criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > VoyerismoEl huequito en las tablas

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 13 de Noviembre del 2006

Desde entonces este relato ha sido leido 5,887 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 32 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Voyerismo
  Titulo:

Todo empezó cuando yo tenía 16 años y me estaba empezando a interesar por los asuntos del sexo. Una tarde cuando venia del cole encontré al vecino tendido cuan largo era frente a la puerta de su apartamento y me asusté muchísimo porque pensé que estaba muerto. Cuando lo observé bien me di cuenta que de muerto no tenía nada porque tenía la bragueta abierta y se daba cachetadas en una especie de palo mayor del Titanic que asomaba. Me quedé muerta de exitación al ver aquello porque el muy degenerado se mantenia bien a pesar de su vida desordenada. Era un mulato cubano musculoso y simpatico cuando estaba sobrio y grocero e impertinente cuando bebía. Su hija y yo eramos coleguitas y a veces yo iba a su piso a hacer los deberes. Desde aquel día la idea mirarle la polla no se me quitaba de la cabeza. A la semana próxima le dije a mi madre que el sábado me quedaria en casa de mi tia Inma porque me iba de juerga con mis primas y ella me dió el sermón de siempre y cualquier cosa que la llamara. En vez de ir a casa de mi tía me fuí a casa del vecino con tan buena suerte que mi compi estaba sola. Charlamos un rato y yo no podia ni concentrarme por los planes que tenía en la cabeza. Arovechando algo en la TV que ella estaba mirando le dije desde el salon que me iba, que yo cerraba la puerta, que no se molestara. Abrí, dije adeux y volví a cerrar quedandome dentro. Entonces me fuí a la habitación de sus padres y me metí en el armario muriendome de exitación y miedo. Yo creo que me quede hasta dormida del rato que pasó hasta que ellos llegaron. El corazón parecia un caballo a la carrera. Por la forma de hablar me di cuenta que había bebido y yo creo que la mujer tambien. La rendija que hice para mirar por la puerta del armario era pequeñísima pero me di cuenta que el ángulo era exelente y se observaba todo. La cama quedaba justo al lado de donde yo estaba. Habian dejado prendida la luz de la lámpara de noche y el violeta que se reflejaba en la campana era tenue y misterioso. Cuando empece a observar ella se la chupaba. Era imponente aquel pedazo de polla. Por momentos ella la abrazaba con las dos manos y el glande quedaba al descubierto. La temperatura iba en aumento, incluyendome a mi que enseguida empece a manipularme. De pronto el intentó penetrarla pero ella lo empujo diciendo algo que yo no entendía: la toalla"... decía ella. El se paró de la cama con aquella lanza de Don Quijote por delante y justo se encamino hacia donde yo estaba. Casi me da un infarto, pero logre deslizarme hacia un costado, de forma que el tomó una toalla de uno de los cajones y de mi presencia no se dio por enterado. Me quede un minuto sin resuello, pero enseguida me recuperé y volví a mi puesto. Increible que la toalla era para hacer un lazo y que sirviera de tope al penetrarla. Solamente lograba introducirle un tercio o algo asi y ella enseguida hacia un gesto de que le molestaba. Yo me estaba arrancando el critoris de lo fuerte que me frotaba. Estaba gozando muy fuerte. De pronto los meneos aceleraron mas y más. El parecia poseso por el demonio y ella tenía un gesto en la cara mezcla de sufrimiento y placer. De repente ella en un arranque, le deshizo el lazo y quito la toalla hasta que aquello se le metió hasta las entrañas, mientras los ojos se le querían salir y los gemidos se escuchaban en la otra calle. Yo estaba muy mojada y tuve un orgasmo con contraciones que me duraron mucho rato. Cuando se acabo la fiesta apagaron la luz y se durmieron. Yo salí con mucho cuidado y me fui a casa de mi tia Inma... por suerte mi madre no la había llamado.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.