criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Fantasia GeneralEl turista japones

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 07 de Junio del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 3,828 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 44 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Fantasia General
  Titulo:

Estoy seguro que ese japonés poco elocuente no sabe que esta pisando la tumba de un rey.

Tira fotos  diminutas enfocando el cielo donde se ven las cúpulas de la catedral de Barcelona e ignora que el misterio, la verdadera historia, esta bajo sus pies.

El japonés ama las catedrales occidentales, la idea de un solo Dios.

Sobre la explanada principal quedan solo el turista japonés y dos o tres mujeres viejas. El sol da de plano sobre la fachada y me asombra ver a una anciana con la rapidez que se atrinchera detrás de una Nikon para retratar al japonés, ahora, raramente serio.

La vieja le dice algo que el no entiende y le coge la mano y se pierden por el callejón lateral que da al patio de las ocas.

Ahora imagino que estarán traspasando la capilla lateral anexa y  agregada torpemente al edificio central. La mujer le cogerá la mano como lo ha hecho durante mas de dos siglos y le conducirá, recorrido el patio, a una puerta pequeña y ridícula.

Es aquí donde el japonés se asombrará por primera vez.

El pasillo interminable que comienza a recorrer con la mujer huele a moho, a ropa sucia, tal vez al orín de los gatos que habitan en todas las catedrales (el turista japonés recordó la Catedral de Colonia: olía igual)

Trató de explicarle a la mujer algo pero ella continuó su marcha, despiadada. Bajaron primero un par de escalones, luego un recodo con muchos mas, y al final un descanso grande para volver a bajar.

Cuando la vieja abrió la puerta, un chorro de luz atravesó la estancia. Al turista japonés no le asombró por donde se colaba ese rayo porque en ese momento descubrió una tumba suspendida del techo, como si algún arquitecto hubiese decretado mirar el mundo desde el ángulo inverso.

La mujer pisó fuerte el suelo varias veces, tal vez indicándole algo y mirando la tumba, suspendida y pegada al techo.

El turista japonés no entendió pero atinó a sacar su cámara Nikon justo cuando la tumba se desplomaba y dejaba al descubierto la explanada de la Catedral en el metro exacto donde la mujer le cogió por primera vez la mano.

En el hoyo y junto a mi se habían congregado un sinfín de curiosos que miraban hacia abajo bastante divertidos.

La tumba al caer se abrió en solo dos trozos de mármol. Del interior tanto la vieja como el turista japonés solo vieron que salía un gato que fue imposible fotografiar.

De la explanada corrí hasta alcanzar la capilla anexa, crucé el patio de las ocas pero no atiné con la puerta. Después de varias horas de esperar que salieran el turista japonés y la vieja solo olí a pis y creo que a ropa sucia.

 


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.