criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > Asi soy yo....Los Incomprendidos

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 05 de Agosto del 2004

Desde entonces este relato ha sido leido 1,436 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 11 votos.

Los visitantes han dejado escritos 3 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Asi soy yo....
  Titulo:

He llegado al punto de creer que soy parte de una especie en extinción –o será que en desarrollo-, al vivir en esta, una ciudad tan hipócritamente conservadora, llena de usos y costumbres fantásticamente anunciados y, sin embargo, frescamente desatendidos; de regulaciones y normas constantemente dictaminados y, no obstante, simplemente fracturados. Pero no fue sino hasta esta noche, cuando tuve una interesante conversación de anécdotas con mi buena amiga Fabiola, que me di cuenta de nuestra detestable realidad. Como yo - ¿cómo otros?-, Fabiola es una chica que, al parecer, no estaba lista para nacer sobre tierras con pasado virreinal. Muchas ciudades hermanas en esta parte del continente son testigos de las aquí llamadas barbaridades, que son, llanamente, producto del cambio en los tiempos, en las personas, en sus mentes y, nada lamentable -pero si bastante interesante-, en sus costumbres. Fabiola y yo nos sentimos solos dentro de la ciudad de la que, alguna vez llamada “monstruo de mil cabezas”, formamos parte; lo peor de todo es que la gente nos señala cual castigador anuncia a su próxima víctima, sin importarle que lo único que hacemos es tratar de ser honestos. –Idiotas, dense cuenta que los únicos bárbaros son ustedes, por tratar de defender lo indefendible y pretender que las cosas deben ser tal y como falsamente lo proclaman bajo el concepto de apropiado-. Intercambiando historias y, cayendo por momentos en la ilusión de la juventud al creer que por instantes usábamos la mayéutica –ilusos-, Fabiola y yo nos dimos cuenta que, ya improbable, será difícil y –aferrémonos, Fabiola, a pensar que no es imposible- casi quimérico, que encontremos seres a nuestra medida, de nuestra especie, con una manera de pensar, como creemos nosotros, adelantada a la de más de ocho millones de personas. Si no estamos solos, si nuestra especie está en desarrollo (y no en extinción), será cuestión de tiempo, o de personas, o de momentos, para dejar de ser señalados como los malos del novela. Hasta entonces, viviremos siendo incomprendidos, decepcionados, pero ilusionados cada vez que (y muy de vez en cuando) un foráneo nos diga que lo que hacemos, lo que decimos y cómo pensamos no es malo –quién lo diría, ¿acaso es posible decir, con certeza, qué es bueno y qué es malo?- y que esta ciudad, en el fondo tan puta, sencillamente no nos entiende.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.