criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > Narrativa LibreEl interruptor

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 29 de Enero del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 2,128 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 17 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Narrativa Libre
  Titulo:

Había vivido más rápido que los demás, había descubierto los cinco mundos, leído, viajado, escuchado, hablado, reflexionado. Su afán por experimentar y su hiperactividad mental lo habían llevado a sondear todas las combinaciones de senderos que en cada instante se abrían ante sus pies. Era tal la cantidad de estímulos por unidad de tiempo que llegaban a sus sentidos, que al principio pensaba que eran simplemente ruido, luego algunos en combinación con su conocimiento adquiría sentido sin explicación, y al final de todo en un proceso metamórfico era capaz de interpretar todo. Había sido un proceso largo y templado que le había provocado alguna que otra depresión, con cambios bruscos de personalidad, y alguna que otra combinación medicinal, pero al final de todo, a la salida del túnel, era capaz de entender todo lo que le rodeaba y analizarlo con exacta precisión. Después de la transformación era como si su cerebro se hubiese dotado de la velocidad de procesamiento de un computador moderno, y en ocasiones las experiencias del mundo real parecía que pasaban a cámara lenta con la temporalidad que le permitía analizar, sondear, simular combinaciones posibles de desencadenantes y anticiparse al resultado; a veces rozaba la presciencia. Durante largos períodos de su vida permanecía desconectado de lo real, operando sus propios datos, sacando sus propias conclusiones, y acumulándolas a su base de conocimiento, hasta que de pronto lo vio, estaba allí. Encontró la verdad atómica que se encuentra modelando nuestra realidad. Al principio pensó que su deducción se basaba en algún fallo de cálculo intermedio, así que repitió el proceso, y luego lo abordó desde otro ángulo, y otro, y otro, como un núcleo tridimensional al que condujesen todos los razonamientos. Hasta que al final concluyó que lo había descubierto. Era el fundamento primo, y la realidad última, todo emanaba de allí, y empezó a entenderlo todo desde ese punto atómico. Al principio le pareció increíble, pero era increíble ¿a quién podría contárselo que lo entendiese? Lo encerrarían, lo aislarían. Pero tampoco podría callarlo, a partir de ese momento todo cambiaba, la realidad tomaba nuevas y múltiples perspectivas. El destino, la vida, la muerte, la muerte de los vivos, la vida de los muertos.... todo empezó a girar alrededor suya como un remolino insaciable que lo aislaba de su entorno y lo sumía en su centrípeta existencia. Se hundía, y de repente vio algo que no había descubierto hasta el momento. Estaba allí desde siempre, era pequeño y ni siquiera se había parado a pensar en su existencia. Se agarró a sus posibilidades como a un clavo ardiendo en la infinita caída libre que le esperaba. Era un interruptor cuyo funcionamiento mecánico era sencillo: sólo había que pulsar. Se acercó extendió el dedo, se lo pensó, se alejó, reflexionó. Sabía que era fácil accionarlo, pero solo tenía un problema, cuando lo hiciese no tendría vuelta atrás. Sabía que en ese mismo momento el interruptor desaparecería en sus sendas cerebrales, y sería muy difícil encontrarlo de nuevo para revertir el proceso. Sabía que una vez pulsado, la policromía mental se derramaría en combinación laberíntica dando lugar a un mundo caótico, aislado, distante, alucinógeno del que sería imposible regresar. Pero si no pulsaba el interruptor, ¿qué le quedaba?. En este mundo era conocedor de la realidad dogmática que era aterradora, y le perseguiría sin descanso. Así que no lo volvió a evaluar. Se acercó firmemente. Estiró la mano y pulsó el interruptor... de la LOCURA.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.