criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > TransexualesEn la casa de mi tia I

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 17 de Agosto del 2005

Desde entonces este relato ha sido leido 17,964 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 122 votos.

Los visitantes han dejado escritos 2 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Transexuales
  Titulo:

Bueno mi nombre es Raúl, pero pueden llamarme Laura, y todo empezó cuando recién cumplí los 18 años y tuve que irme a vivir a casa de mi tía por una larga temporada, por cuestiones de mis estudios, ella Vivía en la Ciudad de México, y nuestra familia en Veracruz, yo era un chavo delgado y no muy alto, media 1.60, moreno claro y siempre había sido desde pequeño un niño precoz, tanto así que a mi tía con la que viviría siempre me había imaginado como se vería desnuda, y me la paseaba fantaseando, finalmente tendría la oportunidad de hacer realidad esa fantasía. La mudanza e instalación en la casa de mi tía fueron cuestión de un par de días y comencé mi rutina de ir a la escuela, mi tía trabajaba casi todo el día y nos veíamos hasta la noche, y así trascurrió un trimestre de mi carrera, pero en el segundo trimestre cambio mi horario y tenia que entrar en la tarde, lo cual me dejaba toda la mañana y parte de la tarde solo en casa, así que me dedicaba a estudiar, hacer mis tareas y a perder el tiempo, pero sin olvidar nunca mi fantasía que aun no realizaba de ver desnuda a mi tía, así que un día cuando ya se había ido, entre a su recamara para ver sus cosas, me sorprendió la cantidad de atuendos y lencería diferente y sexy que tenia guardada, ya que muchas de esas prendas nunca las había visto, pero me sentía realmente exitado, así que me dedique a conocer y explorar a fondo todos los cajones, puertas y todo lo que tenía y guardaba mi tía, y aprendí donde guardaba sus prendas y que tipo y como estaban organizadas, procurando siempre dejar todo sin moverlo para que no se notara, tenia además un estante lleno de diferentes zapatos de tacón los cuales se veían también muy sexys, lo único que no pude abrir fue una puerta cerrada con llave, y no fueron pocos los intentos de buscar la llave para saber lo que ahí había, pero siempre en vano, así me pase muchos días explorando su clóset, sus cajones y todo su cuarto, llegando incluso a masturbarme con la ropa interior sucia que había en un canasto. Y así seguí con mi rutina secreta y con la escuela; tiempo después para cumplir ciertas tareas se hizo necesario que contratáramos servicio de Internet ya que computadora si teníamos, pero Internet no, así que lo contrató mi tía y bueno pues ya se imaginaran que las mañanas no me las pasaba solo en buscar información de la escuela, sino en acceder a sitios de fotos de toda la pornografía imaginable, ya que como mencione siempre he sido muy precoz e inquieto, y pues ya sabrán, oculta en una carpeta empecé a coleccionar fotos de todo tipo, primero las clásicas de chicas solo desnudas, pero entre mas veía mas quería para exitarme, las únicas que nunca me atrajeron fueron las de gays, coleccione de todos los fetiches que hasta entonces crei que había llegando a los transexuales y los travestis, y por alguna razón me comencé a obsesionar por estos últimos, sin saber porque, llegando al caso de que buscaba y coleccionaba casi únicamente fotos de este tipo y por alguna razón eran las que mas me excitaban, como he dicho nunca me ha atraído los gays, pero ver a esos hombres vestidos de mujer y recibiendo trato no menor que el de una prostituta, me llenaba de una excitación que de solo pensarlo a veces me venia casi sin tener que masturbarme, pronto empezó a crecer dentro de mí la inquietud de probar y travestirme yo, pues tenía a mi alcance medios mas que suficientes para hacerlo, así pues, comencé a planear como lo haría ya que lo que mas me asustaba era que mi tía me descubriera y me corriera de su casa, y ya me veía teniendo que explicar la situación a mis padres; un panorama nada agradable; un día llego la oportunidad sin proponérmelo, mi tía iba a ir a la boda de una amiga suya en Guanajuato y saldría el fin de semana, claro que me invito, pero me excuse diciendo que tenia mucho que estudiar (lo cual era una mentira a medias ya que si tenía que estudiar, pero no