criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > Fantasías EroticasEl sonido del placer

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 27 de Mayo del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 6,595 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 42 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Fantasías Eroticas
  Titulo:

Que silencio…me encuentro sola…, en la cafetería…, como siempre.... Y como siempre, lo tengo todo listo para tu llegada... Te espero... y la espera me inquieta... Mi corazón parece estallar... ¿Cómo hemos llegado a esta situación? No entiendo nada... tu tienes tu vida y... yo la mía. Más los dos llevamos una vida juntas... aunque se podría llamar mejor una aventura... Me gustas, me encantas... y sólo porque sé de ti la mejor parte de tu persona... La que sólo puedo ver... No hay tiempo para conocer más, ni momento, ni lugar... así que, cómo cada noche, aquí te espero... para seguir con esto que no lleva a ningún lado pero que no puedo evitar ó quizá no quiera evitarlo... que más da... Me voy a la cabina de la música..., me pongo los cascos y escucho canciones que han sido espectadoras de cada rato que hemos pasado juntos... y cierro los ojos y parezco sentirte... y te siento... Y una mano se deja caer sobre mi cuello...y te siento... vaya si te siento.... su suavidad, tu olor...y provocas que, ese músculo acorazonado que yace en mi pecho, bombeé mi sangre con más fuerza... Me quitas lo cascos y me susurras al oído…“Ya he cerrado...” Hago el amago de darme la vuelta para verte pero te aprietas contra mí y me dices “quédate así...” “No te muevas...” Y la dulzura de tus labios ya asciende lentamente por el camino que se recorre del hombro hasta la mejilla... Y mi piel no es impasible a tal sensación... y cada poro es excitado de sobremanera... El placer hace eco en el lugar dónde nos encontramos... hace eco y se convierte en el protagonista de la noche... Tu placer, mi placer... Mis pechos, ya erizados, buscan la calidez de tus manos... agarro una de ellas y la poso sobre uno de mis pechos aún cubiertos por mi camisa roja... Y tu reacción es la que deseaba... me desprovistas de mi camisa y mi sostén...y yo agrado el gesto con un quejido de delicia “¡uummm!” Y la entera desnudez de mis senos queda reflejada en el cristal que tenemos enfrente... Ahí es dónde nuestras miradas se cruzan... y tus ojos se desvían para contemplar la imagen que se origina de mi cuerpo... Esbozo una sonrisa… pero no es de pudor… Tú sabes que no, contigo el pudor no existe… contigo todo es tranquilidad, relajación… contigo no hay vergüenzas ni miedos, no hay lugar para las inseguridades… hay una profunda conexión que, aún, no logro entender… pero existe…conexión que me hace sentir bien, conexión que te hace sentir bien… lo veo en tus ojos, en tu sonrisa, en tu piel…hasta en tus silencios… Y si me hace sentir bien… ¿para qué parar? Y si no lo entiendo… ¿qué más da? Nada más importa que este preciso instante y lo que nos mueve, a cada uno, a que se produzca… Y deslizas la periferia de tus dedos por el final de mi espalda, subes uno de ellos por la columna vertebral y lo bajas hasta llegar al hueco donde se separan mis nalgas… Y subes y bajas y me quedo envuelta por la ternura que muestras al hacerlo… Agarras mis caderas fuertemente con tus manos, una de ellas se desvía hacia mi sexo comprobando la humedad del mismo a través del pantalón… todo ello sin dejar de mirarnos a los ojos, a través del cristal… Y yo también compruebo la dureza de tu sexo… y su humedad… “Quiero sentirte dentro de mí, así…, ya…” -le digo- “Y yo quiero estar dentro de ti, así… ya… Todo el día he estado deseando que llegara este momento para estar dentro de ti….”- me responde- Me baja el pantalón, me ladea el tanga y hunde sus dedos en mi sexo…una y otra vez… Esta preparado para lo que está a punto de acontecer… Y… ya… despojados de nuestras ropas y, en la misma circunstancia, colmado queda el interior de mi sexo de todo el endurecimiento de su miembro. Ese primer contacto hace que arda hasta mi alma… y, es que es su sexo el que la hace arder… Esa unión de ambas partes se convierte en fuego, volcán… y de la frotación de esa unión se desprende el único sonido del lugar que es acompañado del coro de nuestros gemidos… Un coro que tiene una única letra a seguir, la letra de la exaltación, de la fogosidad… Y su mano toca la tecla del “instrumento” que hace que una mujer llegue al éxtasis del placer, al clímax… Mi reacción es agarrar sus manos contra mis pechos y decidle: “Más rápido, más fuerte…” Sus movimientos se aceleran por segundos…giro mi cabeza pues mi lengua busca con vehemencia su lengua… y la encuentra… y se enredan para formar parte de esta pasión… Me inclina… se inclina…su pecho…mi espalda…sudor…calor… Sus manos buscan mis hombros que le dejan paso a través de mis axilas y, aferrándose con fervor a ellos, sus movimientos comienzan a ser bruscos, y su boca examina mi cuello…, y sus dientes muerden mi piel…, y sus uñas se clavan para hacerme temblar de goce… No puedo contener tal excitación y como animal en celo doy media vuelta y lo empujo contra la pared… Y mis labios se hunden en su cuello y mi lengua lo recorre hasta llegar al lóbulo de su oreja…dónde me detengo un momento para dedicarle el sonido de mi respiración… y bajo hasta su hombro con el contorno de mi lengua para que se deleite con el sabor que de él se desprende, sabor a hombre ya convertido en animal… Y la razón, pues, ya no existe… Se sienta sobre nuestras ropas despojadas en el suelo… Ya estoy encima de él, cara a cara, pecho con pecho, piel con piel… Me siento llena, repleta de él… y, abrazados y con ayuda de sus manos, comenzamos a movernos de nuevo… mientras nos besamos, mientras nos miramos, mientras sudamos, mientras…. “aaahhh,uuummm” Retumba el sonido de mi placer en todo el local… “Quieto, no te muevas…”-le digo para degustarlo más- En mis ojos se adivina la satisfacción que ha recorrido todo mi cuerpo… Y me muevo un poco más…, y la satisfacción se alarga… Y, él, con su mirada pícara me dice… “Me encanta que disfrutes… y verlo en tus ojos…y sentirlo en tu piel… en tu interior…” Pero esto no puede acabar… no sin antes bañar su sexo en la saliva de mi boca… y lo sumerjo hasta tocar fondo… y lo empapo con mi lengua, de arriba hacia abajo… sintiendo toda su dureza… Y sus suspiros, sus quejidos… son la inspiración que hace que mis movimientos sean cada vez más rápidos y, mi mano, ya no es capaz de controlar la furia de su miembro que estalla entre mis dedos… Y yo no puedo evitar una sonrisa de satisfacción… al ver el placer que se refleja en su cara… Me limpio en mi cuerpo, me atrae hacia él y con mi cara entre sus manos, me mira… parece querer decirme algo pero…calla y me besa…, y me abraza… Y el silencio hace eco… silencio que despertará otro día con el sonido del placer…


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.