criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > HeteroReconciliación con Martín

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 15 de Diciembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 4,313 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 24 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Hetero
  Titulo:

Hacía varios días que estábamos peleados, para amigarnos planeamos un viaje con m novio a la ciudad de Chascomus. Llegamos al hotel previamente reservado e inmediatamente decidimos ducharnos porque durante el viaje sufrimos mucho calor. Me despojé de la ropa y abr la ducha, él por su parte me pidió para ducharnos juntos, a lo que acepte gustosa, al verlo junto a mi tan alto, delgado y con esa hermosa verga colgando flácida entre sus piernas me calentó sobremanera. El agua fresca corría sobre nuestros cuerpos. Estiré mis brazos para alcanzar a rodear su cuerpo, ya que soy bastante más pequeña y le pedí un beso. Nos besamos apasionadamente como para reconciliarnos. Él con sus manos me rodeo primero la cintura, luego las bajó hasta mis glúteos y me despegó del piso pidiéndome que rodeara su cintura con mis piernas. Así lo hice, entonces mi culito quedo expuesto a su verga que se encontraba parada y a punto. Sentí el calor del glande rozándome las nalgas. Me volví loca, le besaba el cuello y las orejas. Martín puso en dedo en forma de gancho e introduciéndomelo en el agujerito intentaba levantarme más alto, en principio no me agrado, pero así consiguió agrandarlo un pocho mientras mi conchita se restregaba en los pelitos de su vientre. Apoyó la cabezota de su fija en el pocito y aflojando sus manos me dejaba caer un poquito, yo agrietaba las piernas con fuerza a su cintura pero igual me iba ensartando en la cabezota caliente, muy dura y empapada. El ano me latía y parecía que iba a estallarme sexo completamente abierto pedía a gritos ser penetrado. Cuando ya la había colocado toda comenzó a caminar conmigo en andas, ensartada hasta los huevos y empapados así me volcó en la cama. El siempre encima de mi sin sacarla bombeo con fuerza, cada vez más profundo, separándome los glúteos para ir al máximo. Lo sentí venirse, su miembro latía y mi culito era todo suyo en una entrega total. Su semen comenzó a brotar aún teniéndola adentro y corría por mi raja hasta mojarme la espalda. Nos besamos muchas veces más y fuimos nuevamente a ducharnos. Con el mini jabón del hotel me froté las theta piernas, la ingle, la cola, entonces note lo dilatado que estaba mi ano, entraban dos dedos sin dificultad. Deje correr mucha agua fría sobre mi espalda y ge recobrando su estado normal. Martín se jabonaba las pelotas y el vientre, su fija flácida colgaba como si fuera de trapo. Me pidió que le enjabonara la espalda, deslicé al jaboncito por ese lomo hermoso, glúteos pequeños y firmes. Cuando terminé de hacerlo se dio vuelta y me lo agradeció con un beso. Entonces vi que su verga estaba comenzando a levantarse. Me invadió una sensación encontrada de lujuria y temor a que cogiera nuevamente mi culito en recuperación. Pero esta vez le tocaría a mi conchita. Me moría de ganas y él lo sabía. Espero mensajes, besos.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.