criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > AnalesMi ex me rompió la cola

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 21 de Octubre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 38,223 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 276 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Anales
  Titulo:

Me llamo Emi, tengo más de 40 y esto me pasó hace pocos días. Soy una mujer atractiva, de lindo cuerpo, armonioso en mis curvas, casada, con una hija adolecente. Trabajo por mi cuenta. Hace unos días, salía de visitar un cliente y me topé con un ex-novio, de hace más de 15 años. Es el tipo que te marca para toda la vida, que por cosas del destino, cada uno tuvo que seguir su rumbo. Con el pasar de los años, me casé con el que hoy es mi marido y el quedó en el recuerdo. Pero ahí estaba, parece que los años no le hubiesen pasado. Ni una arruga, un lomaso, el pelo largo como a mi me gustaba. Me entraron ciertas sensaciones que hacía mucho no sentía, hablamos de todo un poco, me contaba de sus cosas, negocios, vida personal,y yo de las mías, mi hija, mi trabajo, y cuando me dí cuenta, ya estaba en su departamento, que más que departemento parecía un cojedero. Es más, me confesó que lo tenía para llevar sus aventuras de ocasión. Caí en su juego de seducción y en pocos minutos estaba con mis lolas a su merced, jugueteó con ellas como quiso, y a mí eso me puso como loca. Estaba demasiado excitada como para darme cuenta de las cosas que me estaba haciendo y me dejé llevar por el instinto animal que desató en mí. Había olvidado que era muy bien dotado, entró en mí con mucha delicadesa, y luego de unos movimientos suaves, empesó a ser el bestia que era y el que a mí me gustaba. Traté de gritar pero él se me anticipó y me tapó la boca besándome, y luego de un instante me giró y quedó detrás mío, me levantó poniéndome en cuatro y me embistió como si fuese una puta perra, y eso a mí me volvió más loca y quería más y más. En medio del fragor del deseo, me ató de pies y manos a los extremos de la cama, parecía que estaba estaqueada con la colita para arriba, lamió todo mi ser, jugó con mi conchita toda mojada y con mis nalgas, metió sus dedos en mi cola y en mi conchita a la vez,... luego me penetró con un consolador, jugaba conmigo como quería y eso me encantaba. Luego sentí su tremenda verga que empujaba por entrar en mi cola, le dije que parara, que no quería, y él me contestó que cuando éramos novios nunca me lo había podido hacer, y yo le contesté que nadie mo lo había hecho porque yo no quería, y él me la metió sin piedad. Estaba tan bien atada que no me pude zafar, cada vez que él me embestía lo hacía con más fuerza, y eso me hacía llorar y gritar cada vez más y le daba motivos para que fuera más salvaje. Después de no sé cuánto tiempo me la sacó, me quedó la cola ardiendo del dolor y me desató. Por un rato largo, no me pude mover de la cama y él se quedó a mi lado mirándome, y en un momento me levantó y me dijo algo como que era la primera pero no la última, y me dí cuenta porque me puso arriba suyo y me la metió por la conchita, me manejaba a su antojo. Yo en ese momento estaba tan caliente que el dolor de la cola había pasado, y él, con un movimiento rápido, me la sacó de la conchita y me la puso por la cola; grité y gemí, pero no lloré, y me seguía moviendo, hasta que me la sacó y me la puso en la cara y me rego toda su leche. Fue algo increíble y maravilloso, me pasaba del dolor al goce en instantes y eso me desconsertaba. No quedamos en nada, pero tengo su dirección y me ocupé en averiguar su número de teléfono.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.