criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Suicidio Concertado
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > LesbianasLa historia de Vanessa

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 09 de Abril del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 33,345 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 368 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Lesbianas
  Titulo:

Que tal, esta es mi historia, mi nombre es Vanessa y tengo 18 años. Vivo en México, en el distrito federal. Me considero una chica bastante normal, voy a la escuela, tengo muchos amigos y amigas, aunque suelo ser algo tímida pero cuando me lo propongo tambien puedo ser bastante aventada. Hablando fisicamente no soy muy alta, 1.63cm aprox, mi piel es muy blanca y mi cabello lacio y negro, mis ojos son color verde, mis pechos no son muy grandes pero son bastante firmes y mis caderas muy bien formadas.

Yo soy (era?) hetero, tengo a mi novio y todo, aunque me ha costado un poco acercarme mucho a el por lo mismo de mi timidez. Las mujeres jamás me habían atraido, es decir reconocía la belleza de las demás y alomejor hacía algunas bromas con mis amigas, pero nada más.

Todo empezó el día en que Yazmin, una chica morena y delgada y muy bien formada de mi edad, me agregó al msn. Comenzó a hablarme normal como si me conociera, pero yo la detuve y le pregunté que de donde sacó mi correo a lo que me contestó:

-Amm creo que me lo pasó un amigo, no lo recuerdo ¿Porque, te molesta?

Le dije que no, que siempre era un gusto encontrar nuevas amigas asi que comenzamos a conocernos y resultó que teníamos muchas cosas en común: música libros peliculas tv, todo. Durante unos días todo fue normal hasta que empezó a hacer preguntas extrañas

-Oye y no te gustan las niñas? - me preguntó. Yo automaticamente lo negué, aunque era normal que de pronto ella hicera preguntas tan al azar, me pareció rara la naturaleza de la pregunta.

-nooooo – le dije – Como crees?! no soy gay!

-jajaja pero crees que tenga algo de malo? – me dijo

-Nah solo que eso no creo que sea para mi.

Apartir de alli comenzó a dirigirse a otras mujeres como si fuera un hombre, es decir con adjetivos no muy propios; por ejemplo hablabamos de alguna actriz o cantante y decía “uyyy si me encanta esta preciosa” o “uyy claro esta buenisima la adoro”

Todo eso me parecía extraño, pero nada alarmante. Tal vez era lesbiana, si si no la discriminaría porque antes que eso es mi amiga. Pero mi subconciente me traicionaba, en las noches soñaba con ella, soñaba que la besaba y que la tocaba, aunque no la conocía fisicamente en mis sueños la deseaba, y siempre despertaba ardiendo y mojada.

-¿Que me esta pasando? – me preguntaba a mi misma cuando despertaba.

Asi continuamos durante semanas y nos hicimos mejores amigas, y por otra parte yo seguía soñando con ella, casi siempre cuando ella tocaba temas relacionados con alguna lesbiana. Entonces un día decidimos que ya era hora de conocernos en persona.

Vivía algo lejos asi que quedamos en un punto medio. Cuando la encontré noté que era mucho más linda que en sus fotos, no creí que me fuera a impresionar tanto y creo que incluso ella lo notó. Me abrazó cuando nos vimos y me apretó fuertemente, sentí la presion de sus pechos contra los mios, me gustó la sensacion. Me dió un beso en la mejilla y me dijo justo lo que estaba pensado

-Eres mucho más linda que en tus fotos, vane!

-Gracias…tu tambien – le contesté timidamente, e inmediatamente su expresión cambió ella se pusó triste de un momento a otro, al notarlo le pregunte – ¿Que? ¿Que sucede?

-Bueno esque…te tengo una mala noticia – me dijo – mi madre me ha dicho que tengo que regresar a casa, de hecho ni siquiera me ha dejado salir, como ella no esta tengo que estar ahi para recibir un paquete. Lo siento pero solo quería conocerte y verte aunque sea unos mintuos.

-Yo… – tartamudee, que injusto era yo quería estar más tiempo con ella, luego se me ocurrio proponerle algo – Pues podría ir y esperar el paquete contigo.

-¿de verdad harias eso por mi? – dijo ella emocionada, le dije que sí y sin decir más nos pusimos camino a su casa. En el camino ibamos hablando normalmente, aunque yo hablaba un poco menos que de costumbre, en realidad estaba algo nerviosa. No podía evitar recordar mis sueños cuando la veía.

Llegamos a su departamento, entramos y me percaté que estabamos solas, ella me ofreció agua y de comer, yo lo rechace pues me daba algo de pena estar ahi siendo que nos acababamos de conocer en persona, y como siempre ella había leído mi mente.

