criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > OtrosMadre deseada

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 15 de Diciembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 22,492 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 195 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Otros
  Titulo:

Siempre, desde el inicio de mis primeras poluciones nocturnas, la musa inspiradora fue mi madre. En mi adolescencia aprovechaba cualquier oportunidad para mirar y admirar su cuerpo-piel blanca, carnes duras, unos pechos medianos y apetecibles y una cola digna de ser fotografiada- Mamá era bastante descuidada al vestir en casa: vestidos abiertos, escotes amplios, polleras cortas, a veces sin corpiño que dejaban notar sus pezones grandes como aceitunas. Me masturbaba con sus tangas y dejaba mi marca -semen -en ellos sin nunca recibir un comentario sobre el tema. Graduado, me casé y fui a vivir con mi esposa a corta distancia de mi casa materna. Visitaba a Mamá día por medio y, a pesar de llevar una vida sexual plena en mi matrimonio, me quedaban ganas para desear, con desesperación, a mi madre. De tal manera que, cada visita, significaba un adelanto en el tipo de caricias que le prodigaba. Una palmada en la cola, una mano sobre sus caderas, un beso furtivo en su cuello etc. mientras Mamá sonreía sin hacer comentarios. Hace un par de meses, mi esposa debía viajar, por lo que, yo almorzaba en mi madre todos los días. Mi padre, solamente comía y volvía a salir a su trabajo, lo que nos dejaba solos a la siesta. En ese contexto, intensifiqué las caricias hacia la mujer que me trajo al mundo. Abrazarla desde atrás mientras cocinaba. Hacerle sentir mi verga dura contra sus nalgas divinas, besar su cuello suavemente, fue en ese momento que Mamá me dijo: Nene, mira si Papá nos ve qué va a pensar? Le besé el cuello fuertemente y al oído le dije: cuando estemos solos, la seguimos? Ella, sin responder nada, solo sonrió y me dio un beso suave en la mejilla. No tengo idea cuánto duró el almuerzo ni cuanto tiempo tardó mi padre para retornar a su trabajo. Solo recuerdo que me ofrecí a lavar la vajilla y Mamá despedía a Papá en la puerta. Aprovechando para cerrar con llave. Mamá entró a la cocina, mientras yo lavaba, me abrazó desde atrás, besó mi espalda y su mano buscaba mi pene duro. Cuando lo encontró lo acarició suavemente, bajó el cierre y cuando lo tuvo en su mano, me dio vueltas, me besó largamente en la boca y e dijo: Ahora déjame a mi, se arrodilló frente mío, se puso el pene en la boca y me hizo la mejor fellatio de mi existencia. Acariciaba sus hombros y sus pechos mientras ella tragaba mi semen, abundante y calienten derramaron una gota, limpió mi verga, se puso de pie y volvió a besarme. Ahora, sí podemos hablar como macho y hembra. Yo también me caliento con vos, no pienso competir con tu mujer, pero podríamos ser amantes. La respuesta afirmativa se prolonga en el tiempo. Llevamos cuatro años compartiendo la cama y todo tipo de poses para gozar.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.