criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > Narrativa LibrePuntos de vista: Amarga Sarah

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 10 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 1,852 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 15 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Narrativa Libre
  Titulo:

Por lo visto en su familia la tradición era perderse media vida Su padre se pasó toda su vida sacrificándose por La Libertad y La Democracia, moviéndose de conflicto en conflicto por todo el mundo. Y cuando al fin consigue formar una familia y engendrar a dos hijas, por culpa de un accidente de caza se queda postrado en una silla de ruedas. Inmóvil de cintura para abajo con 35 años. Curiosamente el hecho de que le disparasen por la espalda no le quito su gusto por las armas. Tal vez hasta creció… Con su hermana paso algo similar… Vendió su juventud, sus posibilidades de ir a la universidad y encontrar a un buen hombre… Solo por irse con ese asqueroso de Ben. Dios, que podía ver en ese tipo…? Prácticamente no sabia leer, ni tenia dinero, solo esa roñosa camioneta de la que se sentía tan orgulloso… Ella a sus 16 años creía que era la nueva Julieta, viviendo un amor prohibido por su padre. Se dejo arrastrar por los fuertes brazos de Ben y la absurda idea de libertad que él podía ofrecerle. O ella misma… Que tratando de continuar la larga saga de militares de la familia, también se unió al ejercito. La pequeña Sarah, que había visto la muerte tantas veces guiñándole un ojo, que logro ser la única en escapar de ese “incidente” durante la guerra de Irak. No podía negar que siempre había tenido suerte. Y que demasiadas veces, las balas que eran para ella, llovían sobre sus compañeros. Había perdido a demasiados amigos en combate. Amarga Sarah, la llamaban en los otros pelotones. Decían que era gafe, porque aunque todas las misiones que realizaba eran un éxito, normalmente solo ella salía con vida. Después del “incidente” la licenciaron con deshonor. Se sitio aliviada por no tener que cargar mas muertes a su espalda Por suerte aun le quedaba su hermana… La oveja negra de la familia, la Dulce Sally… Solía visitarla siempre que estaba de permiso o cuando a Ben le daba por darse una escapada de un par de días. Pobre Sally, era demasiado ingenua como para darse cuenta de que su marido era un imbécil... Se estaba acercando al parking de caravanas donde vivía Sally, cuando un enorme Hummer casi embiste su coche alquilado. Estos tarados no sabían lo que era la sensación de conducir uno de los auténticos. Salirse de la carretera y ponerse a cruzar las dunas que rodean Bagdad, eso si era divertido… No podía olvidar que la guerra también le había dado buenos experiencias, pero una negra capa de muerte las ensuciaba todas. Sumida en sus pensamientos llegó a su destino. La gente estaba alrededor de la caravana de Sally. Mientras aparcaba y Guns’N’Roses retumbaba en su coche, pensó que seguro que Ben había vuelto y que estaba haciendo una de las suyas, y como sus vecinos no tenían nada mejor que hacer, se quedarían viendo la escena. Tal vez podría darle su merecida paliza a Ben. Cuando apago la radio, y Axl Rose se apeo del Tren Nocturno, sintió que la situación era muy diferente... Nadie gritaba, pero todos murmuraban o lloraban, algo terrible había pasado. Trato de llegar a la caravana lo mas rápido que pudo, abriéndose paso a codazos entre la multitud. La puerta estaba rota, esto no pintaba nada bien. Cuando entro fue peor de lo que esperaba. Allí estaba la Dulce Sally arrodillada frente a su cama, con su vestido roto y sin ropa interior. Tenía un cojín sobre su nuca, completamente manchado de sangre, que tapaba su cabeza. Ella sabia que era lo que iba ha encontrar bajo ese cojín, pero aun así necesitaba verla por última vez. Aparto el cojín de su nuca, y vio un orificio de bala del tamaño de un pulgar. Los sesos de la Dulce Sally estaban esparcidos bajo su cara. La bala entro por la nuca y salió por la nariz, dejando un boquete en lo que era su precioso rostro, ya de por si maltratado. Habían usado el cojín como silenciador, un revolver de gran calibre y balas de punta hueca. Sabía todo esto porque ella lo había hecho cientos de veces al enemigo. Aun no tenía ni idea quien había sido, pero lo iba a pagar con su vida... Ella sabía cómo hacerlo.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.