-Vamos no porque nos acabamos d conocer en persona debes actuar asi de timida – me dijo – recuerda que ya hemos hablado por varias semanas

Yo le dije que tenía razon pero aun asi no tenía hambre. Ella no insistió y se sentó junto a mi en el sillon, me vio fijamente a los ojos, me sonrió y me dijo

-Yo creo que tenemos que romper el hielo - y me plantó un beso en la boca, yo no me resistí (ni me pasó por la mente hacerlo) le seguí el beso que al principio fue d manera timida pero ya despues nuestras lenguas estaban juntas acariciandose unas a otras. Estuvimos asi un rato y luego ella comenzó a subir sus manos hasta mis pechos, cuando lo sentí me separé en seguida

-¿Que estas haciendo? – le pregunté…luego lo pensé y rectifiqué – que estamos haciendo?

-Relajate – me dijo – solo quiero que dejes de ser timida, como cuando hablamos por messenger.

Y continuó con el beso, traté de separarme de nuevo pero ella me detuvo con una mano y con la otra seguía jugando con mis pechos. Cada segundo que pasaba yo no podía poner mas resistencia, era como si me debilitara. Dejó de besarme en la boca y fue hasta mi cuello, cuando sus labios tocaron mi cuello fue como si me encendieran y no pude evitar lanzar un pequeño gemido. En ese momento dejé de poner resistencia y sus dos manos se pudieron concentrar en mis pechos, los masajeaban lenta y sensualmente y de cuando en cuando pellizcaba mis pesones a traves de mi blusa, los cuales estaban ya muy duros. Me quitó la blusa mientras me seguía besando el cuello, luego fue bajando lentamente hasta mis pechos, los empezó a chupar sin quitarme el brazier, y ahora yo tomé la iniciativa y me lo quité yo.

-Y lo estas disfrutando, verdad? – me dijo yo le dije que si entre gemidos, luego agregué:

-Yo…yo nunca había hecho esto – lo dije jadeando y entre gemidos

-Eres virgen? en serio? -preguntó, le dije que si y entonces sonrió y me dijo – Entonces creo que esto será aun mas dulce

Siguió concentrada con mis pechos, los lamía y los manoseaba una y otra vez cada vez más rapido, chupaba mis ahora durisimos pezones y les daba una leve pero ardiente mordida de vez en cuando. Yo cada vez gemía más fuerte, jamas había tenido sexo pero eso era tan hermoso, no quería que se detuviera.

En seguida sentí que su boca comenzó a bajar más, a mi abdomen y empezó a jugar con mi ombligo, me besaba y me lamía mientras me desabotonaba mis jeans, me los quitó y me quedé en bragas y en seguida acercó su cara mi vagina sin quitarme las bragas y dió un gran suspiro.

-Me encanta tu olor, vane – dijo – es tan dulce

y comenzó a besarme sobre las bragas, yo estaba que no podía más, instintivamente comencé a acariciarme mis pechos y pellizcar mis pezones, mientras ella seguía lamiendo mis bragas que estaban ya empapadas en mis jugos, luego hizo las bragas aun lado y dejó mi vagina al descubierto comenzó a lamerla y a besarla, metió su lengua lo más profundo que pudo, mientras yo sentía que estaba a punto de estallar…

Cada segundo que pasaba me lamía y me besaba mi vagina con mas intensidad y con mas rapides, luego sus dedos comenzaron a acariciar mis labios vaginales suavemente para despues penetrarme con ellos, mientras que con la otra mano me acariciaba la entrepierna.

Ella jugaba conmigo, como yo era virgen no quería que me viniera rapido así derrepente separaba su lengua y solo contemblaba como mis jugos seguían saliendo poco a poco por unos segundos y luego seguía lamiendo

-No hagas eso – le dije, ella solo sonrió. Creo que lo que más me excitaba era verla cuando se separaba limpiaba con su lengua alrededor de mi vagina y se comía mis jugos, pero cada vez yo estaba más y más mojada, estaba sudando sentía que no podía, derrepente sentí un placer enorme, ella comenzó a lamer mi clitoris y a succionarlo, yo no pude más y me corrí, dejé caer un rio de jugos vaginales en su boca, ella los saboreó felizmente. Se incorporó y se acercó a mi cara y me besó de nuevo. Probé el sabor de mis propios jugos y me encantó.

-Te gustó, princesa? – me dijo mientras me abrazaba y nos acostabamos en el sillón

-Me encantó – dije - Pero ahora te toca a ti

Ell sonrió y comenzó a desabotonarse la blusa y yo a besarla, pero nos interrumpieron; escuchamos el timbre y la voz de su madre furiosa

-Yazmin te dije que vigilaras si llegaba el paquete – gritó - el pobre mensajero esta aqui afuera esperando!

Me exalté y comencé a vestirme en seguida y torpemente, ella solo se abrochó su blusa y me dijo

-Mi mamá esta furiosa, creo que tendré que esperar – me dijo, le contesté que estaba bien, que tenía que irme y que lo sentía, ella solo me besó de nuevo y me dijo – No te preocupes, nos veremos esta noche

-esta noche? - le pregunté

-Si…recuerda que tengo webcam…


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.