criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > SnuffLas 6 Balas de mi Vida {1ª Bala}

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 17 de Junio del 2004

Desde entonces este relato ha sido leido 1,494 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 11 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Snuff
  Titulo:

Curtys tenía 12 años en aquella época. Era un joven el cual podríamos llamar, feliz, sin complicaciones. ¡Claro! Con 12 años, ¿Quién las tiene? Conforme su vida iba avanzando, la paz y la felicidad de la cual se citaba, se tornó en agobio y en una pena indescriptible ya que era interior. El porqué a ese cambio lo vamos a desvelar en seguida. Ocurrió una mañana cualquiera después de haber cumplido 21 años. Ese día no tenia nada de novedoso ya que se presentaba igual que cualquier otro, el desayuno de las mañanas y seguir trabajando en el campo de su padre, a rastras de sus mismos compañeros que trabajaban para el amo. Curtys se había convertido en uno más. Y por desgracia era así debido a que su padre no lo veía capacitado para nada mas aparte de cargar abono. Desde los 15 años nuestro protagonista ya cargaba como una mula. Pero para el, no era gravoso hacer aquella obra, ya que era su costumbre y sabia del bien que hacia para su casa. En realidad, lo que a Curtys le molestaba era el ser maltratado por sus mismos compañeros, lo pisoteaban moralmente, debido a que notaban que el padre lo aborrecía aunque no le daba trato ninguno. Era un odio interior el que tenia el padre hacia su único hijo. Pero el trato como comentábamos antes, era nulo. Por eso los compañeros se aprovechaban de el, sabían que el padre en cierto modo se regocijaría cruelmente. Es así que Curtys, aun sintiéndose pisoteado, y claramente odiado intentaba hacer y llevarse lo mejor posible con los demás, aunque no hablara con nadie. Una de las mañanas, dos de los trabajadores jóvenes se levantaron bastante antes para prepararle una especie de trampa al pobre Curtys. En el campo seco de abono hicieron un hoyo y lo taparon con cañas secas y un poco de abono por encima para que no se notara. Así pues llevaron a Curtys a la hora del trabajo por el sitio que ellos habían preparado. Llevaba 40 Kg. de Abono a sus espaldas. -¿Dónde queréis que lo deje?-Preguntó Curtys. Ellos señalaron a una zona a sus espaldas, justo en mitad estaba el hoyo. Así pues, Curtys cayó de tan mala forma que se partió una pierna y con el abono encima de el. Allí lo dejaron durante todo el día mientras todos seguían trabajando. Lo peor y más doloroso fue que el padre vio a su hijo allí medio enterrado en abono y con la pierna rota, y se hizo el loco. Apenas se podía mover… De tanto esfuerzo, curtys acabó mareado y se desmayó. Al abrir los ojos de nuevo, se sintió diferente. Se levantó y se tocó la pierna. Ya no estaba rota! Era algo inexplicable. Ya era de noche. Apenas se veía nada por la poca luz que desprendía la lejana ciudad. De repente, un sonido extraño detrás de el lo asustó. Se dio la vuelta y allí estaba alguien. La presencia de una persona pero que no podía ver debido a la oscuridad. La forma humana se acercó más y habló. -Hola jovencito. Llevo tiempo observando tu sufrimiento, y has aguantado mucho mas que otras personas. Eres admirable. Tu pena interior me ha enternecido, así que he venido para darte de mi ayuda.- Curtys estaba un poco asombrado, ni siquiera preguntó quien era esa persona. -La ayuda que te voy a dar depende de cómo la uses, así serás de una forma u otra. Pero yo se que tu la utilizaras de la forma mas adecuada. Ten – Y le dio un objeto poco visible a Curtys. El joven empezó a palparlo y descubrió que era un revolver. -Una pistola?! Pero, pero!! ¿Es que quiere acaso que mate a cada una de las personas que me caen mal?- Dijo un poco alterado Curtys. -El modo en que la uses, tu debes decidir. Este Revolver lleva 6 balas en su interior. Nunca las podrás sacar. De ninguna forma. Y nadie. Absolutamente nadie debe de tocarla, sino, en grandes problemas estarás. Las balas conllevan un periodo de vida que tu debes de administrar, así que depende de tu uso. En el momento en el que gastes la sexta bala, la ultima de todas… en breve llegará tu día. Así que usala con cuidado. El final depende de ti. Me volverás a ver en el momento de tu ultima bala.- Dijo la extraña voz con sonido a anciano y se fue como el aire, apenas se veía nada. Curtys se quedó pensativo. No creía lo que había pasado. Se acercó a un sitio de más luz y vio el arma a plenitud. Era un Mágnum 44, claramente de 6 balas. -La leche! Tengo el arma de Harry el sucio- Se decía Curtys. Se dirigió a su casa. Pero mientras andaba miraba al cielo. El no quería matar a nadie por muy mal que le cayeran muchos. Realmente no se había creído ni la mitad de lo que aquel extraño le dijo. Pero desde luego raro era el no tener la pierna partida y tener un revolver en las manos… Miraba a la luna, apuntó hacia ella con el Mágnum y disparó. La primera de las 6 balas salió directamente hacia el cielo. De pronto, un dolor muy extraño se adentró en Curtys. Tan doloroso que se tiró al suelo encogiéndose. Le costaba trabajo respirar, hasta que lo consiguió y se dijo… -Este arma contiene un oscuro secreto, y yo no quiero saber nada de el- Así se levantó después del dolor y cogío el revolver y seguidamente lo tiró en un pozo. Así pues, volvió a dirigirse a su casa para descansar y olvidarse de ese extraño sueño o pesadilla. En sus más profundos sueños, alguien clamaba desde un pozo, una voz extraña que decía: -La sexta bala es tu fin!, La sexta bala es tu fin!- ¡Alguien podía coger el arma y utilizar todas las balas! {Fin de la Primera de las 6 partes}


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.