criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > AnalesMi Esclava Sexual

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 27 de Octubre del 2006

Desde entonces este relato ha sido leido 8,272 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 38 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Anales
  Titulo:

MI ESCLAVA SEXUAL Bailaba algo mareado después de haber bebido algunas chelas en una pollada, era una actividad de amigos de la institución donde laboraba, la morena que era mi pareja de baile, también estaba en copas aunque se jactaba que paraba bien su trago y era cierto, tomaba y fumaba la condenada. Yo era nuevo en esa institución, tenia no mas de 4 meses, tiempo suficiente para hacer buena amistad, pues el grupo era bien unido, habían buenos rabos en esa reunión sobre todo el de Melita, alta y de buen cuerpo, después me enteré que era jugadorasa, le sacaba la vuelta a su marido con un chibolo estudiante próximo a recibirse de médico, hasta un hijo le puso, pero la muy pendeja lo abortó para no ser descubierta por su esposo que trabajaba en la capital, pero bueno, aquí lo que interesa es mi relato y ahí voy. Bailando pegado con la morena le dije que me gustaba y que si la podía acompañar a su casa al finalizar la actividad, no hay problema me dijo, pero que tenia que quedarse casi hasta el final, para sacar cuentas, está bien le dije, esperaré ansioso. Tragos van tragos vienen, estábamos más eufóricos ambos, yo la apretaba fuerte hacia mi cada vez que bailábamos al ritmo de una salsa sensual, sentía como sus pechos grandes se ponían algo duros y ella se derretía, yo sabía que ella había estado con un tipo pero que terminaron por que él se buscó otra, o sea la morena estaba angustiadaza, de eso me di cuenta, porque ya en el taxi la empecé a manosear las tetas al mismo tiempo que la besaba arrechamente, el taxista se ganaba por el espejo, luego posé mis manos en sus piernas y empecé a acariciarlas hasta llegar a su concha, lo frote con fuerza por encima de su pantalón al que traté de bajarle el cierre, ¡ahh!, exclamó ¡no! aquí no me dijo, al vuelo entendí y le ordené al taxista, a un hotel por favor, ellos conocen bien los huecos así que al rato, acá, nos dijo, es barato y discreto, era como la 1.30 de la madrugada. Ya en la habitación nos sentamos en la cama, besos y manoseo por todo el cuerpo, nos desnudamos y me fui al baño a lavar la pichula que la tenia dura y caliente, una mamada buena me tiene que dar esta morena, seguro es una experta, me dije, al regresar le pongo la pinga por la cara, ella sentada y yo parado y me empieza a chupar toscamente y con fuerza haciéndome doler con sus dientes y sus manos, despacio le digo tienes toda la noche para saborearla, me di cuenta que no tenía mucha experiencia para chupar pinga, me senté a su lado y nos acostamos besándonos, le chupaba las tetas y se estremecía de placer, era un volcán a punto de estallar, se notaba que estaba aguantadaza. Le toqué su concha y quemaba estaba recontra mojada, le metí dos dedos y entraron sin esfuerzo, ella era alta y tenia una conchaza, esta la tiene como bolsillo de payaso, pensé. Méteme la pinga me dijo casi rogándome, después de un rato de jugar con mis dedos por su clítoris, la puse piernas al hombro para que la penetración sea lo más profunda, y entró toda mi pieza, mis bolas chocaban contra sus nalgas, ella gemía incontrolablemente, yo me movía en círculos, arremetía con fuerza, por los tragos demoraba en chorrearme, así que cambiamos de pose, ponte perrito le dije bajándome de la cama y parándome al filo abrí sus piernas y le dije agachate, su culo quedó levantado y le empecé a meter cogiendola por los muslos, unos sonidos como pedos pero por la vagina se escuchaba y nada de venirme, otra pose de costadito pero a modo de tijera la puse y agarre mi pinga y le restregué por el chico, ¡noooooo!, por ahí no, me dijo casi implorándome, está muy floja tu concha le dije y no me puedo vaciar, es que nunca me lo han hecho por ahí, me dijo, yo pensé esta cojuda cree que me estoy chupando el dedo, así que tomé vuelo y como todo estaba bien lubricado, afiné bien la puntería y suas se lo empujé sin darle tiempo a que se reaccionara, la tenia cruzada con mis piernas y con mi mano derecha sujetaban su hombro y brazo - ¡Ayyyyyyyyy¡- gritó, que malo eres, me rompiste mi culito, como me arde sácala por favor, que la iba a sacar si estaba emburrado y tenia que vaciarme, así que seguí moviéndome como loco, ella exhausta, ya no tenia fuerza para quejarse, un poco como adormecida por el trago también, ajustadito que rico pensaba, ¡uy! ya comienzo a sentir la calentura por mis sienes, mi columna y mis bolas se ponían duras, me imaginaba el culo de Melita y me hacía la idea que la estaba atorando a ella, una ultima arremetida y ¡fua!, sentí el primer chorro. - ¡Ahh! que rico que calientito, me dijo la morena, como me refresca mi ano tu leche, vacéate más, más me rogaba, cada chorro era una arremetida con fuerza, hasta que me quedé trapo, baje y nos dormimos de cansados, casi ya para amanecer ella me despierta y me dice, me has sacado sangre y como me arde, eres un salvaje, ve al baño y mira la sangre, efectivamente fui al baño y vi el agua de la tasa roja, al lavarme el pájaro también lo tenía manchado de sangre, y me dolía, que tal cachada me dije, regrese a la cama y ella me abrazó y me dijo, desde hace días deseaba estar así contigo, no importa que me hayas roto mi culito, me a gustado desde ahora quiero que vengamos siempre, quiero ser tu esclava sexual haz conmigo lo que quieras, siempre estaré dispuesta a complacerte. La quedé mirando y la besé como diciéndole, si, lo acepto. Desde aquel día siempre nos reunimos a veces seguido a veces después días o meses, pero lo hacemos salvajemente, hasta saciarnos. Ya les contaré como me mamó la pinga hasta tragarse toda mi leche. Espero vuestros comentarios. Gracias.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.