criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  criticas > LiteraturaEl poder de la incultura

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 26 de Enero del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 1,671 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 9 votos.

Los visitantes han dejado escritos 1 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: criticas > Literatura
  Titulo:

Cada día nos es posible ver en los estantes de las librerías mayor número de libros, y sin embargo los informativos nos dicen que España posee el más bajo nivel de lectura de Europa. Debe ser porque últimamente proliferan libros como el de Adela Cortina, intentos por mantener asegurado un sueldo y por tanto un determinado tren de vida escribiendo en la misma línea, por supuesto, un libro cada uno o dos años que ha de recoger las cavilaciones hechas mientras se hallaba sentada en su cátedra antes de terminar su agotadora jornada y llegar a casa para relajarse viendo anuncios tras el duro trabajo llevado a cabo. Parece ser que los títulos que realmente valen la pena han quedado relegados al pasado y a media decena de autores actuales (entre quienes ni por asomo figura la señora Cortina), aquellos que realmente poseen ideas atractivas y de vez en cuando novedosas que plasmar en unas bien utilizadas trescientas páginas y pico. Es interesante observar cómo cada día abundan más los que creen que escribiendo medio millar de páginas van a salvar el mundo. Nos dicen que la televisión perjudica a los niños, que la violencia debe ser eliminada de los medios y que consumir está mal. Estos catedráticos que han cursado, ni tan sólo lo pongo en duda, sus estudios universitarios, han sacado adelante sus doctorados y han podido pagar un par de masteres con títulos tan sugerentes como “Volver gilipollas a la gente en tres ediciones” o “Escribir un libro al año y rascarse los cojones el resto”, deberían saber que el hábito de lectura es tan bajo que nadie en su sano juicio va a llegar como si nada y leer su libro, por tanto su aplicación ha de ser escasa y de escasa repercusión (llámesele ayuda) en la sociedad. Lo que Adela Cortina nos presenta es un ladrillo de más de trescientas páginas en el cual, intentando sostener “su” teoría en personas más influyentes que ella, nos conmina a que controlemos un consumo masivo que nos esclaviza (se carga la idea de la libertad humana), llevando las cosas demasiado lejos, haciéndonos creer que ella misma se ha tragado su propia mierda. Tan reputada persona debería conocer mejor a la gente y no pensar que la sociedad del consumo surge por la necesidad de consumir, sino que surge para que surja la necesidad de consumir. Hay, dice, que educar a consumir, en lugar de decir claramente que hay que empujar a la sociedad a la colectivización. Pero queda bien porque lo hace por escrito y con verborrea técnica sobremanera. Debería alguien enseñarle que un libro no es una guzpatarra, sino algo que debe servir para cualquier cosa que no sea ponerse enfermo leyendo tantos tópicos de carácter paternalista ni tanta gilipollez repetida hasta vomitar. No podemos negar que las ideas que Adela Cortina defiende sean verdaderas, falsas, o una completa estupidez, alguna de las tres serán. Cierto es que las personas, los que vivimos en lo que erróneamente llamamos sociedad desarrollada no estamos exentos de cierto bombardeo por parte de las compañías que quieren vendernos a sus propias madres. Pero eso no es lo que la autora de “Por una ética del consumo” critica. Lo que critica es que nosotros, infelices, compremos esos productos tras un concienzudo lavado cerebral propio de cualquier secta destructiva que se precie. Está claro que el consumo masivo, el gastar por gastar, no puede ser bueno (no puede ser bueno para quién, me pregunto), nos vuelve gregarios y primitivos, pero esto no es nada nuevo. Me reafirmo en que sigue la línea de muchos de escribir un libro, sea de lo que sea dentro de su “especialidad”, para asegurarse un dinerillo extra. Si realmente quería criticar la sociedad del consumo debería haber investigado algún nuevo factor o haber atacado a los hijos de puta que explotan niños en sus factorías. Visto lo visto, no es de extrañar que en España se lea menos que en el resto de la UE. Pero no le echen la culpa a la adolescencia, ni al botellón, ni a nada que tan idiotas, dicen algunos, nos hace y que tanto dinero hace ganar a otras personas con menos escrúpulos. Hay que echar la culpa a aquellos / as que nos sermonean intentando dar ejemplo y no lo dan porque no quieren. La culpa es de los pisaverdes que se creen la basura que ellos mismos escriben. La culpa es, también, de Adela Cortina.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.