criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > EpicaPOLOGO SOMBRAS DE SAIKARIA

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 23 de Abril del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 1,516 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 10 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Epica
  Titulo:

Saikaria, es una isla continente al sur de Eragir; es un enorme pedazo de tierra en medio de la más absoluta nada. La isla es un micro ecosistema, pues alberga todo tipo de climas; desde las heladas estepas del norte, hasta las paradisíacas playas del sur. Sin embargo, el mayor núcleo urbano reside en la zona oeste, en el llamado “circulo de los valles susurrantes”, llamado así debido a que cuando él frió viento del norte sopla en esa dirección, parece que las montañas susurran entre ellas. En el círculo de los valles susurrantes han asentado su hogar tres potencias que se disputan entre ellas el control del oeste. Esto es debido a que el círculo de los valles susurrantes ocupa de arriba abajo todo el oeste de la isla, creando un enorme muro de montañas a su alrededor del que la única forma de salir es por vía marítima o aérea. Los tres países que ocupan esta amplia zona son: Carmus, Zarbanta y Aurim. Estos tres reinos han desarrollado una enorme maquinaria bélica al verse continuamente obligados a luchar por el control de los escasos recursos de la zona. De los tres reinos el más civilizado sin duda es Carmus; esto es debido a su estratégica posición, pues mientras sus reinos rivales están recluidos en el interior, Carmus posee toda la costa del oeste, lo que lo convierte en una auténtica superpotencia. La flota Carmuria es de las más vanguardistas de todo Eragir, pues no esta hecha de madera, sino de una aleación de piedra y arena llamada “Gazami”. La elaboración del Gazami no es muy compleja. Consiste en moler con una prensa de acero la dura piedra, después se le añade agua y arena, y por ultimo se moldea sobre una plancha de cristal y acero para que aguante el gran peso de la nave y no se hunda en el mar. La capital de Carmus es Adalina “la ciudad luminosa”; La ciudad es simplemente magnifica, sus construcciones están hechas al igual que su flota, de Gazami. Las fachadas de sus casas sin embargo lucen bellos colores pues todos los ciudadanos gustan de pintarlas de bellos y vivos colores con una pintura especial llamada Salum. Las calles de la urbe están asfaltadas con dorados adoquines perfectamente colocados sin ningún tipo de imperfección sobre el suelo de arena, estos están hechos de un material llamado “Goldit”; en apariencia similar al oro, pero a diferencia de este, carece de todo valor más allá de la mera ornamentación. Este lugar esta repletó de cuestas y desniveles, pues se encuentra construido sobre un terreno muy accidentado. Al llegar a la céntrica plaza llamada de la manticora en la que su centro alberga una terrorífica figura de un ser mitad humana, mitad león con alas de murciélago que observa atentamente a quien osa acercarse a ella, las puertas enrejadas del camino de la colina Seidion, situadas en un lateral de la plaza, cierran el paso a todo aquel que ante ellas se pare. Antiguamente los guardias de las puertas, solían abrirlas a los turistas y curiosos; últimamente el camino Seidion es transitable exclusivamente por nobles, Sacerdotes ,compañías circenses o caravanas de mercaderes. Esto se debe a los recientes problemas territoriales que ha habido entre los tres reinos, pues todos se consideran con más derecho sobre el círculo de los valles susurrantes que los demás y esto inevitablemente ha creado más reticencias entre ellos si cabe. El reino de Carmus no se puede arriesgar a que sus rivales manden espías o infiltren algún asesino, pues el camino Seidion es la única ruta que hay para llegar a la fortaleza carmesí, la destellante y hermosa fortaleza de rubí donde habita la familia real de Carmus. Carmus es un reino muy codiciado por sus rivales dado que es el único que tiene acceso directo al mar, y esto obliga a los otros dos reinos a pagar un tributo al rey de Carmus para tener derecho a utilizar el puerto de Adalina, y poder comerciar con otras naciones. Definitivamente el reino de Carmus prefiere mantener sus intereses comerciales que entrar en una guerra abierta con cualquiera de los otros reinos; y por ello los encargados del puerto de Adalina, por orden expresa