criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > HeteroEn los baños

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Febrero del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 11,532 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 49 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Hetero
  Titulo:

Jake entró por la puerta del local, y tras él, sus amigos. Una ola de calor acogedor los recibió. El ambiente bullía energía. Luces tenues, nubes de humo y portadas de vinilos decoraban el bar cuya puerta cargaba el nombre de Highway 61. La poca luz no impidió distingirla. Helen lo esperaba con una sonrisa sentada con unos compañeros alrededor de una de las mesas más cercanas a la puerta. Fue rápidamente hasta ella, mientras sus amigos dejaban los abrigos en el perchero. Cuando llegó a su lado, se agachó para darle un beso en la mejilla y susurrarle al oído. - Hola preciosa. - Viniste al final. Has tardado. - Éstos no sé que plan llevan...los he arrastrado hasta aquí, pero no sé si se querrán quedar. Ahora vuelvo. No era el primer local que pisaban en la noche. A las doce, Jake salió de su casa y se reunió con el resto. Habían acabado los exámenes esa misma semana, y todos los que estudiaban fuera se reunieron bajo el mismo techo por una vez. No obstante, el cansancio estaba en las caras de todos, y poco a poco uno tras otro habían ido sucumbiendo a la cama. Sólo quedaban cuatro supervivientes. El reunirse con otro grupo de amigos, algo más lejanos, los salvó. No se conocían muy bien, pero el lazo que mantenía a ambos grupos, através de Jake y Helen, fue suficiente como para acoplarse sin contemplaciones. La escasez de sillas permitió a Jake ponerse a Helen sobre sus piernas. Cuando los dos cuerpos entraron en contacto, el juego comenzaba. Ella no perdía una sonrisa preciosa que dejaba entrever cierta picardía. Él aprovecho para contemplar toda la figura de la chica y el contoneo de su espalda cuando se acomodó encima suyo. Todos acabaron de saludarse y continuaron bebiendo. Los que no tenían aún jarras, no tardaron en tenerlas. Helen giró la cabeza, mirándolo por encima del hombro. - Te hago daño? - No.- Jake comenzó a acariciar con cuidado los muslos que estaban sobre él, subiendo poco a poco hacia el trasero.- Estoy genial Cuando comenzó a amasar el culo de la chica, esta respondió con unas risas. Tardó poco en bajar su mano por detrás de su espalda, cubriéndose de la vista de los demás. Recorrió la camisa de Jake hasta llegar a sus vaqueros. Allí extendió su mano agarrando todo lo que podía con ferocidad. - ¿No me ibas a follar? Todo ya estaba acordado. Llevaban varias semanas follando como locos. Lo que había empezado por el rollo de una noche, funcionó también que se había extendido a lo largo de varias semanas. Fueron alternando de la casa de uno a la del otro, y cuando se cansaron de la cama, decidieron probar algo nuevo. Jake y Helen se habían propuesto verse esta noche y estallar en el primer lugar que pudieran. - No lo dudes.- Respondió él.- No aguanto más. Sus manos subieron por la espalda de la joven, notando el tacto de su cálida piel. Rozó el sujetador. Lo bordeó. Siguió su recorrido. Llegó a los pechos. La poca luz ayudaba, pero una mirada directa de alguno de los presentes hubiese podido ser suficiente como para ser descubiertos. La mano abarcó todo el pecho de Helen. Tenía unos pechos medianos, de pezones duros y redondeados. Perfectos. Cuando comenzó a presionar sobre la tela, notó como el pezón comenzaba a marcarse. Lo pellizcó con delicadeza, antes de abandonar la camiseta. La había dejado completamente excitada. Lo notaba. Ella no dejó de contonearse, de mover su culo sobre él, frotándose intensamente, pero con todo el disimulo que sus pasiones les permitían tener. Cuando comenzó a lamer su cuello, mientras notaba como las manos se cernían sobre sus caderas, Helen se las apartó de encima y se levantó de golpe. - Voy al baño, ahora vuelvo. Jake los primeros segundos se quedó desconcertado. Pronto comprendió que tenía que hacer. Echó un vistazo rápido a todos. Diversas conversaciones iban de aquí a allá. Cada vez, el alcohol hacía desvariar más a la gente. Estaban todos en sus pequeños mundos, en sus amigables y absurdas conversaciones. Ignorando lo que ocurría a su alrededor. Tenía el terreno complétamente