo con las manos metiendo sélas por dentro de la pantaloneta y tocándole todo el trasero ella me empujo y medijo q que me pasaba y yo le conteste que si estoy casado pero no capado y ella le gusto entonces me empezó a besar ella y los dos nos tocamos por todas partes. Le quité la blusa y tenía un brasier blanco de encaje, entonces ella me quitó la camisa estábamos como desesperados y la empujé a la colchoneta, le quité la pantaloneta y tenía un hilo blanco pequeñito, estaba rasurada en la línea del bikini. Yo me quité los zapatos y el pantalón quedando en boxer, me acosté sobre ella y me dijo házme lo que quieras, soy tuya. Yo ni lento ni perezoso la besaba, le apretaba los pechos con la mano y la masturbaba con la otra mano. Me dijo que usa tu inmaginación que q soy tu esposa me quieres hacer y le conteste que si estaba segura a lo cual ella me dijo segurísima. Entonces me levanté como yo andaba una soja entre el bolso y otros juguetitos la saque ella se asusto y a la ves se emociono saque también una cinta con una pelotita en el centro que ella no la vio unas esposas acolchonadas para que no le doliera le dije ponte de espalda a lo que ella hizo sin parpadear le dije dame tus manos ponlas atrás y ella lo hizo le puse la soja en medio y la apreté un potoquito. Ella me decía solo esto me vas a ser a lo que no contesté al cabo de un rato le puse un antifaz para que no viera nada y en ese momento le coloqué las esposas. Ella preguntó qué me estassss poniendo y le puse la cinta en la boca para q no pudiera gritar. Le quite la soga y el antifaz y le dije Usted me dijo que me imaginara que era mi esposa pues esto es lo que quiero hacer con ella. Le puse un tubo con dos amarras a los lados para que no saliera corriendo. Le dije ahora sí, Sandrita, vas a sentir un ratito como me tenías a mi. Bueno, ahora me toca a mi y le puse la soja entre los brazos y la amarré en medio de dos colonas y me dispuse a tomar el cuchillo de la alacena de ella, mientras la acariciaba, le pasa el cuchillo por la espalda ella estaba asustaba a la vez emocionaba mas cuando le decía que tendría que trabajar desnuda porque no iba a tener mas ropa interior para ponerse y me metí al cuarto tenia como ocho blúmers de vario colores todos grandes y el hilo q tenia puesto. Uno a uno se los cortaba con el cuchillo y luego los tiraba a un tarro para quemarlos y igual pasó con los brasier que tenía que eran como doce, les prendí fuego y los puse en el patio. Cuando volví, ella ni intentos de soltarse sólo me veía y me decía con la mirada hásme tuya, cogí el cuchillo se lo pasé por un lado de la cara y de dije no creas que vas a tener todo el día la ropa. Te quiero oír a ti ahora, le corté una tira del brasier y la sostuve con la mano luego le corte la otra y ella solo disfrutaba, entonces le jale tan duro el brasier para atrás que ella pego un grito HHHHAAAAAAAAAAAyyyyyyy y lo solté. Tenía tan paraditos los pezones que se los chupé con unas ganas que ella solo disfrutaba, luego le toco el turno al hilo e igual se lo corté de los lados y lo jalé con tal fuerza para arriba que ella solo se movía como masturbándose son el hilo y lo solté le pegué unas nalgadas tan duro que las nalgas las tenía rojas, le quité la cinta y me dijo UUUUUUUUUUHHHHHHHYYYYYYY papi, quiero que me violes, soy tuuuuuuyyyyyyyyaaaaaa. La solté de las columnas y la levanté la lleve a la cama de la prima que era matrimonial y la acosté en ella. Le amare una pierna a un extremo de la cama e igual ise con la otra, luego le solté las manos y la amarre a los extremos de la cama, como en la casa no Abia cielo raso metí la soga en medio de un perlin y le ate la cintura y empecé a jalar hacia arriba ella gritaba que no se si era dolor o sabor le medí el hilo entre la boca y le dije vamos a ver cuanto aguantas, me puse a culparle la vagina de tal manera que ella me decía que ricooooooooooooo maaaaaaaasssssss quiiiiiiiiiieeeeeeeeeeroooooo masssssssssss entonces le empecé a chupar desde el ano hasta el clítoris y ella lo disfrutaba cada vez mas luego fui por un balde y lo llene de agua y hielo ella sólo me pregunto para que lo quería y le dije ya vas a ver perdón a sentir ella se emociono q medijo dime si, Puse dos consoladores dentro del agua con hielo para que se enfriaran a la par tenia cuatro candelas prendidas. Le pregunte que si alguna vez avía tenido relaciones x detrás y ella me contesto q no le gustaba a lo cual no me importo cuando revise las candelas ya tenían bastante cera derretida y le dije OK vamos a probar cuanto aguantas tu y le agregué poco a poco cera caliente en un pecho en pesando desde el pezón asta atrás ella decía haaaaaaaaaaayyyyyyyy quuuuuuuuuuueeeeee rrriiiiiiiicoooooooooooo. Igual hise lo mismo con el otro, le abrí la vagina un poco y le eché dentro de la vagina cera y ella se movía para todas partes. Le metí un consolador hasta dentro que ella me decía métemelo mas o no puedes entonces se lo hundí mas y le dije no puedo mas heeee bueno entonces le puse lubricante en el trasero y me pregunté que para qué le ponía esom. Ay, tome el otro consolador y le dije pues mira o mejor dicho siente y de un solo le metí el consolador entre el trasero ella pegó un grito de dolor tan grande q se movía para todos lados para sacárselo y yo no se lo permití le dije no puedo mas heee bueno siente sino puedo mas puta siente lo q te espera este es el comienzo mi bella puta, zorra tome los dos consoladores y la empecé amas turbar por ambos lados luego ella empezó a disfrutarlo. La solté sin quitarle los consoladores y le dije mira te quiero envuelta y servida para llevar ella me dijo que como la quería entonces le conteste que envuelta en papel transparente tome un poco y la envolví todo el cuerpo asta la cara le ise un hueco para que pudiera respirar y la metí dentro del carro me vestí y saque el carro del garaje y me la lleve para la montaña. Al llegar la solté y le dije chupame la verga y ella la succionaba de una manera que le cabía toda mi verga asta dentro luego la tome y empecé a cogermela como la puta q es x delante y por detrás ella solo decía maaaas mi aamoooooooo maaaaaaaaasssssssssss castígame soy una niña mala soy una puta barata cojéeme viólame por favor. Al rato me regué dentro de ella y le dije as sido una niña muy mala te voy a castigar un ratito mas. Ella me preguntó que de qué forma y le dije pon tus manos al frente, la amarré con la soga y la puse detrás del auto a correr uno tres kilómetros para abajo cuando vamos llegando la solté, la llevé a comprarse ropa interior y ella me dijo la próxima me toca a mi castigar a papi, a lo cual le dije como quieras, pero no creas que te será tan fácil porque tengo más juguetes de los que te imaginas.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.