del rey Saith Thendariel I, se ven obligados a ser permisibles y no hacer inventario de los barcos rivales que zarpan de su puerto, pues, el reino de Carmus, sabe que en una guerra terrestre tiene las de perder. Desde la plaza de la manticora se puede acceder a cinco calles todas llenas de edificios y atestadas de puestos comerciales. La más destacable de estas es la calle Dikrem, en donde se puede comprar todo tipo de productos, desde alimentos hasta enseres domésticos, animales, etc. La calle Dikrem popularmente recibe el nombre de “manzana de los burdeles” debido al gran número de estos que se afincan en ella. A pocos kilómetros en dirección sureste, se encuentra el reino de Zarbanta, hogar de los extraordinarios jinetes de grifos. Este reino destaca por su dominio de los aires que utiliza, por ejemplo, además de para controlar a sus rivales desde los cielos, para disparar a las nubes un tipo de proyectil llamado “Zaudath” hecho de rayos solares capturados en gruesos recipientes de madera y posteriormente sumergidos en una mezcla especial de agua y piedra molida, que hace que estos solidifiquen y puedan ser disparados como si de flechas normales se tratara; la pega es que los proyectiles de Zaudath , carecen de la precisión que las flechas poseen y esto obliga a los jinetes de grifos, encargados de dispararlos, a acercarse a menos de cien metros de su objetivo; por lo que hay que ser un experimentado jinete de grifos para poder llevar a cabo esta misión. Cuando un proyectil Zaudath impacta contra una nube, esta de inmediato comienza a llorar, propiciando así un aumento de la agricultura y la ganadería. Al margen de esto, este reino ya de por si posee agua en abundancia; no en vano el reino de Zarbanta se jacta de poseer unas ricas praderas con las que alimentar al ganado y una fértil tierra donde poder plantar todo tipo de hortalizas y árboles frutales; pues este reino se erige sobre la ribera del caudaloso río Udon y esto favorece además del ya comentado aumento de la fertilidad de la tierra, el comercio entre ciudades y pueblos. Por ello la economía de Zarbanta es, sin exagerar, la mejor estructurada de todo Saikaria. Muchos creen que los Zarbantos son simples bárbaros, pero nada más lejos de la realidad, esta tribu posee un rico legado cultural pues descienden de rebeldes baltos del archipiélago de Northan, muy al norte de allí. En Northan se encuentra una de las mayores bibliotecas de todo Eragir, pues en ese lugar conviven multitud de razas entre las que cabe destacar a los elfos marítimos, los Darums lunares y las ondinas rojas. Pese a ser seres tan diferentes, conviven en paz y armonía y se ayudan los unos a los otros, y si los humanos pusieran de su parte, también recibirían la sabia ayuda de estos seres. Sin embargo los seres humanos rechazaron la ayuda de estas sabias criaturas desde el momento en que forjaron la primera espada y empezaron con sus absurdas guerras por un poder que ninguno tenia derecho a poseer, pues, en el momento de la creación los dioses dejaron bien claro que había que convivir en paz y armonía, claro que, cuando lo dijeron los seres humanos ya debían estar planeando alguna absurda guerra. La capital de Zarbanta es Gaula, no es una ciudad muy grande pues los habitantes de este reino prefieren una vida más rural. La ciudad esta asentada sobre una gran isla en medio del rió Udon. Las casas de Gaula son de paja y adobe; estas no tienen más que una habitación anexa al corral de los animales, pero esto por lo menos ayuda a mantener el hogar caliente durante los crudos meses de invierno. Los jefes de la tribu Balta, de la que los Zarbantianos son una escisión; no habitan en lujosos castillos, sino que prefieren vivir como es tradición en un tipo de edificio de madera y paja llamado “Salón del gran rey”. Esta construcción siguiendo el esquema de construcción Balto, tiene un amplio salón del trono y no más de cuatro habitaciones anexas a este. Por todo el país se pueden encontrar granjas de grifos en las que se cría a estos extraordinarios animales a los que se considera el bien más valioso del reino, pues únicamente el reino de Zarbanta posee este tipo de animales en todo Saikaria. Cuenta la leyenda que Zamarith, un legendario héroe balto fue el que introdujo a estas hermosas bestias en la cultura Balta. La leyenda dice que navegando por las inexploradas islas Dorocha se topó de bruces con una manada