libre. Se levantó tranquilamente y se dirgió para los servicios. Rezaba porque estuviesen saludables. La puerta estaba situada bien, un pequeño pasillo de madera camuflaba las puertas de los baños del resto del bar. Entró en el de mujeres. Allí estaba ella. Tan preciosa como siempre. Tan provocadora. Tan increible. Quería hacerla suya, sólo suya. Quería tomarla salvajemente. Liberarse de todo pensamiento. Entregarse al instinto. Pero mantuvo la conciencia por unos segundos más. Avanzó hacia ella. Helen no se movía. Permanecía quieta, con una leve sonrisa, siguiéndolo con la mirada. Ambos estaban nerviosos. Jake se paró a dos pasos de ella. La miró a los ojos. Unos ojos bellísimos, que ahora eran de un color marrón brillante. Sus ojos destellaban. Ella estiró el brazo y lo agarró del cinturón hacia sí. Él la cubrió con sus brazos. La besó en la boca y después bajó por el cuello. Entonces fue cuando comenzó el frenesí. Ella agarró su trasero pegándose a él todo lo que pudo. Jake la agarró y la llevó al servicio, sentándola en el bater, mientras devoraba todo su cuello y bajaba hacia sus pechos. Cerraron la puerta del bater, por si alguien pasaba a los servicios. Las manos del joven subían por los tiernos muslos descubiertos. Tantearon la minifalda, encontrando en el interior un fino tanga negro que pronto se quitaron de enmedio. Su interior desprendía un calor palpitante. Poco a poco, fue besando los muslos de la chica, la cual gemía a cada escalofrío que el placer descargaba sobre ella. Bordeó su tierno y húmedo sexo, perfectamente depilado, con cuidada rayita de vello marcada. Ella agarró el pelo de Jake. Apretó con fuerza. No aguantaba más. Fue entonces cuando lanzó el primer lengüetazo sobre el clítoris, antes de darse todo un festín de jugos devorando todo el coño de Helen. Ella alazaba la vista al techo, mordiéndose los labios. Jake pronto se ayudó de un dedo, que introdució entero en el interior de Helen, palpando todo su calor. La chica estaba sentada en la tapa del bater. Sus muslos alzados y abiertos para dejar paso a Jake. Su tanga empapado colgaba de su tobillo izquierdo. Cambiaron de turno. Jake se acomodó en el asiento del baño. El lugar no estaba muy limpio, pero ni se habían fijado en eso. Se guiaban sólo por sus instintos, por su pasión carnal. Un juego de risas y gemidos inundaba aquel lugar. Helen le desabrochó la cremallera y le bajó los pantalones, sacando su polla completamente dura del interior. La miró lascivamente y le dedicó un beso, antes de engullirla completamente en su boca. Tenían que ser rápidos para no levantar sospechas. Ella la chupaba con una rapidez increible. Sus corazones latían a 100 por hora. De vez en cuando, se la sacaba de su boca y bajaba lamiendo todo el falo. Al llegar a la base, la rozaba con su lengua excitándolo aún más, mientras continuaba pajeándola con su mano. Escupió de nuevo al miembro rojizo de Jake. Estaba a punto de explotar. Él la agarró del pelo. Ella abrió la boca, con cuidado de no atragantarse, Helen dejó que le follasen la boca. Jake embestía sin parar, metiéndosela hasta la garganta, mientras su entrecortada respiración marcaba el ritmo. En ese momento alguien pasó al baño. Jake paró en seco. Ella no. Agarró la polla y comenzó a machacarla con fuerza. Se introdujo todo el capullo en su boca mientras lo acariciaba con la lengua. Cada vez lo hacía más rápido. No tenían que hacer ruido, pues los oirían. El tío que pasó meó, se lavó las manos y se fue sin saber que en uno de los bateres del servicio Jake estaba apunto de derramar toda su leche sobre Helen. Ella le dedicó una última mirada lasciva, mientras sonreía, con el capullo aún en su boca y aceleraba. Jake le indicó con su expresión que su leche venía. Apretó fuerte el pelo de Helen. Ésta abrió la boca y sacó la lengua. Todo el semen salió disparado a presión. Un chorreón se escapó e impactó en la mejilla. El resto de la semilla caliente, acabó dentro de la boca. Jake suspiró de gusto mientras Helen exprimía las últimas gotas. Ella alzó la vista, con la boca entreabierta, mostrando toda la crema en su interior. Entonces tragó, relamiéndose los labios y la lefa de la mejilla, pestañeando. Jake se quedó completamente sorprendido. - Eso sí que no me lo esperaba Los dos estallaron en risas.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.