criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Suicidio Concertado
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Terror GeneralLa promesa

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 06 de Marzo del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 2,598 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 24 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Terror General
  Titulo:

Inés se había preparado aquella noche una apetitosa tortilla de patatas con cebolla y, tras depositarla en la mesa de comedor, acompañada de un vaso de vino, se sentó dispuesta a cenar. Encendió la televisión con el mando a distancia y tras coger el tenedor con su mano derecha no pudo evitar que sus pensamientos volaran hacia un tiempo no muy atrás en el que en aquellas cenas se encontraba acompañada por Juan, su marido.
De hecho aquella era la noche de difuntos, pero no era solo la festividad del día lo que hacia que el recuerdo estuviera mas vivo.
“Cuanto tiempo ha pasado ya desde aquella noche de Todos los Santos, son ya casi cuarenta años. Juan y yo llevábamos saliendo algún tiempo, pero aquel era un día especial. Mi novio había sido aceptado por su padre como socio en su negocio. Aquello aseguraba su futuro y ya podíamos pensar en casarnos. Gracias a eso nuestra relación se formalizo y nos habíamos convertido en lo que entonces llamábamos “novios de entrar en casa”. Mis futuros suegros me habían invitado a cenar con ellos aquella noche de 196...
Después de cenar, y como correspondía a una pareja seria y formal como éramos nosotros, nos sentamos a ver la televisión. Naturalmente en un día como aquel no podía faltar en la mejor televisión de España “El Tenorio”. He de confesar que hasta entonces, y a pesar de que lo repetían todos los años, no lo había visto nunca y realmente me impresionaron los versos de Zorrilla, probablemente por la gran interpretación que hicieron Concha Velasco e Ismael Merlo. Desde entonces aquellos versos no faltaron en nuestras vidas hasta que las distintas cadenas decidieron dejar de hacerlo.
Aun recuerdo, como una vez casados, nos sentábamos todos los años a escuchar, mas que ver, “Don Juan”. Siempre nos reíamos con la coincidencia de nuestros nombres con los de los protagonistas, pero una vez comenzaba la obra: “Cuan gritan esos malditos, pero mal rayo me parta si en terminando esta carta no pagan caros sus gritos"” los dos nos quedábamos mirando como extasiados. Tras la apuesta de Don Juan y Don Luis en la hostería del laurel (vaya nombre más literario) venia la escena en las calles de Sevilla y en el convento de Doña Inés “Doña Inés del alma mía, luz de donde el sol la toma, hermosisima paloma privada de libertad” y, como no, la escena del sofá con su romántico comienzo y su trágico final, cuando escapando de la justicia decía aquello de” Llame al cielo y no me abrió, pues si sus puertas me cierra de mis actos en la tierra responda el Cielo, yo no”.
Pero llegaron otros tiempos y todo aquello acabo. La noche de las Animas fue sustituida, como tantas otras cosas, por esa americanada de Hallowey, pero a todo nos acostumbramos, al fin y al cabo estabamos juntos y éramos tan felices.
¡¡Dios mío!! Estuvimos juntos hasta aquel terrible día. Aun no hace un año. Estabamos a principios de Marzo y Juan tenia que ir a Castellón para ver a un cliente. Hacia un tiempo de perros y por la radio habían advertido de que no se cogiera el coche para salir a la carretera a menos que fuera estrictamente necesario y que aun en ese caso se circulara con la máxima precaución. Yo le pedí que cogiera el tren, pero el se rió de mí y me dijo que no me preocupara, que conocía perfectamente la carretera y que si la cosa se ponía muy difícil entraría en la autopista e incluso pararí


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.