de estas bestias. Extrañado y asustado las observo atentamente y se quedó sorprendido al contemplar la agilidad a la que podían volar. Utilizando una manzana y un cordel se acercó a uno de estos animales al que tentó con la fruta y justo cuando lo tuvo a su alcance rodeo con el grueso cordel su poderoso cuello y se montó sobre su grupa. Así nació una nueva forma de vida, la de los jinetes de grifos que dedican su vida a domar a estos animales, a los que consideran sus mejores amigos. A unas treinta millas al este se encuentra el reino más septentrional, el reino de Aurim. Esté de los tres reinos es el más pequeño, apenas ocupara unas pocas decenas de kilómetros, sin embargo, poseen una auténtica tropa de dragones que les garantiza la independencia. Este reino es el único que puede acceder a las montañas Cliton, pues tienen su entrada muy bien defendida con una guardia llamada “la guardia montañesa” que va armada con enormes garrotes de cedro y esta adiestrada para defender hasta la muerte la entrada a las montañas, por miedo de que los otros reinos se hagan con el control de los peligrosos dragones verdes de los que el reino de Aurim se considera amo y señor. En estas montañas , habitan la mayoría de los dragones verdes de la isla, cuya mayor habilidad es la capacidad de envenenar y paralizar a sus victimas. Por el contrario, no son muy ágiles en el vuelo, pero esto queda contrarrestado por el terrible miedo que inspiran a sus enemigos. Aurim es famoso por sus caza dragones, muchos hombres se alistan a la tropa de los caza dragones, con la esperanza de hacerse ricos y famosos, pues no todo el mundo es capaz de domar a una bestia de las características y el poder de un dragón verde, y menos aun hacerle frente y matarla para hacerse con sus preciadas y duras escamas a las que los curtidores consideran el material más valioso que existe para hacer armaduras casi impenetrables. Los caza dragones van usualmente pertrechados con una armadura de escamas sintéticas que les es entregada en las barracas Drakanith de la desordenada y superpoblada ciudad de Arath, capital de Aurim. Pues aunque los caza dragones sean chulescos por naturaleza, casi ninguno ha tenido el valor de enfrentarse a un dragón. La ciudad de Arath esta ubicada sobre una llanura repleta de colinas. Sus casas están apiñadas de cualquier manera y usualmente están hechas de piedra; suelen tener dos pisos pequeños y un pequeño corral anexo aunque hay excepciones como las lujosas fincas de los nobles. El castillo de Aurim se ubica sobre una enorme colina central, el castillo no es muy grande ni destaca por su belleza, pero posee las defensas más vanguardistas que existen. Al castillo se puede acceder por unas enormes escalinatas excavadas directamente sobre la colina; aunque a casi ningún habitante, a no ser que sea comerciante o artista, se le permite atravesar el enorme portón de madera que da acceso al edificio. Aurim es el reino que contrariamente a su tamaño, más población tiene, y esto es debido al alto nivel de vida de este lugar. Aquí no hace falta tener autorización para ser comerciante, y todos los habitantes, sea cual sea su posición en la escala social, tienen igualdad de derechos y perciben un sueldo fijo dependiendo de la labor que desempeñen. El gobierno entrega un sueldo de 3000 Eragions semanales a los caza dragones que hayan logrado domar a un dragón, pues estas criaturas se consideran extremadamente valiosas para el ejército y no se escatima en gastos para poderlas mantener; además de esto el gobierno regala el equipo de inicio a cada aspirante a caza dragones independientemente de que haya garantías o no de atrapar a una de estas bestias. Aurim es ciertamente un reino rico y poderoso, sin embargo, contrariamente a lo que pudiera parecer, detestan la guerra, por ello no se han hecho con el control del círculo de los valles susurrantes por la fuerza, aunque si económicamente. En las barracas Drakanith de Arath, un joven deseoso de hacerse un nombre y tener una ocupación en su vida se encontraba esperando su turno, sentado en un incomodo taburete de madera y paja. El joven pensativo se tocaba el mentón, aún no sabia que le había hecho hacerse tan ambicioso; él era de una familia modesta de la villa de Estuario Ganagen, su única meta en la vida debería ser ocuparse de la granja familiar y sembrar los campos pertenecientes al conde Fauth. Sin embargo, desoyendo los consejos de su padre se había embarcado en un viaje sin retorno que le llevaría a convertirse en un caza dragones. Si sus planes salían tal y como deseaba, conseguiría escapar de la vida campesina y hacerse el mismo con tierras propias. -¡Galit Temdrak!