criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > Narrativa LibreMierda

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 16 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 2,509 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 23 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Narrativa Libre
  Titulo:

Hay quizás sí o quizás no una historia que tal vez digo pueda sorprender a quien la escuche. Y dándole de nuevo a la memoria, que es quizás lo único de lo cual yo pueda sentirme orgulloso, voy a contar eso bien que recuerdo y que es lo de aquella tarde en la plaza, en donde acabóse con el Gato pegándole un cerrojazo entre ojo y oreja al Porrillo el del Cagatruenos. El primero contaba con una niña de sus ojos, que lo era también un poco más del segundo y como las lenguas y los duros de a cuerno corrían en todo el barrio, se llegó el chisme a oídos de ambos. Maldita la gracia cuando las pistolas empezaron dar calambres bajo los pantalones de pana pidiendo salir a repartir los gori gori. La muerte no estaba anunciada, pero he aquí que cuando los niñatos se vieron junto al puerto el uno quiso bailarle unas cuantas cosas y el otro, sacándole de donde no había un par de narices, le recorrió la cara a guantazos. Ya de noche, una noche tranquila, uno de los niñatos se fue para la casa de un tío suyo que había sido un león de los grises en los años en donde la policía repartía mandobles para no contar, y cogiéndose sin permiso una arma apalancada en un cajón de la mesita de noche, fuese a despachar las cuentas pendientes con el otro inquilino de cama. En el pub de la Pedreña, donde habíase de lo peor del sitio, se estaba bailando unas cervezas el del Cagatruenos con los amigos, cuando una bala desde la entrada le estalló la jarra en la mano dándole un presentimiento de muerte rápida. Se mordió la lengua y desorbitó los ojos. Un sudor frío le recorrió todo el cuerpo. Las manos temblando. Los pies empezaron a flaquear. El culo se desalojó. La vejiga también... No quiero morir. Lo sacó a la plaza para que viera todo el mundo la faena agarrándolo por detrás y con el arma clavándole en las espaldas, lo puso de rodillas y antes le soltó dos bofetadas que le hicieron temblar los dientes, se dio dos pasos atrás y le guardó la bala entre donde mira y oye. Y eso es todo... Y así es como se va uno y descubre que insertarse en este mundo extraña una manera de vivirlo y de irse, a través de una voluntad que es ajena a todo nosotros. Porque al fin y al cabo, tarde o temprano, a todos nos sacan y nos hacen la corrida por culpa de la niña de nuestros ojos, que es nuestra vida y de la cual todos somos inquilinos.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.