tanto, ni para un examen), pues bien llego el viernes y ayude a mi tía a empacar y subir las cosas a su carro, la acompañaría su novio al cual conocí hasta poco después de Veracruz, me dejaron teléfono de donde estarían hospedados y nos despedimos, ya por dentro me carcomían las ganas de que se fueran, pero tuve la precaución de esperar un par de horas, hasta que finalmente subí a su cuarto, me sentí excitado y desesperado, llevaba mucho tiempo planeado esto y ahora no sabía que hacer primero, así que me senté en la cama y pensé que sería lo primero, pues bien fui al cajón de la ropa interior y ahí encontré un llavero con un par de llaves, que por el momento no relacione con nada más, saque medias y un liguero negros, un sosten, y una tanguita negra satinada, y procedí inmediatamente a desnudarme y ponerme la ropa lo mas rápido que pude, aunque luego reaccione que no había prisa alguna, me puse mis tenis para no romper las medias en la alfombra y me vi en el espejo, me excite bastante y me di cuenta de que los tenis no le iban muy bien al atuendo, así que fui al estante de las zapatillas y busque unas altas rojas, me parecieron demasiado altas y me dio curiosidad ver cuanto media el tacón así que fui a buscar una regla, me sentí muy raro al salir así de la habitación pero estaba completamente solo así que no le di importancia, regrese, medí los tacones: 16cm, me los puse, sentándome primero en la cama y luego parándome, casi me caigo hacia delante, pues nunca había usado tacones, y sentí como me dolían los pies horriblemente, así que me quite las zapatillas y decidí que sería lo ultimo en ponerme, bueno pues ahora al closet a buscar un vestido adecuado, encontré un ajustado vestido que me encanto pero al ponérmelo me di cuenta de que me faltaba mucho para poder llenar el hueco que mi tía si llenaba, tome prendas del canasto de la ropa sucia y comencé a rellenar el sostén, hasta que adquirió una forma considerable, me vi de nuevo al espejo y me veía bastante bien, tanto que se me paro, me puse las zapatillas de nuevo y camine hacia el espejo, pero al caminar una de ellas se me salio y me caí, fui de nuevo al estante de las zapatillas para cambiarlas, esta vez por unas rojas no tan altas pero que tenían pulsera para ajustarla al tobillo, me las ajuste y ahora si podía caminar sin riesgo de que me salieran pero aun me costaba conservar el equilibrio, me mire en el espejo y me agrado mucho la imagen pero aun faltaba para verme realmente sexy, como yo quería, fui entonces a su tocador y comencé a sacar su maquillaje y algunos collares, pulseras y aretes, tuve suerte pues tenia un par de aretes de broche, así que me los puse, se me veían bien, dorados y largos con una piedra azul, un collar de imitación de perlas, unas pulseras doradas, bueno ahora venía lo difícil pues no sabia como usar el maquillaje, viendo en las revistas que tenia por ahí, intente maquillarme como mejor pude y para ser el primer intento puedo decir que no quede completamente como payaso, aunque si me quedo demasiado cargado el maquillaje, sobre todo de los labios que se veían de un rojo intenso, conforme iba viendo estos detalles pensé para mi mismo (o misma que en ese momento ya empezaba a querer pensar como una chica), que debía ir recordando estos detalles y conseguir mi propio maquillaje para practicar, me vi de nuevo al espejo y pues la verdad me suya viendo igual, solo que ahora totalmente pintarrajeada, y es que con el pelo corto que tengo pues no daba la impresión de feminidad que buscaba, me senté en la cama y estaba pensando en traer algunos videos para verlos en la tele de mi tía así vestida, cuando de nuevo me llamo la atención su closet con la puerta cerrada con llave y entonces recordé la llave del cajón de la ropa interior, me apresure a buscarla y fui tan rápido como pude, pues con los tacones, no podía muy rápido, probé la primera llave y no se abrió, la segunda tampoco, la ultima tenia que ser y tampoco, pensé desanimada que la llave no estaba allí, pero pensé en probar otra vez y esta vez la segunda llave abrió, tal vez de la desesperación la primera vez no había dado vuelta bien pero ahora abrió correctamente, abrí la puerta del closet y me sorprendí ante el contenido, estaba dividido en tres estantes, en el de arriba muchas películas que por los títulos