-exclamo el hombre del mostrador -yo soy – dijo el joven mientras avanzaba hacia él Por un instante se miraron observándose mutuamente hasta que el hombre del mostrador preguntó: -¿así que deseas ser Caza Dragones?-pregunto el hombre del mostrador-¿Cuáles son tus aptitudes?, ¿Sabes luchar? . -desde niño me he entrenado en solitario –respondió Galit – y domino los fundamentos básicos de la lucha ,pues he leído miles de libros sobre las artes de la guerra. -eso esta bien chico-respondió el hombre del mostrador- pero si quieres ser considerado un verdadero guerrero , tendrás que demostrar que sabes llevar la teoría a la practica. Galit miro algo desilusionado al hombre del mostrador, sin embargo, acertó a preguntar: -¿puedo demostrar de alguna forma mi valía? -podrías…-respondió el hombre del mostrador – sin embargo no será una prueba nada fácil, ¿has oído hablar del legendario troll negro? -no-respondió tajantemente Galit -el troll negro es un ser horrible que habita en una cueva en las cercanías de la villa de Akazil –explico el hombre del mostrador- es un ser terrible que se alimenta de carne humana, y de vez en cuando sale a cazar con su sequito de trolls por las cercanías de la cueva, ya ha asesinado a más de cien personas, hay que destruirle; si no las villas cercanas correrán un grave peligro. -¿estás insinuando que me ocupe yo?-preguntó horrorizado Galit -exacto chico-respondió el hombre del mostrador- el número de caza dragones ha sido limitado a 100 por cuestiones obvias, recientemente hemos perdido la colonia de isla Camul que era de la que provenía casi toda nuestra riqueza; ahora somos un reino arruinado y tenemos que resarcirnos de los gastos que el ataque de los Circios a isla Camul nos ha provocado. Por ello ha habido que limitar el número de caza dragones; hoy por hoy no podemos mantener a más de 100, con su respectiva montura, pues únicamente los que hayan demostrado que pueden hacerse con el control de una de estas bestias, tienen derecho a seguir en el ejército. Debido a ello muchos caza dragones sin montura dragonica se han convertido en proscritos y mercenarios. Por ese motivo los requisitos de selección de los nuevos caza dragones se han visto aumentados. Matar al troll negro es el requisito que se ha asignado de momento para poder ser aspirante. Aparte de eso, en el supuesto de que alguno cumpla esta misión, le será dada la misión más importante para demostrar que se tienen las dotes necesarias para ser un nuevo cazador de dragones, entrar en la gruta de las montañas Cliton y domar valiéndose únicamente de su habilidad a una de estas poderosas bestias. Solamente de esta forma el aspirante podrá entrar a formar parte en el selecto cuerpo de los caza dragones de Aurim. ¿Aceptas o prefieres volver por donde has venido?-pregunto tajantemente el hombre del mostrador. Galit sopeso durante un momento los pros y los contras, podía perder su propia vida, pero antes eso que volver humillado a su casa. -¡Acepto!-exclamo Galit decidido El hombre del mostrador puso encima de este una armadura de cuero tachonado y una vieja lanza. -este es todo el equipo que podemos permitirnos para esta misión, no hay ninguna garantía de éxito por lo que no estamos por la labor de arriesgar equipo profesional, pues andamos escasos de armas y armaduras, debido a la perdida de isla Camul, el barco que se tenía que encargar de llevar a Adalina y traernos desde allí equipo nuevo, ha sido interceptado y secuestrado. Galit miro con gesto de enfado al hombre del mostrador sin embargo tomó el equipo y se lo colocó encima de su ropa. -ve a los establos, se te dará en préstamo un caballo, si mueres y el animal no nos es devuelto, no tendrás derecho a funeral-explicó el hombre del mostrador – los caballos del gobierno se consideran sagrados , si prestamos alguno y no nos es devuelto , comprenderás que el encargado de devolvérnoslo sano y salvo tendrá que recibir algún tipo de castigo. Galit iracundo miro amenazante al hombre del mostrador y salio con paso ligero en dirección a los establos, iba a matar a ese troll negro costara lo que costara.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.