criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Terror GeneralEl auténtico Dios

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Diciembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,356 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 19 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Terror General
  Titulo:

El mundo contuvo el aliento. El mundo mantenía toda su atención dirigida a lo que se antojaba como un crater gigantesco, humeante y pestilente. El mundo cebaba sus hambrientas ansias de conocimiento mediante noticias y prensas sensacionalistas.Todas ellas encaminadas a provocar la atraccion del mayor índice de audiencia posible. Todas las cadenas de television se agolpaban con sus laberintos de cables y videocámaras alrededor del titanico agujero. Miles de personas agolpadas entre murmullos y flashes fotograficos,hacían que el acercamiento al lugar por parte de la pareja policial (formada por Arthur y Agatha) fuera imposible. Las fuerzas antidisturbios fueron abriendo el camino entre aquella marabunda humana para permitir el paso de las autoridades. Agatha rompió el silencio que reinaba entre los policias alli reunidos: -Esto no puedo seguir asi. Llevamos tres dias de pleno caos y circo televisivo. Desde que aquel minusculo orificio le diera por adquirir en menos de una hora, este tamaño tan monstruoso, el mundo entero no habla de otra cosa. Arthur suspiró diciendo: - Al menos tenemos la suerte de que este fenómeno haya tenido lugar en las afueras de la ciudad. Siempre es preferible perder hectáreas de bosque, antes que perder vidas humanas. -El caso es que no tardaremos en recibir turistas y montar un parque de atracciones alrededor de este oscuro ojo del demonio. Probablemente lo llamarían "El abismo de la diversion" o algo parecido. La tensión se quebró un poco cuando todos rieron ante el humor frío que caracterizaba la genuina e ironica Agatha. Volvieron a oír por segunda vez en ese mismo dia, aquel sonido hueco emerger de las profundidades. Un sonido mas parecido a un eructo gigante que a cualquier otra cosa. Un sonido que solía salir a escena dos o tres veces al día. Provocando con ello el griterío y el asombro de los espectadores alli congregados. -Y para colmo esto-. Dijo Arthur a sus compañeros. Que mantenían sus narices tapadas ante el hedor que proseguía al gutural sonido. Al cabo de varias semanas, los sonidos y pestilencias se volvieron continuos e insoportables. Y todo ello provocó que en la ciudad fuera imposible llevar un ritmo de vida decente. Ya que durante la noche, ni los mas duros de oído lograban conciliar el sueño. Y durante el día, las conversaciones en las calles,bares e incluso en el hogar, se llevaban a cabo mediante gritos. La ciudad quedó desierta. Acompañada tan solo de aquel sonido burlón procedente del abismo. El mundo volvio a contener el aliento. El mundo comtempló como aquel agujero se extendió como una marea negra que engullía todo a su paso. Incluyendo la ciudad. Cada uno de los edificios fueron precipitandose uno tras otro por aquel abismo viviente. Acto seguido fue el bosque quien ahogó su existencia en aquella marea negra. Con el transcurrir de los días, las cámaras de los helicópteros que sobrevolaban aquella negrura, captaron el inmenso tamaño del abismo. Sus dimensiones bien podrían compararse al de un continente entero. Los medios de comunicación aéreos no conseguían recorrer ni un tercio de su distancia real. Por lo que acababan dando la vuelta e indicando a sus televidentes que en el programa del día siguiente, continuarían desde el punto al que habían llegado en aquella jornada. Con el paso del tiempo, la gente supo que el tamaño total de aquel agujero era casi el doble que el del continente Africano. Dicho sea de paso, dos cuartas partes de éste, fueron engullidas por el abismo. Junto con un tercio de Europa. Fueron nueve años de adaptación y costumbrismo. Los habitantes del mundo aprendieron a convivir con la bautizada años atras como "La isla de la nada". Fueron nueve años de investigaciones fatuas e inútiles. Los Geólogos apoyaban la teoría de un desplazamiento bestial de las placas tectónicas de la tierra. Pero con el tiempo, aquel misterioso fenómeno quedó relegado como quedaron en su época "El triangulo de las Bemudas" o las Piramides de Egipto. El mundo quedó mudo. El mundo sintió el verdadero terror. El mundo fue presa le pánico y huyó en desvandadas hacia ninguna parte. Tan solo huían. Huían ante la horrible visión que contemplaron a traves de la televisión. Imaginaos durante un instante algo gigantesco. Pero gigantesco de verdad. ¿Lo teneis en la mente? Ahora imaginaos unos dedos negros de 534 metros cada uno, emerger de las profundidades de la tierra. Unos dedos del tamaño de torres. ¿Lo tenéis en la mente? Pues imaginaos como debe de ser el tamaño de la palma de la mano que sostenía aquellos deformados apéndices. Una mano oscura y ensangrentada que lograba eclipsar casi todo el cielo. Todo aquel que alzara la vista desde cualquier lugar del mundo, contemplaría la majestuosidad de un brazo oscuro y divino eclipsar la mitad de nuestro querido techo azul. Todo aquel que alzara al vista desde cualquier lugar del mundo, comtemplaría la majestuosidad de una cara. Una cara de ojos purpuras carente de pupilas y labios carmesíes. Un rostro negro como el cielo nocturno. Un cielo que ahora no existía. Imagináos que alzáis la vista para contemplar las nubes y en su lugar sólo veis una cara observándoos. Una cara arrugada y sanguinolenta que sumerge al mundo en sombras. Ahora imaginaos que el gigantesco rostro se desplaza para enseñarnos sus fauces. Unas fauces de un tamaño planetario. Unas fauces que convierten el paisaje en un cielo rojo surcado de dientes. Unos dientes de los cuales comienzan a gotear la saliva del hambre. Solo que para nosotros no es saliva. Si no una tormenta formada por lluvias torrenciales y de un grosor capaz de tumbar a cualquier persona que recibiera una sola gota. Imaginaos que el abismo se acerca. Y los dientes crecen. Y el aire atmosférico ahora es el aliento de aquella entidad. El mundo gritó al unísono. El mundo rezó para que todo fuera un sueño. Un simple fenómeno atmosférico. El mundo murió.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.