criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > OrgíasLiset y Shirley por el culo

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 17,453 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 107 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Orgías
  Titulo:

Hola, tengo 29 años y la semana pasada me cogí a la novia de un amigo y a otra niña buenísima. Todo comensó cuando Renato, uno del trabajo, me contó que estaba saliendo con una colegiala, me dijo que Lis como él le dice estudia en un colegio de monjas y que le presento a una amiga. Se hisieron novios y ya tienen relaciones, pero que Shirley se niega a tener sexo anal con mucha dificultad, logra que se lo mame. En ese instante los dos ideamos un plan. El plan era sitar a Shirley en la casa de Renato, luego yo le coquetiava unos besitos y entreba Renato, la sorprendía siendo infiel y le pedía que para perdonarle, le entregue su colita, y llegó el día. Llegué a la casa de Renato y estaba esterando Shirley, pero no estaba sola, la acompañaba Lis, su mejor amiga, estaban con ese uniforme que me embalaba más. Les dije que Renato viene en un momento y pasamos, nos sentamos en la sala, les ofrecí una bebida (en esa bebida había puesto viagra y otra pastilla que desían que exitaba mucho), empesamos a charlar y Shirley me dijo yo estoy muy enamorada de Renato, y yo sé que él de mí. En ese instante, como que me arrepentí, pero seguí y seguí por el físico de las dos Shirleys. Es rubia, pelo ondulado, nariz triangular y un poco puntiaguda. Es sexy, su sonrisa es preciosa, con dientes ni grandes ni pequeños y bien blancos. Tiene una barbilla un poco más sobresalida que mi nariz, y unas cejas negras depiladas, y su cuerpo... unas tetas gigantes y ese trasero con un par de nalgas uf, yo diría que sus medidas eran 93 60 95, Lis es latian; muy blanca de cara, pero unas piernas doradas uf. Parece más tímida, su sonrisa es un poco de resignada y coqueta. Me contaron que las dos van a un colegio de monjas, que las hacen ir con corbata y todo. Praticamos de todo y ella comensaba a sentir el efecto de la bebida, claro que yo les seguía dando de beber y a la media hora, puse una peli porno de las suyas, de jovencitas, y empecé a tocar esas piernas. Lis estaba a mi derecha, y la besaba en los labios, en las mejillas, en el cuello, mientras que Shirley se ocupaba de mi pene. Lo estaba poniendo a punto, descubrí que Shirley era una puta, me masturbaba apretando mi pene muy fuerte y me besaba el cuello, yo le dijo: perra, mámamelo, y ella dijo sí, papi luego cogí la cabeza con coletas de Lis, y la bajé hasta mi entrepierna. Liss lamió un poco el glande, luego un beso en el tronco, y al final comenzó a chupármela. No soltaba mi pene de sus labios; subía y bajaba muy despacio, concentrada y silenciosa, pero sin soltarla. Yo le decía puta, chupa, toma mi lechita, cómetela. Lis movía la cabeza haciendo círculos, de arriba a abajo... y luego me se unió Shirley lamiéndome los testículos, me sentía dueño de las dos doncellas de 17 años que chupaban mi verga sin parar. Shirley se la metía, y le daba una felación más deprisa y profunda. Aquello me encantaba. En ese momento todo el plan se había ido a la porra, yo sólo tenía que besar a Shirley y Renato entraba, pero ahora me las estaba cogiendo. Cogí la cabeza de Liss, y la invité a besarme los testículos. Shirley se retiró, y se quitaba el jersey verde despacio, muy despacio. Fui desabrochando despacio sus botones, y ella sonriendo, me dijo papi, te gusta; en el quinto botón, le besé los labios y metí mi lengua hasta su garganta. Liss me cogía el pene, y lo tenía sujeto con la mano, mientras subía y bajaba su cabeza a ritmo moderado. Fue cuando mi pene se puso a 1000 y Liss dijo dios, lo tienes enorme, quiso medirlo y lo cogió con ambas manos, una arriba de la otra. Aún así quedaba mi cabeza fuera de sus manitas. Yo continuaba lamiendo los pechos de Shirley y me excité muchísimo. Ella