criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > EpicaIra di Madonna (1ra Parte)

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Febrero del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 1,665 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 9 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Epica
  Titulo:

En el valle de las lápidas, habitaban sólo aquellos que tomasen sangre, en donde las doncellas más bellas no seducian, los niños eran angelitos herrantes que vagaban por la espesa niebla y se escondían tras las lápidas de sus padres para llorar por que no los encontraban. En el castillo más antiguo en donde las luces parpadeaban y las almas caminaban llorando, habitaba uhna mujer tan bella, una dama que cuyas facciones eran de una muñeca de porcelana de cabello rojo y caía como la cascada más alta, ojos con una espesura confundible no se sabía sí eran la selva del Amazonas o las profundides del mar, el cuerpo de una virgen atlética, su nombre era Liz. Ella nunca encontró en un hombre lo que ella siempre había deseado; la libertad del alma, por que aquellos que simepre la quisieron conquistar, sólo querían beber de su sangre, pero Liz, prefería ser hija de Dios, sus noches eran de hielo, lloraba por cada estrella que veía cruzar por el cielo y junto con su violín, componía tan triste melodía que hacía entristecer hasta las plantas " OH, muerte. Cómo te amo" susurraba entre lágrimas y melodías inspiradas. Un día, en su jardín de hidras se escabullía entre las hojas y soñar que tenía alas para volar fuera del tormento del valle de las Lápidas. hasta que escuchó el sonido de un violonchelo, melodía esplendorosa que conmovió a Liz, sus labios tan sensuales saboreaban ese ahínco, miró fuera de su jardín por unas rejillas y un galan de cabellos largos, con vestimenta elegante. Parecía estar acompañado por una fantasma, esta arreglaba sus cabellos y besaba en sus mejilllas, las hojas de los árboles caían como sí se rindieran con tan bello rostro y presencia, liz quedó paralizada con verle sus ojos; penetrantes y húmedos, parecían un estanque tan profundo que cualquier ser vivo que los viese se ahogáran en ellos. La fantasma hacía un masaje en la espalda del hombre y dijo "Apolo, temo que la carne sea tan debil y en este mismo momento puedo oler a la más bella flor convirtiéndose en linfómana, las hojas no se caen por sí solas, es por que el deseo puede más que el dolor" Apolo dejó de tocar su violonchelo y respondió a Afrodita " las hojas son como las personas, cuando son viejas y no pueden aguantar su propio peso, caen y prefieren la muerte, por eso, en este lugar la muerte es pan de cada día, los vampiros tenemos facciones angelicales, pero sólo uno puede alcanzar esa libertad tan anelada ¡sabes porqué? Por el amor, el amor al prójimo y por amor de Dios, ese vampiro soy yo, amo tanto la dicha de la libertad, que ya no la quiero imáginar sino vivirla, tras el monte de los cuervos, el lugar más escambroso de este infierno en forma de tranquilidad sangrienta, la luz y la alegria viven por siempre, la carne es debil por que no puede contener su almondrío. vamonos que las aguas putrefactas no demoraran en mojar mis pies". Y Afrodita añadió " la luna siempre es tan redonda como los copos de nieve y siempre sale tan grande e impotente, pero al mismo tiempo tan tierna y triste. ¿Qué es lo que querra?. -"Al igual que tu y yo, ser libre y poder ver el sol por primera vez" dijo Apolo. Ambos tomaron caminos rectos y se desaparecieron entre la oscuridad del bosque... Continuará


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.