comprendí de inmediato que eran porno, en el segundo estante varias pelucas con su base, mas maquillaje de colores aun mas encendidos que su tocador, diferentes cremas y tubos de crema, en el ultimo una serie de objetos que si me los hubieran mostrado cuando recién llegue a la ciudad no habría sabido bien que eran pero ahora gracias al Internet, sabia los nombres correctos: vibrador, consolador, Buttplug, castigador, ball gag, juegos de esposas, cuerda, una fusta, y varios objetos mas, así como otras zapatillas igual de altas que las primeras pero en color negro y estas si tenían pulsera para el tobillo, pensé que las probaría luego, y en cuanto a los consoladores pues los empecé a revisar y acariciar, aunque de momento mi mayor atención se centro en las pelucas, por lo que tome una de color rubio larga y me la puse, me llegaba a media espalda y de inmediato fui al espejo, el cambio fue total, ahora si me veía completamente femenina, pero muy delgada, recordé algo mas que había visto en la puerta del closet, así que fui por el corset que ahí había visto, en las fotos de Internet siempre había visto como se los colocaban a otra persona, nunca que una persona se lo pusiera ella misma, así que nos sabia como empezar, me lo puse de forma que pudiera ajustar las cuerdas por delante, comencé a ajustarlo hasta que lo sentí muy apretado, había visto que debe estar muy apretado por lo cual lo ajuste un poco mas y anude las cuerdas, ahora me costaba un poco respirar y al caminar tenia que hacerlo muy derecha, pero valió la pena ya que al llegar al espejo vi que se me había gormado una pronunciada curvatura en la cintura, aunque note que seria mejor para la próxima ponerme el corset por debajo de la ropa, bueno, pues ya estaba convertida en toda una chica sexy y en ese momento no se me ocurrió mas que ir al baño a masturbarme, lo cual hice y me vine como nunca, luego regresé y me senté a ver un par de videos en el cuarto, imaginándome en todas las situaciones a que eran sometidas las mujeres de las imágenes, pensar que era yo a quien penetraban, quien gemía, así me vine nuevamente de solo pensarlo, lo decidí muy rápido, fui al closet decidida a sacar un consolador y sentir por vez primera algo abriéndose camino en mi ano, y con esa idea iba, tome uno enorme y uno pequeño que había visto para empezar, y algo de crema para lubricar, no se porque se me ocurrió cerrar el closet con llave de nuevo pero lo hice, y ya estaba pensando como iba a empezar, cuando de pronto escuche que en el frente se estaciono un auto, asustada, comencé a ponerme muy nerviosa y oí que se pararon frente a la casa, me asome rápidamente por la cortina de la ventana y vi. el auto de mi tía estacionado enfrente, casi se me sale el corazón por la boca, desesperada, comencé a acomodar las cosas en los cajones donde habían estado, y logre acomodar todo a tiempo cuando escuche que abrían la puerta, horrorizada me di cuenta que no me había quitado ni la ropa ni nada de lo que traía puesto, y los consoladores aun sobre la cama, la tele con el video puesto, así que me apresure a quitar el video y guardarlo, apagar la tele, tomar los consoladores y lo crema, y me apresure a entrar a mi cuarto y cerrar la puerta, me escondí en mi closet, justo al momento que escuche que me llamaba mi tía, no respondí, insistió otra vez, luego subió, toco a mi cuarto y al ver la puerta cerrada dijo a alguien que estaba abajo –al parecer salio, no me dijo que fuera a ir a ninguna fiesta, pero parece que cuando el gato no esta…- una voz de abajo que reconocí como su novio dijo –así es la juventud de hoy, no te preocupes, seguramente no llegara hoy, debemos apurarnos y regresar de nuevo, solo a ti se te ocurren estas cosas-, así que oí que subía y contuve la respiración, oí que entraban al cuarto de mi tía y sentí pánico, pero lo que siguió a continuación creo que tendré que relatarlo luego, porque no creo tener fuerzas para continuar por el momento, y mientras sigo aquí esperando en silencio en mi cuarto, que no se den cuenta que estoy aquí, creo que me moriría de vergüenza… (Fin de la primera parte) Espero les halla gustado esta primera parte del relato y si tienen algún comentario pues espero me lo puedan hacer llegar a rociosumisa@hotmail.com


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.