criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > LesbianasRecuerdos que excitan

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 30 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 21,518 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 179 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Lesbianas
  Titulo:

Hola, saben yo me considero heterosexual, aunque siempre me atrajo la idea de tener una relación lésbica. Sobre todo después de tener contacto tan de cerca con las mujeres. Soy enfermera y hace unos años comencé a trabajar en un consultorio ginecológico, donde más se acentuó mi deseo por las chicas. Un día llegó al consultorio una chica embarazada apenas de unas 4 semanas; al llegar al consultorio yo la recibí y comencé a hacer mi trabajo de rutina, le di una bata, le pedí que se la pusiera. Mientras preparaba la mesa donde la oscultarían, ella comenzó a desnudarse sin pena, al tiempo que charlaba no pude evitar verla. Era muy bella y ella muy natural me decía oye mira, ve mis bubis, es normal que se pongan tan duras y que mi pezón esté tan grande? Yo le respondía que sí, que era natural. Ella seguía y me decía y me decía, pero ven, tócalas, y tomando mi mano, me la pone sobre sus bubis y decía tócalas, mira, están durísimas. Yo al sentir sus tetas en mi mano, comencé a estremecerme, sentía su piel suave y sus tetas duras, al tiempo que las toco, su pezón se comienza a erectar y ella se ríe, y me dice además de que sabes, no sé por qué, pero estoy muy sensible, me excito con mucha fasilidad, yo no dejaba de verla. La guío para que se suba a la mesa y comienzo a colocarla para la revisión. Cuando veo su vulva, qué panorama toda depilada, se veían sus labios rositas y carnosos, tomo como de costumbre una gasa con benzal para hacer la asepsia acostumbrada y al pasar la gasa, ella da un pequeño grito. Entonces me detengo y le digo te lastimé, lo hice muy fuerte, y ella se ríe, y dice no, es que sentí rico, está frío, no dejaba de hablar y movía las piernas. Yo de reojo seguía viendo su panochita, ya me sentia húmeda sólo de verla, cuando entró la doctora a revisarla, le dice que tiene una pequeña infección vaginal y que debe aplicarce una pomada, que ella misma le va a proporcionar, sale la doctora del cubículo y desde el escritorio comieza a darme instruciones, y me dice muéstrale cómo debe aplicarse la pomada. Yo maliciosamente voy con la pasiente y le digo quiere que se la aplique de una vez, ella responde sí, aprovecho la situación y me pongo la pomadita en mis dedos ya con guantes, claro, y empiezo a aplicárcela suavemente desde su clítoris hasta la entrada de su cuevita. Sin tener por qué hacerlo, le abro los labios y meto mi dedos frotándola con mis dedos. Ella sólo cerraba los ojos, y yo seguía mientras la doctora continuaba hablando desde su escritorio. Terminó de aplicar la pomada y ayudó a la chica a sentarse. Ella sólo sonreía, termina la consulta y al salir del consultorio se despide como si nada y yo me quedo caliente, y así inicia mi inquietud por las chicas............ Al salir ese día del trabajo, llego a casa y me masturbo recordando a esta chica, y comienzo a idear la manera de contactar con alguna chica, lo cual se dio muy fásil. A los pocos días, llega una señora de unos 40 años muy guapa y alegre, con la que esta vez yo inicio una charla, pero sin dejar de mirarla lujuriosamente y ella lo nota. Al comensar la revisión, la doctora me pide rasurar su vagina, pues demasiado bello le producía producia una irritación en la piel; yo comienzo a rasurarla pero con mucha sutilesa, al tiempo que trataba de rosar su vulva con mis dedos, ella sólo hacía ay, ay, uy..., ya me la había puesto caliente y deliberadamente arriesgándome al pasar la esponja para no dejar residuos de jabón, meto mi dedo índice y acaricio su clítoris, esperando que ella dijera algo o diera señal de molestia, y no dice nada, así que aprovecho y sigo ya con toda la mano acariciándola. En lo que entraba la doctora, ella se mordía los labios, me veía como indicando que siguiera, en eso la señora se saca una bubi y mientras yo seguía masturbándola, ella se acariciaba el pezón, fue muy rico. En eso aparece la doctora y yo, como si nada, paso rápidamente una gasa para secar, pues en verdad ya estaba bien mojada. Cuando la doctora termina, la doctora sale y me da una tarjeta. Inmediatamente capté, y la guardo en mi bolsa. Al día siguiente, le llamo, quedo de verla en su casa, Cuando llegué, ya estaba sola, su esposo acababa de salir, y cuál fue mi sorpresa, ella enseguida se me lansó, me besó y me acariciaba toda deseperada, mientras me decía que ella tenía ya mucho tiempo deseando tener un encuentro lésbico, y pues me dejé....... me pidió que me desnudara y que la dejara ver de cerca mi conchita, y me acosté en el sofá, abrí mis piernas y la dejé, me tocaba, me abría los labios, estaba realmente observándome toda, me metía los dedos, frotaba mi clítoris, yo estaba toda mojada y finalmente comienza a mamarme, me chupaba. Yo ese día recibí el mejor sexo oral de mi vida, metía su lengua, fue realmente rico; en cuanto pude, me acomodé en un 69 y nos estuvimos chupando por casi una hora, tuve no sé cuántos orgasmos, al igual que ella, Ahora, cada vez que quiero sexo con una chica, le llamo........


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.