criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > Asi soy yo....Manuel Espinosa - 02 - Cómo Conseguí Mi Trabajo (De Continuinin)

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Septiembre del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 1,573 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 8 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Asi soy yo....
  Titulo:

Una vez conseguí mi título de derecho, empecé a buscar trabajo. Como dicen que las cosas están donde menos esperas encontrarlas, empecé a buscar trabajo entre mis dientes, pero desistí a los dos años. Más tarde me llegaron noticias de que en la carnicería de en frente buscaban trabajadores. Así que fui. Me dijeron que tenían que entrevistarme. Yo pensaba que iban a mirarme entre algo pero lo que hicieron fue hacerme preguntas. Yo estaba un poco nervioso, pero creo que lo clavé. Comenzaron haciéndome la siguiente pregunta: ¿Es peligroso manipular enchufes con las manos mojadas? Yo dije “¡No, señor!” Oí que el señor tosía y ponía cara rara, así que cambié hábilmente la respuesta a “Sí, sí es peligroso” Continuaron haciéndome preguntas entre las cuales oía decir al entrevistador en voz baja “este tío es gilipollas”. No sé a quien se refería. Finalmente conseguí el trabajo como chapista en la carnicería. Y cómo cambia la vida cuando uno encuentra trabajo. Cuando no tienes trabajo, todos los días los dedicas a no hacer nada. Cuando tienes trabajo, la semana se reestructura y se divide en dos partes. De lunes a viernes que son días “hábiles” y de sábado a domingo que se llaman “finde”. Desde entonces he pasado muy buenos ratos, exceptuando aquel en el que me pillé la lengua con la picadora de carne. He congeniado mucho con los clientes, aunque todavía alguno al verme grita y sale huyendo. Por suerte, la mayoría se limita a arrojarme tomates, a lo mejor porque me ven mal alimentado. Los viernes viene mi padre a visitarme. Entonces, como de costumbre, saca una vejiga de cerdo de su cartera y empieza a darme golpes con ella. El tiempo me ha ayudado a comprenderle mejor. Los sábados me dedico a comprobar cuantas pelotillas puedo hacer con los pelos de la nariz en una hora, y los domingos trato de batir mi propio récord. Además de esto trato de cultivar los pequeños placeres de la vida, tales como meter el codo en los enchufes, y escribir un libro sobre un mundo alternativo en el que los hombres beben leche con el pie. Me lo he dejado en un interesante capítulo en el que el protagonista, Samuel Vúlpez, es atacado por un uñero asesino mientras intenta abrir una lata de banderillas en vinagre. Pero lo cierto es q últimamente no tengo demasiado tiempo libre, ya q me he hecho voluntario de Bakalas Sin Fronteras. Se trata de una importante ONG que permite a esta subespecie tener un futuro. Básicamente asisto a sus clases por ellos, así pueden aguantar sin broncas hasta que pasada la ESO se inicien en un trabajo que les tenga alejados de la sociedad. Este fin de semana he estado estudiando un dificilísimo ejercicio de sumas con llevada después de que mi apadrinado desistiera de él a las dos semanas. Con todo esto me siento completo, aunque aún no he calmado algunos caprichos: Dirigir mi propia plantación de alcachofas, y dedicarme al ostracismo (es decir, el cultivo de ostras), son algunos de ellos. Volviendo al tema de mi trabajo, sólo quiero decir, por ahora, que en una carnicería hay poco trabajo para un chapista, así que tengo mucho tiempo libre. Un día en el que yo descansaba ocioso se presentó ante mí un chimpancé enfadado con una mente criminal siniestra y un deseo diabólico de controlar el mundo, y yo me vi en un gran apuro, pues el mono tenía una recortada y parecía dispuesto a dispararla contra mí (dejando a mis fans sin más relatos autobiográficos), pero justo en ese momento aparecieron tres peculiares personajes que no venían precisamente a comprar criadillas de cerdo... Después de comprar lomo, los susodichos personajes se acercaron hacia mí, pues notaron que me encontraba en apuros. Primero habló uno de los tres. Era un hombre fuerte, mal afeitado y con un corte de pelo algo desaliñado, pero quería ayudarme. Me dijo: - Cuenta con mi espada. Después de él, habló otro hombrecillo. Éste era más delgado. Tenía el pelo largo y rubio, y sus orejitas terminaban en punta. Me dijo: - Cuenta con mi arco. Acto seguido, el tercero de ellos, que era extremadamente bajito y tenía una frondosa barba pelirroja muy sucia, dijo: - Y con mi hacha. Entonces me dieron sus armas y se fueron. Por suerte, el chimpancé se fue con ellos y juntos formaron una famosa banda de heavy metal por todos conocida, cuyo nombre no mencionaré por si acaso no les suena. Bueno, espero q hayáis disfrutado con este episodio de mi vida, aunque no contenga sexo gratuito ni violencia indiscriminada. ¡Pero tranquilos! Eso lo reservamos para otro episodio de mi vida... ¡Sigan atentos a sus pantallas! Mefistófeles Productions


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.