criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    El arbol maldito (pes..
    MI VIDA
    leti y los tios bueno..
    EL DORMITORIO SINIEST..
    MI AUDITOIRIA PERVERS..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > AnalesLaura me pagó con su culo

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 06 de Abril del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 60,060 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 519 votos.

Los visitantes han dejado escritos 3 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Anales
  Titulo:

Laura es la esposa de Efraín, un amigo. Bueno, una tarde yo fui a la casa de Efraín y él no estaba, iba a cobrarle un dinero que me debía. Me encontré con Laura y le comenté, ella me dijo que Efraín estaba en aprietos económicos, y yo insistí con lo de la deuda. Días después volví a cobrar y ella me dijo que Efraín estaba en el hospital, porque unos hombres le habían asaltado. Me pidió que le prestara dinero y le dijo que no. Ella suplicó y volví a decir que no. Ella se dio la vuelta y me dejó ver su culaso apretado por esa falda café que combinaba con sus ojos y su cabello rojo, sus labios gruesos; es una hermosura. Volviendo al tema, ella me iba a entrar a su casa y la sujeté del braso, le dije que había una manera de prestarle dinero, y ella preguntó: cuál entonces? la tomé del cuello y la besé, poniendo mi mano en su nalga derecha y apretándola, le dije: qué dices? quieres la plata o no? Ella intentó abofetearme y no lo consiguió. Le dije piénsalo y me fui. Como a la semana, el timbre de mi casa a eso de las 4 de la tarde, sonó. Yo abrí la puerta y era ella. Me dijo si la propuesta seguía en pie, le dije claro, pero tendrás que ser muy sumisa. Ella pasó directa a mi alcoba entonces. Me desvestí entre besos y caricias, pude sentir esas tetas que tanto grandes cubiertas por esa blusa de verano verde, le quité el brasier y pase mi lengua alrededor de sus pezones. Nos tiramos sobre la cama quedando sobre ella recostada, me arrodillé, le levanté la falda (no sé por qué siempre utilisaba faldas largas), saqué su tanga y metí la lengua en su sexo, le chupé todo lo que pude, sentí que se corrió sobre mi boca. Me giró quedando ella sobre mí, le saqué la falda y la hinqué en el suelo, le dije toma mi verga y mama se la introdujo en su boca. Al principio estaba tímida y su miedo incrementó al verme mi palo tan erecto. Luego le dijo recuéstate en la cama, me dio: sé gentil. Yo me reí, me subí ensima de ella y mi verga se introdujo en su sexo, pasaron sólo 10 segundos. Gritó para, no aguanto más, me recosté en la cama y le dije sigue chupando, a lo que ella como niña en su paleta. Me sorprendí porque se metía mi verga hasta la garganta, y aún así no le entraba completa, pero le dijo que no quería eso, ella y como orden, le dije cabálgama, ella se subió despacito, y a gemiditos insistentes, logró introducirse toda mi verga en su conchita. Esta otra ves no aguantó mucho y se bajó, yo estaba exitándome al darme cuenta de que ella estaba apretadita. Le dijo pónte en cuatro, ella con miedo se colocó en cuatro patas, dejando su colita frente a mí. Me pidió que la penetrara suavemente, me dijo que mi verga era muy grande y muy gorda, en comparación con la de Efraín, y casi llorando, me dijo: despacito. Como ahora tenía el control, yo le penetró al principio y hasta que mi verga estuviera toda dentro suave, pero una ves adentro, prácticamente la violé, le di sin compasión, me demoré en venirme. A ella le gustó tanto que al acabar me siguió chupando la verga y dijo terminé. Le dijo sigue todavía. Ella no respondió, no, qué más quieres, te dí todo. Le dije pónte en cuatro otra ves, respondió. Le dije te gusta el sexo anal? ella me confesó que todavía era virgen analmente. Inmediatamente le clavé la cabeza de mi pija en su culo y soltó un suspiro que se convirtió en un grito desesperado. De a poco fui metiéndosela, mientras con mis manos, le separaba sus nalgas. En cada penetrada sentía su ano rompiéndose. Así estuvimos largo rato metiendo y sacando por detrás. Sus gritos no paraban y su vos me excitaba, ella asentó su hombro en la almohada y me miraba, yo le decía come perra, come, sentía que me succionaba la verga y ella seguía gritando oooohoooomaoommmmmommm, le dije quién es tu macho, a lo que ella respondía mirándome con su cara de dolor. Tu papi, le gritaba come, come, come. Luego le recosté de lado y me puse detrás de ella, todo esto sin sacarle la verga del culo, estuve como 5 minutos dándole a toda velocidad, noté que lloraba, me excité aún más. Al final le dije no quiero que sueltes nada, te lo comes todo o te vuelvo a romper el culo, y le acabé dentro, gritándole ten, perra. Fui al baño, ella estaba dormid cuando regresé la habitación, la fotografié también, la cobijé. Al día siguiente, cuando despertó, me dijo: y el dinero? le dije. Mi deuda con tu marido queda saldada. Ándate, ella reclamó pidiéndome más dinero de lo que le prometí. Le dije tendrás que hacer algo más, si quieres a tu marido sano. Culeó tdos los días conmigo y pago todas las deudas de tu esposo. Ella aceptó. Ahora la culeo muy seguido y la luzco ante todos mis amigos, sin que su marido se entere.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.