criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  humor > ChistesEs su turno

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 17 de Abril del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,818 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 23 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: humor > Chistes
  Titulo:

Peter Stockton 43 años soltero, contable de profesión, a causa de estrés pidió la excedencia y se fue de viaje. Peter que ya llevaba 10 años, un leve problema de trabajando para la compañía petrolífera End Apple media vida parecía, una tarde llego la ira y no se fue. Todo empezó una tarde de abril hacia calor parecía agosto y estaba en el market Tinsel, en la situación que mas a odiado en su vida las colas, odiaba esperar odiaba esperar cualquier cosa. El era un tipo muy puntual y el retraso aunque solo fuera de cinco minutos lo ponía enfermo, en el market se noto su ira se puso rojo y escupió varias blasfemias hacia los gerentes del establecimiento. El día siguiente en el trabajo alguien debió pedirle algo de muy malas maneras, ya no se acordaba del asunto cosa que en parte le alegraba ya que el psicólogo le aconsejaba no pensar tanto en trivialidades y menos aun en asuntos que le hubiesen conducido a su conducta. El caso era que Peter no aguantaba esperar lo detestaba. Decidió marcharse algún país exótico pero al final se decanto por Europa, estuvo una semana en Paris dos en Roma y termino en Alemania Occidental concretamente a Grimmen. Alquilo un coche para dar un paseo por la ciudad pero descubrió un camino al final del pueblo y se dirigió hacia el. Había un bosque frondoso un tanto espeso para estar al final de una ciudad bueno una pequeña ciudad, llevaba aproximadamente una hora de viaje cuando vio un pueblo muy rupestre como de pintura al óleo, se veía niños con pelotas de cuero jugando al fútbol y señores con boina sentados en un puente o las ruinas de un viejo puente. Señoras vestidas de manera campestre iban y venían por las estrechas calles, se detuvo y pregunto a unos señores en tosco alemán si sabían de algún bar donde tomar algo, ninguno respondió. Se miraban de manera extraña pero sin articular palabra, cuando de repente como de un ángel se tratara apareció Sonia, así se presento, Hola me llamo Sonia...- El alemán que hablan aquí es muy cerrado y a un extranjero por mucho que se esfuerce.- Les dijo algo rieron y se levantaron, llevo a Peter a un bar cercano el cangrejo rojo le explico que ponía en el cártel de la entrada. Hablaron durante horas y bebieron mucho mas de lo que un pobre contable pudiera aguantar.Cuando quiso darse cuenta era demasiado tarde para volver mas aun sin saber el camino de vuelta, Sonia se ofreció llevarlo a su casa, como no una invitación así nadie la rechazaría puesto que la chica en cuestión era morena de aspecto latino para ser alemana, ya que le dijo que ese era su pueblo natal pero que ahora vivía en Londres estudiando medicina ya que su familia todos son matasanos como ella le explico en la ajetreada charla. Salieron del bar subieron al coche por supuesto la mujer es la que llevaba el volante, aunque a Peter le pareció que los dos bebieron la misma cantidad ella era mas resistente, hombre con esos veintipocos era normal, dijo que lo llevaría a la casa de su tío en las colinas del pueblo, que estaba allí cuidándole las plantas. Mientras el estaba de viaje de negocios, por lo visto su tío también se dedicaba a la medicina, pero era anestesista por lo que comento y viajaba mucho dando conferencias sobre maneras de operar sin sentir dolor. La casa era grande de estilo Rancho con una pequeña granja al final de un sendero, la casa tenia un porche muy americano por cierto y lleno de plantas por supuesto. Te vas a quedar harta de tanta planta le dijo, al entrar diviso un amplio salón todo el de madera desde el suelo hasta las paredes todo muy rustico, una estantería con decenas de libros de anatomía medicina y demás. Cuando su vista se centro en su anfitriona ya ella no estaba dio un respingo y la llamo incesantemente, parecía que se había esfumado anduvo por el pasillo que seguía a la derecha de aquel salón tan rustico y una mano lo agarro del brazo tirándole fuertemente hasta una cama que olía curiosamente a rosas y de pronto un seno el tacto de un pecho turgente, un pezón duro como una piedra y al bajar su sudorosa mano un vientre plano con un pequeño colgajo, piercing o como se llame se pensó. Sonia morena de piel, lisa y dulce la beso y ella le dijo que se unieran que disfrutaran y así fue como el sexo mas salvaje y oscuro que jamás un contable de 42 años pudiese imaginarse. Cayo rendido se sumió en un placentero sueño.... Estaba en el Market y estaba al final de una cola inmensa que no avanzaba nunca, se estaba empezando a ofuscar cuando a su izquierda una cola iba rapidísima al final se veía un cartel que decía cola rápida, se metió en esa cola y sin comerlo ni beberlo ya estaba a pie de cajero y oyó ese es su turno caballero que tanto le reconfortaba. De repente agua inundo su cara vacilo un rato, abrió los ojos le escocían por el sudor y le pesaban, la cabeza le daba vueltas por su estado de la otra noche, cuando de repente se percato que estaba atado de pies y manos y un señor de aspecto Románico le acaricio el pelo llevaba bata blanca de Hospital su apellido era Wolgfvan, recordó que así se presento Sonia, debe de ser su tío, cojio un bisturí de la mesilla y le dijo señor Stockton es su turno.. La palabra que más le gustaba. FIN


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.