criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > DominaciónSOLO EN CASA... CON MIS HERMANAS

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Febrero del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 16,784 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 97 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Dominación
  Titulo:

Tenía 11 años y hera el pequeño de la familia. Mis tres hermanas eran mucho mayores que yo. Marta tenía 17 años, Cristina tenía 16 y Verónica 14. Aquella noche mis padres salieron dejándonos a los cuatro solos. Como siempre, ellas se encerraban en su dormitorio para beber y fumar mientras veían películas; esa noche iban a ver una que Marta trajo a escondidas a la casa junto con un extraño paquete. Yo me puse a ver la tele en el salón. Desde ahí podía oír sus risas y siempre me preguntaba que harían las tres ahí encerradas. Mas abanzada la noche, las risas se apagaron y el cuarto se quedó completamente en silencio. A mí me extrañó, pero no le di importancia y seguí viendo el programa que estaba viendo. Derepente, Cristina entró en el salón. Pero, lo que me sorprendió fue ver como iba vestida. Llevaba puesto un conjunto de lencería rosa muy sexy, como eso que llevan las chicas de las revistas que mis amigos yyo vemos a escondidas en los lavabos del colegio. Además, vino hacia a mí con una sonrisa insinuante. Cristina era la que estaba mas buena demis hermanas. Pelirroja, de grandes tetas y la figura de una supermodelo. Además, viéndola así, uno no podía evitar sentirse excitado. Con una voz provocativa, me pidió que la ayudara a buscar algo en el cuarto de nuestros padres; también me dijo que no podía pedírselo a Marta y Verónica, puesto que estaban durmiendo. Fuimos allí y, nada mas entrar, ella cerró la puerta y vino hacia mí con una sonrisa que asustaba. Se bajó la parte superior del conjunto enseñandome sus tetas. Yo estaba petrificado con la mirada fija en sus tetas. Ella se acercó mas a mí, agarró mis manos y las puso sobre ellas para que pudiera acariciárselas. Yo estaba muy nervioso y excitado; mi verga parecia que iba a salírseme del pantalón. Ella, excitada, me empujó sobra la cama. Me bajó los pantalones y se metió mi pequeña y dura polla en la boca. Después, tras desnudarse del todo, se sentó sobre mí y comenzó a cabalgarme mientras yo me sentía desfallecer. Cuando terminó, abrió la puerta y por ella entraron Marta y Verónica, las dos vestidas con un conjunto muy diferente al suyo, el cual era de cuero negro. Las dos se colocaron a ambos lados de la cama mirándome con una sádica mirada. Cuando pregunté que pasaba, Marta me dio una ostia mientras y me dijo que no dijera nada y que la llamase ama. Intenté escapar, pero las tres me redujeron con facilidad. Me pusieron boca abajo y me ataron de píes y manos mientras me colocaba un collar de perro con puas y me amordazaban con una bola atada a unas correas. Las tres cogieron un atizador y se turnaban para pegarme dejándome el culo morado. Después, Marta sacó una polla de plástico con correas y se la ató a la altura de la entrepierna. Se sentó encima de mi culo y me la metió. El dolor fue terrible. Las tres se diviertieron conmigo toda la noche. Cuando terminaron me desataron y me amenazaron para que no se lo dijera a nuestros padres. Aunque, cláramente yo no iba a decir nada, no por temor a las represalias, sino porque me moría de vergüenza; y ellas lo sabían. Después, ellas regresaron a su dormitorio como si nada hubiera pasado dejándome allí desnudo, solo y con el culo dolorido. Lo peor, es que repitieron la siguiente noche en que nos dejaron solos...


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.