también tanto que cogía mi cara y la acariciaba. Sabía que era el momento y les ordené que se desnudaran. Liss fue la más rápida, y la primera penetrada, pero antes le mamé su concha "Ohhh papi, qué rico, mmm, sigue así", me decía. La muy puta, ella estaba recostada boca arriba en el sillón, mi cara en sus partes y ella movía las piernas como loca, aproveché esa posición para subirme en ella, estiró sus piernas a ambos lados y yo dándole un beso tierno en sus labios, le metí toda mi verga en su vagina, diciéndole quieres comer putita, tu novio te da de comer, ella gritó oohhhoom, cuando sintió que todo mi pene partía su vagina, yo seguía diciéndole perra come, mientras subía el ritmo, hasta que comencé a darle sin compasión con todo a 1000 por hora y ella gritaba aoaoaoaommmmmaommam, susurraba pasito a pasito, mientras yo seguía sin piedad rompiéndole, quitándole su estrechez, ella susurró nomm no más oooooaaaammm, yo le decía come, hija de puta, come, come, luego de como 4 minutos a toda velocidad, no pude más y me vine dentro de ella. En ese instante se escuchó un grito desgarrador desde las entrañas de Liss y luego la calma. Ella se quedó en esa posición y yo me senté junto a Shirley que, sorprendida, me dijo ¿verdad que ya no quieres? como asustada, por lo que le hise a su amiga y le dije ¿sigues tú bebita? ella se levantó del sillón, como que quería escapar, la sujeté de la cintura y le apreté mi pene contra sus nalgas, la puse en 4 patas, le abrí las nalgas, que las tenía grandes, firmes y muy apretadas. Otro grito llenó la habitacion, luego de unos minutos se comensó a oir un "Ah, ah, ah...", mientras la enculaba. Mis embestidas eran un poco lentas y sin ritmo es que Shirley tenía el ano bien apretado y no cedía, pero al final le abrí el culo a vergasos. Después de como 5 minutos mis embestidas eran brutales, dándole cachetadas en sus muslos. Noté que ella estaba llorando y sus gritos eran cada ves más fuertes, como si la estuviera matando. Luego cambié de pose, ahora mis manos sentían ese par de melones que tenía por tetas, su espalda arqueada se juntaba con mi pecho, su delgada silueta golpeaba contra mi brutal musculatura, luego se volvió a escuchar un grito devastador, como que si la asesinaba y diciéndole maldita perra, cómete lo que te doy, si devuelves algo te rompo el culo. De nuevo me vine en su culo, fue una sensación irrepetible, sentía que orinaba en ella. Liss había visto mi brutal penetracioón y comensaba a vestirse, cuando de pronto, Renato entra y me ve en una pose de eyaculación con su novia, le grita perra maldita perra, a mi si no me lo das y a él sí. Luego se calmó un poco y viéndola tan débil, coge a Shirley de la cintura y saca su pene, comiensa a darle y Shirley gemía como una puta, mientras yo me besaba con Liss y le decía es tu turno. Ella dijo no, tu verga es gigante, me desbaratas, la puse boca abajo en el sillón y le penetré el culo sin su autorización, ella patalió, pero aceptó. Puse la cabeza de mi verga en su ano y se lo metí de un empujón, ella gritaba desde una garganta profunda infinidad de "Ohhh, ohhm, m mohmhhm..m", y mi pene se movía con la velocidad de un caballo descontrolado. Coloqué las piernas de ella encima de mis hombros, separados sus muslos... y se la metía fuerte. Paré un poco en seco y la saqué, y traté de calmarme, pues quería someterla más. Mientras aguantaba, se oían gritos del otro lado de la habitación. Renato se venía en Shirley, yo le comía la boca a Liss, y tocaba sus pechos, ella estaba doloria, no lo ocultaba, pero se lo tocaba muy excitada. Movía su pelvis, como si el coito continuara. Luego, me senté para mi sorpresa, Shirley se sentó encima y dejándose penetrar penetró por el culo. Ahí lo pasó un poco mal, porque yo ya me había calmado y le di con toda mi fuerza, mientras Renato enculaba a Liss. En ese instante, llegó la hermana de Renato, pero esa es otra historia.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.