criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > OvnisMujer de ojos refulgentes

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 18 de Marzo del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 1,877 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 8 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Ovnis
  Titulo:

Se puede pensar que los sueños solo son eso, sueños; sin embargo, lo que me ocurrió hace un par de noches me hace dudar de esa afirmación. Vivo desde hace un par de años en una casa cerca del mar; siendo escritor, el mejor lugar para encontrar la inspiración es la naturaleza marina, y aquí estoy yo, dispuesto a acabar mi ultima novela sea como sea. Estos últimos años han sido un infierno en todos los sentidos, después de un agrio divorcio y de varios fiascos con mis últimos libros, mi cuenta corriente esta en números rojos. Lo único que me queda es esta casa en la playa y lo que contiene; ya que no tengo nada mas que mi talento un poco tocado y que no sé hacer otra cosa que no sea escribir, me encerrare en mi escritorio y no saldré hasta haber acabado una novela medianamente buena, con la que podré saldar mis deudas pendientes: Pero bueno, iré a los hechos, la tarde misma, antes de mi extraño sueño, no acababa de concentrarme en la escritura, así que decidí pasar las horas viendo la televisión, me apoltrone en el sillón con una lata de cerveza en una mano, y un gran palomitero en la otra. Encendí el aparato, en ese momento acababa de empezar una película melodramática de dudoso gusto, decidí cambiar de canal, al instante apareció en mi pantalla un partido de fútbol. Pasaron las horas, poco a poco me fui quedando dormido; no sé cuanto tiempo llevaría dormido cuando me despertó el ruido de la televisión sin señal, había anochecido hacia rato y la oscuridad invadía la habitación exceptuando el blanco y negro parpadeante de la pantalla. Haciendo un gran esfuerzo, me levante del sillón, y apague el aparato guiado por el resplandor rojizo que penetraba por el ventanal de la sala; no le di demasiada importancia entonces; me dirigí a la cocina a buscar algo de comer, abrí la nevera y cogí un poco de pollo y una botella de agua. Volví al salón para escribir un rato junto a la ventana, cuando me disponía a empezar el trabajo, un brillo extraño en la playa llamó mi atención. Creyéndome un estúpido me sermonee, solo se trataba del brillo de la luna sobre el agua, sin embargo, queriendo verificarlo volví a mirar. Con estupefacción descubrí que en la orilla brillaba un objeto de aspecto metálico; en ese momento, algo ajeno a mi voluntad, hizo que me levantara de mi silla, y que con paso vacilante saliera de la casa. Mientras movían mi cuerpo, una suave melodía invadía mis oídos desde algún lugar desconocido. Tras varios pasos, me detuve cerca del inicio de las escaleras que descendían a la playa; entonces lo que me manejaba, me hizo levantar la vista hacia el cielo. Lo que vi, estoy seguro de que ningún hombre lo ha visto ni vera jamás; el resplandor rojizo que atribuí a la luna era en realidad Marte, pero resultaba extraño porque si no recuerdo mal, Marte no esta tan cerca de la tierra, pero lo que me impresionó todavía más fue que no reconocí ninguna de las constelaciones de ese cielo violáceo. Cuando me empezaba a acostumbrar a ese espectáculo, la extraña energía que me había poseído me hizo descender hacia la playa. Una vez sobre la arena, camine unos pasos hacia la orilla, y cai de rodillas. Frente a mí, semienterrada se encontraba una tiara de un color esmeralda metálico, cuya belleza me hipnotizo al instante. En ese momento la música ululante cesó, y con ella las olas, el oscuro y embravecido mar se convirtió en un espejo. De pronto, algo comenzó a emerger de la superficie del agua, produciendo abundantes burbujas que no hacían sonido alguno. Una estilizada cabeza surgió lentamente, y unos extraños ojos refulgentes clavaron su mirada en mi. A esa cabeza le seguía un cuerpo de mujer, de piel oscura y escamosa, que reflejaba de forma caleidoscópica la rojiza luz de la bóveda celeste Se planto frente a mí, y clavo sus ojos aun más en los míos; al contrario de lo que pueda parecer, semejante criatura hubiera dado a cualquier otro repugnancia o miedo, a mí sin embargo me pareció de una belleza que rozaba la divinidad, su mirada irradiaba ternura, exactamente la que inspiraría una madre a su hijo; No se como pude coger la diadema, el caso es que la tenia entre mis manos. Sin saber como, alargué mis brazos hacia su cabeza, y deposite la tiara sobre su frente. Al instante la joya, opaca antes, brilló entonces con fulgor. Una voz femenina muy dulce comenzó a hablarme, sin embargo, la criatura no movía los labios; me contó como su pueblo había conseguido sobrevivir en las profundidades de los océanos durante milenios, mucho antes de que el primer humano existiera, y como durante generaciones habían vigilado a los hombres, velando por su seguridad. Se refirió también a que algunos de los suyos se unieron con humanos, dando lugar a híbridos que se mezclaron con la población. Comencé a sentir una extraña sensación de familiaridad al escuchar lo que me contó a continuación. Según lo que dijo, yo era un descendiente de su raza que no había asumido su condición inmortal, y que con el ritual de la coronación de un pariente tomaba conciencia de sí mismo y de su lugar en el universo. Además añadió que todo lo que veía y sentía, no era mas que un sueño preparatorio; La ceremonia real sé celebraría dentro de no mucho tiempo, me aconsejo que tuviera paciencia y mantuviera el secreto. De repente, un gran resplandor invadió el lugar, y el silencio desapareció, se hizo el día, el sonido y la sensación del agua salada fría, chocando contra mi cuerpo, me devolvió a la realidad. Trabajosamente me levante como pude, llegue a mi casa y me eche en la cama. He dormido sin despertar desde entonces hasta hace una hora. Ahora estoy reflexionando sobre los motivos de semejante ensoñación, por mas que le doy vueltas, no consigo encontrarle sentido. Sin embargo...... Mi mente, entre la locura y la realidad, me hace concebir esperanzas de un futuro extraño, y hasta podría pensarse que irreal. Pero mi instinto me dice que ese futuro es real y que un destino inmortal me espera. Solo debo guardar el secreto, la tentación de revelar todo lo que sé será grande, pero en este momento una seguridad total me invade y me siento capaz de abordar semejante aventura.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.