criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > FuturistasMi ciudad es perfecta...

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 29 de Septiembre del 2005

Desde entonces este relato ha sido leido 1,419 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 13 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Futuristas
  Titulo:

Era un cálido miércoles veinitres de diciembre; cálido como casi todos los días en las regiones cercanas al trópico. La Navidad se acercaba y decidí con unos amigos a pasar el día a la playa de mi ciudad. Pusimos nuestras cosas cerca de la orilla. Me tumbé a tomar el sol aunque la sombra de las frondosas palmeras lo eclipsaba un poco. No había pasado ni un cuarto de hora cuando observe que la marea había bajado inesperadamente por lo menos tres metros. Todos movimos nuestras toallas un poco más hacia la orilla y nos pusimos a jugar al volley ball, jugamos chicos contra chicas. Después de tanto sudar nos fuimos a refrescar pero el mar había retrocedido diez metros más. Nos extraño y fuimos a hablar con los vigilantes; ellos nos dijeron que probablemente la marea estuviera bajando aunque a horas anormales. Al mediodía y después de arreglarnos en los vestuarios, fuimos a la mejor marisquería de la ciudad. Al acercarnos a la playa para tomar un refresco en las terrazas de las cafeterías del paseo marítimo pudimos ver como la playa había doblado su anchura. Pocos minutos después una sirena sonó desde un coche de policía y mediante un alatavoz nos avisaron del gran terremoto que se había producido dentro del océano hacía unas horas. Debido a este terremoto se había producido un tsunami que había absorbido tanta agua que podría llegar en la costa hasta los setenta y cinco metros de altura y entrar más de diez kilómetros en tierra. La policía nos mandó correr hacía el interior . Pasamos por las grandes avenidas de la ciudad plagadas de tiendas de lujo que estaban siendo saqueadas. Por los bello parques y plazas llenas de árboles exóticos. Vimos los bellos edificios construidos desde el siglo XVI hasta ahora y repartidos por toda la ciudad . Y vi mos a la gente correr con el pánico en su interior. Después de casi una hora corriendo por la bella y susntuosa ciudad, joya de nuestro país,llegamos al distrito financiero. Estaba totalmente vacío. Se nos ocurrió meternos en un rascacielos inaugurado recientemente y que según la televisión tenía cientodoce metros de altura. La electricidad había sido cortada y tuvimos que subir por las escaleras. Desde un mirador a tan solo veinte metro de altua vimos como la ola se acercaba peligrosamente a la ciudad, en ese momento sentimos la impotencia de no poder subir a una altura segura. Subimos y subimos escaleras y llegamos al piso teinta y cinco a ciento cinco metros de altura. En ese piso nos metimos en un lujoso apartamento abierto y sin nadie dentro. Desde su amplia terraza vimos como el tsunami ya empezaba a entrar por la bahía e iba nandando y en algunos casos destruyendo el puerto, la playa, el paseo marítimo, las grandes y lujosas avenidas, los barrios residenciales, etc. Después de haber llegado a todos esos lugares le tocó al distrito financiero y muchos de sus rascacielos cayeron.Cuando le tocó el turno al edificio en el que estabamos todos tuvimos mucho miedo. El tsunami golpeó el edificio y las vigas crujieron a su paso. El edificio no se derrumbó pero quedó inclinado haciendo un ángulo de 80º. El agua se quedó unas horas y uno de mis amigos sin querer fue a parar al agua justo cuando el agua empezó a retroceder, nunca se le encontró. Cuando bajamos a la cale no había ni escombros porque el agua se los había llevado. La ciudad estaba vacía y no supimos si la gente logró escapar o no. Algunos edificios estaban intactos excepto oor los cristales rotos; otros medio destruidos y otros totalmente hundidos y sin rastro de ellos. Pasamos por el museo de arte del s. XIX desde las ventanas aún se veían algunos cuadros que habían conseguido no moverse del edificio y no ser tragados por el océano. Poco después llegó el ejercito que nos ayudó a salir de la ciudad. Del medio millón de personas de nuestra ciudad sólo habían sobrevivivdo 20.000. Tres años después la ciudad sigue abandonada y los 20.000 que quedamos estamos en otras ciudades del país. FIN


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.