criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Hechos realesLa espera

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 13 de Marzo del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 3,398 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 43 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Hechos reales
  Titulo:

Escribir sobre este tema es muy difícil, sobretodo para mi, que casi ni conocí a mi padre, además, nunca he celebrado el día de el padre, este día siempre ha sido como cualquier otro más en el Calendario, un día que pasa, sin nada que celebrar, sin nadie a quien darle regalos.

De mi padre sólo guardo una imagen muy difusa, no lo tengo a mi lado, se marchó hace muchos años, una mañana fría de otoño y desde entonces lo espero. Nunca supe exactamente que motivos tuvo él para irse de la casa y abandonarnos.

Aquel día que se marchó, sólo oí la puerta de la casa cerrarse más fuerte que de costumbre. No hubo discusiones, ni gritos, ni llantos, sólo un silencio profundo; era el final de algo hermoso y el comienzo de un destino que influiría para siempre en la vida de mi madre y en la de nosotros.

Era muy pequeña, tenía tres años y mi hermano, sólo seis meses de nacido. Al día siguiente busque a mi padre por todos lados y lo esperé hasta el anochecer, pero no llegó, así fueron pasando los días, esperando en vano, sin saber que pasaba, sumida en un mar de incógnitas y con la esperanza de que todo esto fuese un mal sueño.

Mi madre nunca me dijo claramente que pasó, siempre me daba explicaciones vagas, me decía cosas que yo ni le creía, así pasó el tiempo y no le volví a preguntar, sé que sufría mucho, que lloraba en silencio, sus ojos amanecían hinchados y su semblante mostraba una profunda tristeza.

Cuando estuve en el colegio, siempre tuve que luchar contra las burlas y las habladurías de los compañeros de clase, no sé porque el sufrimiento ajeno causa felicidad en los demás..... y la desdicha mía era alegría para muchos, incluyendo hasta los mismos profesores.

Nunca nos faltó nada, mi madre fue padre y madre a la vez, nos dio cariño, educación, alegría, trabaja de día en un banco y por las noches hacía trabajos de traducción en la casa, así no tenia que dejarnos solos de noche.

Claro que me hizo falta la ausencia de mi padre, lo esperé por mucho tiempo, siempre con la esperanza de que regresara, pensando a cada momento que tocaría el timbre de la casa o que llamaría por teléfono. Cuando salíamos me parecía verlo, pero eran solo espejismos, debido a el angustioso deseo de tenerlo cerca.

Creo que mi madre leyó mi pensamiento, porque un día me dijo: “No lo esperes más, él no vendrá ya, es mejor que nos olvidemos de él”. Y así pasó, lentamente me fui olvidando de él, a no tener padre, a vivir sin sus consejos, a no saber lo que significaba una familia, a carecer de su cariño, de sus abrazos y de su presencia.

Quizás la culpa no la tuvo solamente él, además, yo no soy ni juez, ni verdugo, no soy yo quien para juzgarlo, solo quiero saber porque nunca me busco para explicarme, a lo mejor lo hubiese perdonado, no lo sé, lo único que si sé, es que hubiese sido mejor saber, no vivir con esta incógnita y con este silencio.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.