criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  criticas > TV y FamososLibro de Prensa "La Corta Vida"

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 07 de Octubre del 2004

Desde entonces este relato ha sido leido 1,161 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 14 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: criticas > TV y Famosos
  Titulo:

"Una pareja en edad madura ve interrumpido su sueño de madrugada: unos extraños ruidos procedentes del techo los llama a investigar. Enseguida descubrirán que se trata de una visita que esperaban intranquilos desde mucho tiempo atrás". Una película de JOAQUÍN FERNAND “LA CORTA VIDA” con JOSÉ JULIO FERNÁNDEZ y RAFI MARTÍN productor JOAQUÍN FERNAND producción ejecutiva JOSÉ JULIO FERNÁNDEZ y JOAQUÍN FERNAND montaje JOAQUÍN FERNAND asistente postproducción JOSE LIÉBANA escrita y dirigida por JOAQUÍN FERNAND LIBRO DE PRENSA Rodada en la localidad de Rota a principios de agosto de 2004, "La Corta Vida" parte de una idea sencilla que enseguida sorprende al espectador debido a la curiosa perspectiva con que se ven las cosas. Es éste un cortometraje breve en cuanto a las acciones que describe, pero tras ellas existe un profundísimo mundo, una esencia sensiblemente particular, que es la que le aporta al filme el atractivo final que le da tanta vida. El guión fue desarrollado por Fernand después de que se le ocurriese la idea casi repentinamente, reunido con unos amigos una noche cualquiera de verano, tratando de unir determinados elementos que sabía existían en la localidad de Rota, lugar donde iba a desplazarse en breve, para aprovechar su estancia con la filmación de al menos algunos planos que destinaría a otro posible proyecto. Así construyó por completo el cortometraje de "La Corta Vida", que presentó más tarde a la pareja aficionada a la interpretación que lo protagonizaría, la formada por José Julio Fernández y Rafi Martín, un matrimonio real que sin dudas se lanzó a llevar a cabo el pequeño proyecto cinematográfico. Para el rodaje no se utilizaron grandes medios técnicos o humanos ni grandes contactos; al contrario de como ocurriese en "Noche de Autos", aquí Fernand no necesita de multitudinaria participación para lograr el objetivo final: rodar la breve película que sólo ocupaba dos páginas de guión. Armado con un trípode prestado y una cámara de vídeo doméstica, busca pronto el resto de elementos que han de aparecer en pantalla para construir la historia, dando con ellos con cierta facilidad, en especial gracias a la mediación del dúo protagonista. Como elementos discordantes sucedidos durante el rodaje, se enumeran la escasa voluntad que mostró el gato "Silver" a la hora de grabar sus planos (la película presentaba en guión más metraje para el animal que finalmente fue eliminado del montaje final), las inclemencias del tiempo que estuvieron a punto de posponer la grabación a bordo del pequeño barco y que obligó a repetir todos los planos rodados de la playa, o el sonado olvido de tener a mano un racimo de uvas que debería haber comido Rafi Martín navegando en la embarcación de vuelta a puerto. La cinta transcurre con ligereza; el nudo del relato es descrito en los cinco primeros minutos (que incluyen los créditos), y después la acción se ve suavemente ralentizada para establecerse así una comparación casi inconsciente para el espectador: aquella vida de la que han hablado los personajes se ve ejemplificada en la botadura del barco y a través del mismo barco, símbolo que anuncia la vinculación entre la tierra y el mar, la vida natural y la vida descrita en esta historia, lo abordable por el hombre y la inmensidad del agua que éste no puede dominar; a fin de cuentas, el conocimiento limitado del ser humano, al que se hace referencia también en la cabecera de la cinta, donde la imagen del mar ocupa apenas un cuarto del total de la pantalla, quedando el resto de espacio sumido en la oscuridad. De este modo, ahora con más tiempo, en esta segunda parte del cortometraje el espectador se recrea en las imágenes de la embarcación y el puerto al tiempo que atiende a las narraciones, estructuradas las breves secuencias mudas de diálogo con una técnica casi documental, excelente ilustración del silencio del que deben hacer uso los protagonistas para mantenerse en el necesario anonimato que protege sus secretos del resto del mundo. A lo largo de la película se hace continua referencia al número dos de forma que podía llegar a ser