criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > AnalesLocura anal (continuacion)

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 02 de Enero del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 6,127 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 23 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Anales
  Titulo:

La vez pasada no pude terminar el relatopor motivos de fuerza mayor, asi que aca les va la continuacion de la historia. Esto que voy a contar sucedió en realidad, ya hace algún tiempo, pero cada vez que lo recuerdo es como si lo volviera a hacer. Ella es una chica que en ese momento tendría unos 25 años, yo tenia 31 si no me equivoco. Nos gustamos desde que nos vimos por primera vez, ella es bajota, pero con un magnifico cuerpo, senos no muy grandes, pero tampoco pequeños, firmes, duritos, buenas piernas, unos muslos de campeonato, y el culito chiquito, redondito y paradito. Como les decía, siempre nos gustamos, pero nunca pasábamos de las bromas, ella tenía pareja y yo también, así que no pensamos que podría haber algo entre nosotros, lamentablemente, claro que no contábamos con una bola de cristal para adivinar el futuro. Un día decidí dar el primer pasa, así que la invite a tomar un café a la salida del trabajo (trabajábamos en la misma empresa, pero en áreas diferentes). Ya en el restaurante charlamos de muchas cosas, y yo traté de llevar la conversación al tema que tanto deseaba, en realidad yo solo quería ligármela, nada serio, es decir nada de compromisos. En fin, le dije que esas bromas que nos hacíamos me gustaban tanto como ella me gustaba, ella se puso un poco colorada pero me dijo que yo también le gustaba, pero que los dos teníamos pareja y que no podría haber nada entre nosotros, a lo que yo le dije, que pasaría si no tuviéramos pareja, no me contestó, pero su expresión me lo dijo todo, así que me acerque a ella y nos empezamos a besar. Fue un beso muy apasionado, lujurioso diría yo, sin importarnos que hubiera gente en el lugar, así seguimos besándonos y acariciándonos, hasta que llegó la hora de irnos a nuestras casas. Le dije que saliera primero, y que luego saldría yo, paraque no nos vieran, y ella estuvo de acuerdo, con lo cual yo pensé o di por hecho que la relación seria totalmente abierta. Luego de unos encuentros a escondidas, y los dos súper calientes, quedamos en ir a un lugar muy tranquilo, donde nadie nos viera, ni nuestras parejas ni compañeros del trabajo, ya que en la empresa prohibían la relación sentimental de los empleados, así que ella asintió. Fuimos a un hotel en las afueras, y aunque la idea era estar tranquilos y conversar y nada mas (ja, ja, ja), empezamos a besarnos con mas lujuria y pasión de acostumbrada hasta ese momento, seguido esto por las caricias de ambos, lo cual fue calentando mas el ambiente, haciendo imparable el deseo que ya no podía ser reprimido por mas tiempo. En un momento dado, metí mis manos por debajo de su blusa, tanteando unos senos no muy grandes, pero si firmes y candentes. Retire el sujetador que aprisionaba esos dulces manjares, y rodeando sus pezones con mis dedos, pude sentir un gemido de su parte, a la vez que se ponían duros. Ella arqueaba su cuerpo a cada instante, con los ojos cerrados y paseando su lengua desenfrenadamente sobre sus labios, mientras me abrazaba y me apretaba contra si misma. Mientras tanto, con mi mano libre le acariciaba las piernas, los muslos, acercando mi mano a su entrepierna, y ante mi sorpresa, ella separo las piernas, mientras jadeaba más intensamente. Esta chica era un volcán, y estaba a punto de hacer erupción. La temperatura de la habitación subió tanto que nos encontramos empapados de sudor, pero eso hacia la escena mas caliente. En un momento dado, junte sus manos y la sujete por las muñecas con una mano, mientras que le besaba el cuello y con la otra mano le magreaba las tetas, eso pareció enloquecerla aun mas, ya que sus gemidos eran mas intensos. Yo estaba sobre