criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > Citas y FrasesMientras cagabas

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 11 de Junio del 2004

Desde entonces este relato ha sido leido 2,320 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 21 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Citas y Frases
  Titulo:

“MIENTRAS CAGABAS” ¿Alguna vez han sentido ese dolor tan fuerte que producen las ganas de cagar en la barriga?. ¿Qué sientes en tú interior un dolor parecido a como sí explotase dentro de ti una de las bombas las cuales se supone que posee Sadam Hussein?. Yo si lo e sentido... Todo comenzó una cálida noche de verano. Era el cumpleaños de mi mujer así que decidimos irnos con nuestros amigos a cenar a un restaurante. La comida fue perfecta, la noche también pero hubo un suceso que hace que no mire aquel día con especial cariño. En mitad de la cena me entraron unas ganas enormes de cagar. Creo que algo me sentó mal. No sé si fueron las gambas rebozadas con crema de cacahuete o él Bacalao en Salsa de tomates verdes acompañado de croquetas de jalapeños agridulces. Bueno, eso es lo de menos. A mitad de la comida me levanté con decisión y me puse rumbo al lavabo. Pero algo interrumpió mi camino. - ¿Adónde vas? -. – A ca... Emmmm... Esto... -. ¿Cagar?. No puedes decir esa palabra. Decir eso es como si te plantaras en el camp nou en medio de un Barça – Madrid. Y gritaras. “¡HALA MADRID!”. Te linchan. Quedas marcado de por vida. Así que tienes que inventarte otra excusa. – Pues... Voy al lavabo un momento a... Estooo... Si... Emmmm... a Enjuagarme la cara... Que tengo calor -. Una vez metida la excusa, me pongo de pie y doy una vuelta por todo el restaurante en busca del lavabo. Bueno, primero doy una vuelta, luego otra y luego otra. Porqué yo no sé que manía tienen en los restaurantes de esconder los lavabos. Para mí que los camareros quieren ver como te cagas encima y quedarse durante media hora mirándote y diciendo. “Mira. ¡La mierda se le empieza a salir por la parte de abajo del pantalón!”. Y mientras dicen esto la gente que come con tranquilidad en el restaurante se muere de peste. Pero en fin. Después de hacer el Camino de Santiago dos veces por el restaurante decides preguntar dónde se encuentra el lavabo. – Si... El lavabo se encuentra todo ese pasillo recto, giras a la izquierda en un ángulo de 90 grados y entonces te encontraras una especie de florero chino del año 1962, lo esquivas y sigues hacia delante veras que hay una puerta frente a ti. Pues ay no es. Has de volver a girar a la izquierda y te metes en la puerta que dice Lavabo. No tiene perdida -. – Gracias -. – Pero... No creo que le sirva de mucho ir hasta allí... El lavabo está fuera de servicio -. Entonces piensas. Si el lavabo está fuera de servicio para que coño me has explicado todo el camino hasta llegar allí. Joder... Ni que esto fuera el “Bus turístic de Barcelona”. En fin. Vuelves a sentarte en la mesa con cara de gilipoyas y prosigues con la comida. Pasan 10 minutos. Cada vez sientes como la barriga te pesa más. Empiezas a moverte sobre tu asiento y comienzas a sudar. Y mientras tanto tus amigos están tan tranquilos comiendo y contando anécdotas y chistes malos sobre las vacaciones que se han pegado en París. En ese momento te apetecería ponerte de pie y empezar a liarte a ostias con todos y cada uno de ellos. Pasada una hora y media, por fin te levantas de tu silla y te diriges al parquing para coger el coche y largarte de allí. Y entonces es cuando llega la despedida final. Parece que lo huelan que te estás cagando. Se tiran media hora despidiéndose. Parece que no se fueran a volver a ver en toda su puta vida. Finalmente coges el coche y te vas lo más rápido que puedes de allí con tu mujer. A 100km por hora por las calles de Barcelona. Que hay un semáforo en rojo... ¡Qué más da!. No hay tiempo para parase. Lo más importante de todo es que consiguas echar todos los excrementos que llevas en la barriga dentro de la taza del water. 