voluntaria: son dos los personajes protagonistas; en los planos de la playa se observa tanto el mar como el cielo; los personajes mantienen una vida acomodada, pacífica y vulgar, cuando en realidad es una apariencia que refugia la auténtica cualidad que describe su existencia; los barcos anclados en el puerto permanecen estáticos mientras el de los protagonistas es el único en todos los alrededores que aparece en movimiento; el mismo cartel de la película muestra el título del cortometraje con una proporcionada sombra donde vuelve a leerse con nitidez. Sin duda, ésta es una referencia a la esencia misma de la película, esa vida que al tiempo que transcurren las imágenes es descrita casi en una confesión por José Julio Fernández, una confesión justificada en un diario que el dúo protagonista no revela sino es a los espectadores, que comienzan la visualización de la cinta sin saber qué van a encontrar. Queda ejemplificado con ello que son dos realidades diferentes las que viven los personajes, y con ellos, el espectador que los sigue, que ha de permanecer muy atento a la historia para entender por completo el sentido de lo que está viendo en pantalla. Los problemas técnicos que prácticamente toda producción de bajo presupuesto sufre, surgieron en esta ocasión a la hora de la post-producción del filme, donde el material tuvo que ser totalmente comprimido para su montaje. La sala donde se editó estaba presidida por un ventilador que se esforzaba por airear el terrible calor que se acumulaba paulatinamente haciendo casi imposible la estancia en la habitación. A eso, se sumó que el ordenador que soportaba el material bruto comenzó a generar problemas sistemáticos que fueron resolviéndose del modo que se encontró más eficaz, retrasándose entonces la copia final del trabajo mucho más de lo debido. Entre otras cosas, se produjo la pérdida de ficheros que originó una reconstrucción total del trabajo hasta en dos ocasiones, la primera a un minuto de sonorización para acabar el proyecto, y la segunda una vez ya finalizado, prácticamente listo para extraer la copia final. Por ello, las consultas entre los participantes de la post-producción eran constantes, convirtiéndose entonces el corte de la cinta en un arduo trabajo donde se luchaba por impedir la merma de la calidad final. La sonorización del proyecto con ruidos-sala más la adición de los diálogos se incorporaron posteriormente, una vez montadas las imágenes mudas de todo el trabajo, a partir de sonidos registrados en exclusiva para la película y varias pistas pregrabadas añadidas, para finalizar todo el proceso con el adición de la música, que en este caso no está originariamente escrita para este cortometraje. En "La Corta Vida" se observa la intención del director de aligerar el ritmo visual con la intención de no permitir que el espectador descubra lo que va a acontecer, con el interés de no dar tiempo a la creación de supuestos y sí generar un vínculo de atracción que mantenga concentrado al espectador por la expectación que genera el hecho de no conocer qué va a ocurrir. Por ello, los planos casan entre sí de un modo prácticamente documental, circunstancia antes comentada. Como ejemplo, vale reseñar que en ningún momento se presenta el puerto en el aparentemente necesario plano general que sitúe en su escenario a los personajes, o tampoco se muestra la procedencia de la embarcación utilizada. Sin embargo, las pistas que se dan son más que claras: el desorden con que el barco es preparado para su botadura indica que el personaje de José Julio Fernández no es un marinero, al menos habitual, por lo que sugiere que ha debido ser alquilada para el propósito que muestra la película, mas aún cuando es la única circunstancia que hace útil la embarcación; o el puerto aparece claramente en pantalla casi cuando el barco está ya en el agua, siempre al fondo del plano, y se le concede cierta importancia al regreso después del viaje por el mar. Con todo ello, puede llegar a concluirse la sugerencia por parte del autor de conseguir la introspección del espectador, pues aunque en la película se narre una situación concreta respecto a cómo se debe llevar la vida adelante, en definitiva con qué filosofía vivir, esto no es más que una metáfora que incita o aconseja o suscita a buscar la simpleza de la vida, esencia a explorar para obtener un mayor disfrute de los escasos días que los seres humanos permanecen en este planeta.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.