criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Suicidio Concertado
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Fantasia GeneralEl Cazador de Dioses 2ª Parte

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 10 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 1,868 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 20 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Fantasia General
  Titulo:

2. Temeroso de que esté cerca, sale cautelosamente en medio de la nada y aunque no está seguro camina por un prado desértico durante toda la noche hasta que en el horizonte contempla en amanecer y lo hace desde una nueva perspectiva; antes indiferente ahora agradece el nuevo día. Han pasado 5 años desde aquel trágico día de diciembre y la pesadilla regresa a cada momento de su vida, ese instante lleno de sol y vida junto a todos los habitantes de Asgard hablando sobre rumores de que un humano había llegado al inframundo acabando con los viejos guardianes, como se menospreciaron las noticias; como mandaron a los semidioses sin sospechar las consecuencias. Durante semanas se escuchaban los gritos desgarradores, lamentos y sonidos que erizaban la piel. Al día siguiente era común que no mas de una docena regresara con vida y muy pocos sobrevivían más de una semana, la carnicería fue lenta; nadie creía los relatos que unos cuantos contaban a la audiencia presente es así que mandaron a las huestes humanas, tan extensas que es imposible calcular su número exacto. Todos listos para matar, preparados gracias a miles de batallas libradas en aquel lugar, entrenando para el Ragnarok profetizado; ese mismo día la legión entera se preparó para el combate que marcaría un nuevo hito en la historia. Ninguno de ellos sabía porque se enviaba a tantos a pelear pero alistaron armas y escudos, cascos brillantes y ceñidos con sus mejores pieles y partieron hacia el campo de batalla; aquellos que sucedió fue contado por aquellos orecidos a Odín como guías en el camino de la sabiduría entonando con triste voz: “Miles de voces han narrado historias fantásticas, increíbles hazañas y tragedias abominables; hoy se narra el capítulo más negro, no solo de la humanidad, sino de aquí donde los dioses moran más allá del firmamento. En el alba, un número infinito cruzaba por cada nivel hacia las verdes planicies de la Tierra mortal, a medida que avanzaban muchos gigantes y ogros, y muchas criaturas se unían al batallón; el sol brillante en lo más alto del cielo fue mudo testigo, las nubes huían del lugar presagiando la hecatombe, el lugar era propicio no había rastro de vida en millas a la redonda, cada animal sintiendo el peligro se alejó hacia lugares más seguros. Cientos y cientos luchaban con todas sus fuerzas pero todo era en vano; ningún guerrero había luchado con tanto ímpetu. Sus ojos brillaban con maldad, sus fuerzas se renovaban con la sangre derramada a sus pies, no llevaba protección alguna, tan seguro se encontraba de su victoria y no daba tregua; de donde salió semejante monstruo nos es desconocido pero de estirpe humana es su procedencia. A unos degolló a otros partió por la mitad lo más extraño es que no se les volvía a ver en el salón sagrado, los que atacaban no sabían el destino de los recién caídos; los lamentos durante esos oscuros días se elevaron por encima de las nubes hasta llegar a oídos divinos que por primera vez sienten el miedo. Y él camina con una espada doble en cada mano de un material desconocido en el universo, capaz de partir en dos el aire mismo; una ferocidad sin límites y un odio como nunca antes se hubiese sentido antes. Una mirada que refleja el vacio, comprende algo que nosotros solo imaginamos, no conoce el bien y mucho menos el mal, solo desea un mundo regido por la soledad. Su estatura mediana cabello negro azabache, su rostro, lleno de yagas, cubriendo su cuerpo se haya piel y hueso de sus primeras víctimas: los débiles e inútiles griegos”. Ahora contaremos qué pasó con los hijos de Zeus, pues fue la primera señal de toda esta masacre, pues después de meses de lucha ningún enemigo quedó en pie para continuar su matanza rumbo a Asgard. “Los griegos sumidos en excesos, ebrios de soberbia, ninguno supo lo que aconteció hasta que fue muy tarde, sólo el dios del trueno logró huir ofreciendo a Atenea en sacrificio, lo último que se escuchó fueron maldiciones hacia él. A su lado se hallaban Hermes y algunos dioses menores rogando los protegiera, presas de un pánico sin comparación. Caminaron sin rumbo hasta que arribaron al lugar del loto, donde la tranquilidad y la paz reinaban, ahí encontraron al hijo de la luz, Buda, meditando; cuando intentaron acercarse con la intención de descansar del largo viaje oyeron su etérea voz pronunciar: - “¿Por qué vagan sin rumbo aquellos cuyo destino ha sido olvidado pues quienes lo conocían hoy yacen sin vida por obra de sus soberbias manos? Mucho ignoran acerca de la profecía final por eso huyen sin saber que es justo lo que no pasa. Aunque en el fondo saben que su final cercano esta. Han caído los dioses del desierto, los animales-dioses y su estirpe; también han caído los dioses del otro lado del mar. Ha caído la triada divina del lugar de la leche y miel con sus ejércitos celestiales, solo unos pocos han escapado a la tierra pero será cuestión de tiempo para que perezcan como todos nosotros...” Así la voz desapareció y pudieron contemplar el magnífico paisaje que se abría ante ellos: Pavorreales cantaban sin cesar, las garzas y gacelas eran de color marfil, elefantes y tigres avanzaban unos junto a los otros en medio de un pasto tan verde que parecía pintado por los más grandes artistas del pincel. El cielo con una mezcla de azul y un blanco iridiscente completaban tan maravilloso cuadro; por un instante olvidaron sus penas y venían a ellos recuerdos de los días de gloria hace muchos ayeres, cuando nacieron creados por la mano del gran rebelde aquel que por avaricia deseaba un lugar más alto derrotando a los dioses creadores. Cuan caro pagaría semejante acto pues en la memoria de ellos radicaba el destino de los traidores. La voz resonó nuevamente: - “¿Aún quieren saber porque se ha desatado esta guerra contra nosotros?” En ese instante todo se oscureció y se continuó escuchando: - “¿Quieren saber quién desató la ira, y porque somos asesinados? Pongan ahora mucha atención, descubrirán lo que debían saber y nunca les fue revelado...”


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.