5 minutos más tarde llegas a tu casa. Las ruedas del coche están gastadas, No para de sacar humo del motor. Entras en la portería y te subes al ascensor arrastrando a tu esposa de la mano. Picas a tu piso. Durante esos segundos piensas en que te tendrías que haber comprado el piso del primero. Pero cuando faltan sólo dos pisos para llegar. – Cariño. Me pido yo primera para ir al lavabo, es qué me a entrado una urgencia -. Ja... Ella primera dice... Llevas una hora cagandote y pasándolo peor que un Elefante encerrado solo en una jaula estando en el periodo de celo. Y ahora dice que ella primero. – Lo siento. Pero necesito entrar yo... Es que no aguanto más -. – De eso nada, voy yo. Las damas primero dicen -. Por cierto. Me cago en el hijo de puta que inventó esa frase. – Pienso entrar yo primero -. – Con esas vas... Pues quien llegue antes va primero -. Las puertas del ascensor se abren y comienza la carrera por el water. Sacas las llaves de casa del bolsillo y abres la puerta. Entras lo más rápido que puedes y te diriges al lavabo. LA puerta está allí, abierta de par en par y del interior sale un olor que te dice. “¡Cágate en mí!. ¡Cágate en mí!”. Y justo en el momento que vas a poner el pie dentro del servicio. La puerta se cierra y te das cuenta de qué se te han colado. – Cariño... ¿Vas a tardar mucho? -. – Pues creo que sí -. Ya no puedes más... Lo que se te resbala por el cuerpo ya no es agua. Es el Lago Ness. Y tú pareces el monstruo. No aguantas más... El dolor es insoportable. Así que esa noche cogí las llaves del coche y salí de mi casa en busca de un bar en el que poder soltar mi zurullo. Pero cuando me monto en el coche no se enchega el motor. Se ha quemado mientras volvía a mi casa. Ya me ves a la 1 de la mañana corriendo por la calle en busca de algún bar abierto. Pero esa noche parecía que todos se habían puesto de acuerdo en Joderme a mí. A la 1 de la mañana todos los bares cerrados. Creo que tuvieron una premonición. “Esta noche llegará un hombre a tu bar, te llenara todo de mierda y te dejara un olor que ni las moscas pueden soportar”. Seguro que fue eso, porque el resto de noches te ves al hijo de puta del dueño del bar de abajo a las 5 de la mañana y con la música puesta. Y si almenos la música fuera buena pues te la tragabas pero el muy capullo todavía pone el CD de “Caribe Mix 2001. Con el mítico tema de Las ketchup aserejé”. Yo no se que se le tubo que pasar por la cabeza al compositor de esa canción... Porqué el tío cuando la acabó se quedó agusto e... Consiguió hacer que toda España tuviera pesadillas por las noches. Yo no sé como estará su madre pero creo que más de uno sé a cagado en ella... Y a mí en ese momento me habría cagado en su madre con gran placer la verdad. De pronto mis oídos sintieron algo en la lejanía. Una música angelical llegó a ellos. Parece que un bar musical no había recibido la premonición de aquella tarde y todavía seguía abierto. Me dirigí a gran velocidad hacia allí. Arrasando todo lo que encontraba en mi camino. Cuando entré me fui directo a la zona de lavabos y me encontré con que había una cola de diez minutos por lo menos. Pero bueno... Después de aguantar 2 horas, diez minutos no hacen daño a nadie. La cola no avanzaba y el dolor en mi barriga era insoportable, así que decidí hacer una acción de la cual todavía me arrepiento. Pense... “Con el olor a humo que hay aquí... Si suelto un pedete nadie se dará cuenta”. Y así lo ice. Lo solté... el problema está en que detrás del pedete salió la comida del día anterior, la cena, el desayuno y la comida del mismo día. Es decir... Se me acumuló un montón de mierda en los calzones que me tocaba el culo y del bulto que había allí metido no lograba encontrarme la raja. Y una peste... El olor a tabaco desapareció... Ay solo olía a mierda pura y dura. Pasada media hora volví a mi casa con todo el pastelón encima. Casi no podía ni andar. Al abrir la puerta me encontré a mi mujer tumbada en el sofá relajada viendo la televisión. Cuando me olió, la cara de relax se le desapareció en el instante. En fin... Que ella me ayudó a limpiarme todo eso. Y mientras me ayudaba me preguntó. – Y... ¿Cuándo té a pasado todo esto? -. – Mientras cagabas cariño... Mientras cagabas -.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.