ella frotándome sobre su cuerpo, pasándole mi bulto sobre su entrepierna, y ella abrí lo más que pudo las piernas, para sentirme más fácilmente. Hasta ese momento, los dos estábamos con ropa, la cual nos incomodaba sobremanera, entonces me arrodille en la cama, con las piernas a sus costados, y le quite la blusa, ella con las manos ya libres, me levanto la camiseta y empezó acariciarme el pecho y la espalda. La expresión de su cara era de total lujuria, relamiéndose cada instante. Acto seguido me desabrocho la correa y frenéticamente empezó desabotonarme el pantalón, a la vez que frotaba mi bulto. Yo estaba a mil, tanto que me dolía el pene por la presión con el pantalón. Cuando le quite la blusa seguí con su pantalón, aprovechando para acariciarle la entrepierna, lo que la puso frenética. Para quitarle el pantalón tuve que pararme de la cama, y ella me ayudo rápidamente, y luego termino de sacarme el mío. Me bajo los boxers y ante mi sorpresa cogió mi pene erguido, y empezó a frotarlo suave pero rápidamente, mientras se relamía de gusto, acerco su boca y una sensación caliente me invadió cuando se metió el falo a la boca, entero, parecía poseída, y los sonidos que emitía me enloquecieron por completo. Ella estaba ahora en ropa interior, era de color rojo, de encajes. Parecía que había ido preparada ara esto. Su cuerpo era maravilloso, duro, firme, pequeño pero enloquecedor. Como yo estaba de pie y ella acostado sobre la cama, estire mi mano y le frote la vagina sobre la ropa interior, estaba hirviendo, y súper mojada. Eso le gusto, porque con la mano libre me cogio por las nalgas y me atrajo hacia ella, metiendo mas verga en su boca. El movimiento que hacia con su cabeza para chuparmela era de lo mas excitante. Por momentos abría los ojos y miraba hacia arriba, con una cara de lujuria que era la locura total. Yo separé su braga, dejando libre su vagina, y le acariciaba el clítoris suavemente, separando sus labios vaginales e introduciendo un dedo, muy suavemente. Mi dedo entraba fácilmente por lo lubricada que estaba. En un momento dado, la empuje hacia la cama separando sus piernas, me puse de rodillas sobre la cama y acerque mi cabeza a su entrepierna, el olor era maravilloso, estaba súper caliente, la humedad hacia brillar sus vellos invitándome a probar sus deliciosos jugos. Pase mi lengua firmemente sobre su vagina, y ella emitió un ayyy de placer que me enloqueció. No hay nada que le guste más a un hombre que sentir que su pareja disfruta de lo que se le hace. Ella me pidió masss, con una voz que no le conocía, pero que me excitaba increíblemente. Decidí unir mis dedos a la fiesta, introduciendo uno en su vagina. Ella al sentir al intruso dentro de su cueva, jadeo y arqueó el cuerpo, con un temblorcito que pude percibir, levanté la mirada y vi que tenia la cabeza inclinada a un lado, se relamía y se acariciaba los senos frenéticamente sobre el sostén. La escena era súper caliente, y empecé a meter y sacar el dedo, cada vez mas profundamente. Ella emitía sonidos guturales, llamaba a su mama, decía a cada momento “que rico, sigue”, y yo seguí, introduciendo mi lengua en su cuevita empapada, tanto que sentía mi cara llena de sus jugos vaginales. Era delicioso. Entonces empecé a darle un masaje en el ano con los dedos, pensando que ella reaccionaria negativamente, grande fue mi sorpresa cuando no dijo nada y empezó a gemir mas, me dije que esto podía marchar bien, así que continué. Con la otra mano, ella agarró mi cabeza y me empujo hacia su vagina y puso sus pies sobre mi espalda, de tal manera que no pudiera zafarme, y yo no quería zafarme, quería continuar hasta que se corriera, lo que sucedió muy pronto, cuando empezó a temblar y emitir pequeños “ayyy, ayyy, que rico”, arqueándose como contorsionista. A pesar de que ya se había corrido, yo continué con mi labor, sintiendo sus jugos en mi boca, bebiéndolos ávidamente. Que sensación tan deliciosa.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.