criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > Hechos RealesLa Noche de terror

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 19 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 2,755 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 31 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Hechos Reales
  Titulo:

Tenía 20 años y se me ocurrió la idea de hacer una rumba en el cementerio de la ciudad así que invite a varios amigos y amigas para que aceptaran este reto y asistieran a este capricho que tenia en mente, y pasar una noche de farra en el cementerio. De los invitados, sólo vinieron siete, así que preparamos un termo con hielo y un reproductor de c.d y a las 10 de la noche ya estábamos cómodamente instalado en una tumba tomando wisky y bailando. A las 11 de la noche, ya con los tragos un poco pasados, varios de los amigos empezaron, a contar chistes alusivos a los difuntos y uno se atrevió a llamar a los muertos para que se despertaran y vinieran a bailar y tomar con nosotros. En esta tónica nos mantuvimos por media hora más, hasta que no sé de dónde apareció una chica que nos dijo con voz molesta. - ¿Qué hacen ustedes aquí? Le contesté queriéndome lucir. - Bueno mami, ya vez tripiando y gozando - a la que la mujer parece que no le gustó lo que le dije y me dijo estas palabras - Con tanto espacio para que ustedes puedan disfrutar de la vida y se vienen aquí, que este lugar es campo santo. Y continuó hablando. - ¿Por qué no dejan quieto al que esta quieto? A lo que yo le respondí. - Bueno muñeca, ¿es que tú eres la defensora de los muertos? ¿Por qué no te tomas un trago y te incorporas a la rumba? Y diciendo estas palabras y extendiéndole un vaso de wisky a la molesta mujer, me replicó. - Oye, retira tu vaso de mi vista y por la salud de ustedes lárguense de aquí. Cuando dijo estas palabras todos sentimos un escalofrío. La mujer se expresaba con tal arrogancia que metía miedo, pero mi posición de machista me tocó el honor y le dije. - Bueno muñeca, no nos vamos, y si alguien se va eres tú, ya que no quieres bailar ni tomar, pues lárgate por donde viniste. Y diciendo estas palabras y tratando de empujar a la chica hacia fuera del sitio donde estábamos, fue cuando la mujer hizo un rugido extraño que nos asustí a todos, pero en mí el alcohol había realizado un efecto y me sentía sin miedo y le dije estas palabras. - Mierda, miren a la mujer, se le salió la cuaima o la perra que lleva por dentro ¿será que muerde? Cuando dije esas palabras la mujer se movió hacia mi e hizo un ruido extraño, parecía que los huesos le sonaban y de su garganta salió nuevamente ese rugido que nos estremeció a todos y como si nos hubiéramos puestos todos de acuerdo salimos en franca carrera dejando a la mujer detrás de nosotros, y creo que habíamos corrido cinco metros y la mujer estaba frente a nosotros, y nos dijo estas palabras. - ¿Qué les pasa, acaso no querían divertirse? ¿Entonces por qué se van? Si la noche es joven. Diciendo estas palabras y se sonrió con una sonrisa macabra y acto seguido me extendió un brazo y me dijo. - Ven papi, vamos a divertirnos. Cuando me tocó su brazo no tenía piel alguna y quedando todos sus huesos del brazo al descubierto, un terror nos invadió a todos y tratamos de emprender la carrera, pero la mujer me tenía agarrado con su brazo esquelético. Con pánico vi cómo mis compañeros se alejaban y fue cuando enfrenté la macabra realidad. La mujer me tomó con el otro brazo por el hombro y diciéndome. - ¿Qué quieres que hagamos primero? ¿Bailamos o bebemos? Bueno, yo creo que bebemos. Diciendo estas palabras me arrastró hasta la tumba donde estábamos minutos antes y tomó una de las botellas y me dijo. - ¿Querías que te acompañara a beber? Pues mira, bebo. Y llevándose la botella a la boca, se tomó un trago, pero el líquido le salía por la ropa, por lo que dijo - Vaya, parece que tengo problemas de fuga. Y lo que vieron mis ojos jamás lo he podido olvidar. La mujer se quita la blusa de un tirón y aparece su cuerpo, un esqueleto. - Vaya, vaya, vaya... los cuerpos de hora no salen, bueno qué tal me quedé sin carne. Fue casi lo último que pude oír y ver, ya que el extraño ser comenzó a realizar una serie de trasformaciones y yo perdí el sentido.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.