criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > EpicaIncursión

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 07 de Marzo del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 1,725 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 9 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Epica
  Titulo:

Era un atardecer.Encordé mi arco,dispuesto a ser el primero de la unidad a derribar un orco.Estos malditos pagarían el daño y el dolor, con su vida.Habían matado a la pequeña guarnición de 14 elfos,en un árbol-vigía usada para vigilar el lindero oriental del bosque. La pequeña horda orca,de poco mas de medio centenar de integrantes,probablemente en una incursión de saqueo a pequeños poblados humanos.El caudillo no se había podido estar de hacer una visita a sus enemigos elfos.Descubrieron el puesto,convencidos por su numero,podrian acabar con la resistencia con facilidad.Los elfos,al verlos,enviaron al mas joven a avisar a la ciudad y pedir ayuda. El resto había cogido los arcos,matando a una decena de pieles verdes antes que llegaran al pie del árbol. Los orcos intentaron escalar el tronco,pero cada uno que subía caía derribado por una flecha elfa.Entretanto los elfos continuaron disparando,causando una baja por disparo,porque por todos es sabido que somos la mejor raza con el arco. Pero los arqueros orcos,con sus toscos arcos y su baja punteria,habían conseguido acertar en las pequeñas ventanas donde los elfos disparaban,heriendo y matando algunos. Los orcos desistieron en su táctica de escalar el tronco,y los que tenían hachas,empezaron a talar el árbol.La guarnición comprendiendo la maniobra,procuraron apuntar a los taladores,pero debían tener cuidado con las flechas orcas. El árbol al desplomarse hizo un terrible estruendo,aplastando a algunos orcos que no se habían apartado lo suficiente.Los soldados,diezmados a la mitad,sacaron las espadas,saltaron del árbol,y empezó el cuerpo a cuerpo.Se oían los lamentos de los elfos heridos por la caída o las flechas orcas.Las 3 decenas de pielesverdes restantes atacaron con renovado al ver los pocos defensores elfos que luchaban.El combate no duró mucho,los elfos,la mayoría de los que luchaban estaban levemente heridos caída.Lucharon con valor,pero los orcos,por su numero,los abatian a corta distancia,donde sus negros arcos eran mas mortales.Los defensores consiguieron acabar con una decena de pielesverdes antes de que el ultimo sucumbiese a las garras orcas.Se prececipitaron al interior de la derribada fortaleza,asesinando y saqueando a los desafortunados elfos heridos. El mas joven,el que se había ido nada mas ver a la horda hacía la ciudad.Se llamaba Erlin.Al bajar por la escalera móvil,había sentido angustia por lo que les podía pasar a sus compañeros.Pero así eran las reglas.El mas joven de una ciudad era el que avisaba en caso de peligro. Empezó a correr por el bosque,tan rápido como podía,porque si no llegaba a tiempo,con ayuda,podía perder su unidad. Llegó a nuestro cuartel, ahogándose,cayendole chorros de sudor por las rojas mejillas.Pasó inmediatamente a los aposentos del capitán,saliendo los dos pocos segundos después.El capitán ordenó con voz fuerte: -Los orcos están atacando al puesto de vigía oriental-se dirigió a nuestro jefe de patrulla-ve allí y ayuda a la guarnición en todo lo que haga falta. Nosotros,salimos rápidamente,con nuestras espadas y arcos aun con la armadura medio puesta.Corrimos durante 20 minutos,encordamos los arcos corriendo.Pero no llegamos a tiempo.El puesto estaba caído,talado,alrededor había 3 decenas de orcos ensuciando el suelo al pie del árbol,con 6 compañeros que habían merto defendiendo la entrada.Algunos camaradas entraron al interior,se oyeron los gritos de asco y horror.El jefe envió a un mensajero para avisar de la tragedia y traer carros para cargar los cadáveres. Erlin iba de un lado para otro,con pasos lentos,la mirada al suelo.De pronto,levantó la cabeza y oteó en la dirección que las huellas orcas indicaban,siguiendo el lindero del bosque. Súbitamente empezó a correr,siguiendo las marcas que los pielesverdes no se habían molestado en ocultar.El capitan,al verlo destacó a media docena de soldados para que hicieran una pira con los restos orcos y intentasen recomponer un poco los cadáveres de nuestros compañeros caídos antes de que llegaran sus familias. El capitán nos hizo levemente una seña con el mentón que señalaba hacía donde Erlin estaba perdiéndose de nuestra vista. Comenzamos a correr otra vez,confiando que alcanzaríamos a los orcos antes de la noche.Eramos 3 docenas de elfos con ganas de venganza. En una hora les vimos,una taca negra en la luz del anochecer.Apretamos el paso.Nos descubrieron cuando ya estábamos a doscientos metros,los de detrás gritaron algo a los de delante en su lengua de gruñidos.Tuvieron unos momentos de confusión,al final se giraron y calaron las toscas picas que algunos llevaban.Nosotros nos paramos un momento para lanzar una descarga de flechas llenas de rabia,derribando 15 orcos,Erlim,cuando su flecha aun no habia matado a un orco con una pica,se lanzó aullando con la espada en alto dispuesto a vengar a sus compañeros.Lo seguimos algunos segundos después desenvainando las espadas a la carrera.Los orcos dispararon una tímida descarga que no tocó a ninguno de nosotros,luego se prepararon para la embestida de Erlim,que al llegar partió la cabeza de un orco especialmente grande que intentó proteger su cabeza con el mango de su hacha.Erlim parecía un molinete luchando,parando y lanzando estocadas que acabaron con la vida de media docena de orcos.Nosotros atacamos con furia y rabia,pero con el control y la prudencia de nuestra raza.Los orcos fueron aniquilados en pocos minutos,siendo su caudillo el ultimo en caer,por la espada de nuestro valeroso jefe.Por suerte para nosotros no sufrimos ninguna baja. Nos giramos hacía el disco resplandeciente,el sol,que brillaba en una bella puesta,y nosotros contemplamos esa belleza en silencio,que nos hacía luchar para defender a todas la cosas buenas,rodeados como estabamos ,de orcos y tacados de su negra sangre.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.